Finalmente, el único texto ubicado en Poniente obra de George R.R. Martin que verá la luz este año será su relato Sons of the dragon, que aparece en la antología The book of swords. La obra ha sido recibido con frialdad y críticas bastantes flojas por parte de la comunidad. Mientras tanto, seguimos sin actualizaciones sobre Vientos de Invierno y el problema parece más profundo. ¿Qué te pasa, George?

marcusgohmarcusgoh-adancewithdragonsreview-1

A veces conviene echar la vista atrás para coger un poco de perspectiva. Danza de Dragones veía la luz en versión original el 11 de julio de 2011. Más de seis años han pasado, y cualquier seguidor de la obra de Martin a estas alturas firmaría que Vientos de Invierno apareciera en verano de 2018. El problema es que ahora estamos a oscuras.

Ya tenemos un artículo sobre qué sabemos de Vientos de Invierno en cuanto su contenido como novela. Lo que vamos a repasar ahora es el marco temporal sobre los plazos y las informaciones sobre la propia obra.

Es público y notorio que Vientos de Invierno nació ya con cerca de 200 páginas listas, escritas y editadas. Eran aquellos capítulos que no habían cabido en Danza de Dragones por ser este libro ya demasiado largo. La gran mayoría (diríamos quizás que todos, pero sería arriesgarse) de capítulos que conocemos de Vientos de Invierno corresponden a estas 200 páginas.

Por tanto, Martin arrancaba 2012 con 200 páginas de trabajo hecho. Y decimos 2012 y no 2011 porque Martin estuvo la segunda mitad de 2011, desde que terminó Danza, promocionando su novela y colaborando (guion del 2×09 Aguasnegras incluido) con Juego de Tronos. Martin tomó un absolutamente merecido descanso tras 6 años durísimos que le costó sacar Kong, como llamaba a la quinta entrega de la saga.

george-rr-martin-2011 con danza de dragones

Fue en 2014 cuando empezó el meme de “¿Cuándo sale Vientos de Invierno?”. Todo comenzó cuando en mayo de ese año su editora, Anne Groell, dijo que el libro saldría “razonablemente pronto”. El libro iba por el buen camino, viendo cómo Martin daba detalles bastante interesantes sobre el mismo.

Pero fue un poco antes, a finales de 2013 con La princesa y la reina, cuando empezaba también una tendencia que a muchos fans no complacía. Y es la aparición de textos sobre Poniente que no eran Canción de Hielo y Fuego. Servían para calmar algo nuestro ansia de una nueva novela, pero una vez leídos, volvíamos a lo mismo: no eran lo que en el fondo tanto deseábamos. Y El mundo de hielo y fuego es extraordinario (no podemos decir lo mismo de Sons of the dragon) pero no es – tampoco pretende serlo – Vientos de Invierno.

En 2013 tuvimos La princesa y la reina. En 2014 El mundo de hielo y fuego y El príncipe pícaro. En 2015 El caballero de los siete reinos, en una edición magnífica y que fue una oportunidad para los que no hubieran leído los cuentos de Dunk y Egg…pero no había ningún cuento nuevo. En 2016 no hubo material original. Y en 2017, sólo este mejorable Sons of the Dragon.

Hay que de nuevo aclarar que estos relatos del pasado no le quitan a Martin apenas tiempo de escribir Vientos de Invierno. Son textos que tenía escritos hace años, o que amplió rápidamente y de manera frenética y entusiasta para El mundo de hielo y fuego. Juego de Tronos, entre guiones, reuniones, entrevistas y trabajo como productor sin duda le ha ocupado más.

Debemos hacer una breve mención a los propios capítulos sobre Vientos de Invierno ya conocidos. Lo primero: por su ubicación temporal, estamos casi seguros de que son todos de las 200 páginas que ya estaban listas y hemos mencionado antes. Sabemos con más certeza que la dureza del diamante que George está trabajando intensamente, pero no conocemos nada de Vientos que haya escrito George desde 2011 (salvo un célebre capítulo de Asha con una historia peculiar). Y eso puede preocuparnos.

geoge martin grrm ordenador escribiendo

Y lo segundo, y más evidente, es que esos capítulos no son Vientos de Invierno. Muchos fans eligen no leerlos y en cualquier caso son un snack que nos quita el hambre unos minutos – muchos si los debatimos – pero que al final no son la comida que nos satisface.

Mientras tanto, mes a mes, año a año, los rumores de Vientos de Invierno se sucedían. Martin o más bien sus editores iban descartando cada rumor…o alimentándolos, según el día (ay, el cometa). Martin decía que estaba cerca de acabar el libro pero más tarde se abriría para negarlo. Este mismo año, empezamos con la ilusión de ver por fin la novela, en palabras del propio Martin, para más adelante leer que le quedan meses y que quizás podríamos ver antes otra de sus obras sobre el pasado.

Y a la vez, en paralelo y no podemos obviarlo, está la serie Juego de Tronos. Los fans de las novelas veían como, especialmente desde la quinta temporada en 2015, las divergencias con los libros eran cada vez mayores. Sabemos que la serie no son los libros, pero también sabemos que alguna cosa (al menos, no estamos seguros de la mayoría) que hemos visto por pantalla es un spoiler de los libros futuros de Canción de hielo y fuego.

Recibir alguna noticia positiva sobre Vientos de Invierno antes de 2018 sería un milagro. Agradecemos de corazón a Martin que nos intente calmar con Fuego y Sangre, que seguramente vea la luz el año que viene. Pero, y sabiendo que como escritor tiene todo el derecho del mundo a dedicar el tiempo que considere a su obra, solo le pedimos una cosa: que podamos leer, 7 años más tarde de su último libro, una nueva entrega de Canción de hielo y fuego antes del final de Juego de Tronos.