David Benioff y D.B. Weiss, los showrunners y responsables de Juego de Tronos, han concedido una fantástica y extensa entrevista a la Revista Time. Es la mejor que han dado en bastante tiempo.

La charla está llena de información interesante, pero hay dos titulares relevantes. Primero, que ya saben todo lo que sucederá en cada escena de la octava y última temporada. Y segundo, que hay cosas del final de la saga que les ha contado Martin que no van a aparecer en la serie.

Fotografía: Facebook Juego de Tronos (Canal+)
Fotografía: Facebook Juego de Tronos (Canal+)

La entrevista como hemos dicho es completísima, pero os vamos a resumir lo más relevante.

Cuentan en primer lugar que el proceso de escritura de los guiones de la octava temporada empezó mientras se ocupaban de la séptima. Planificaron séptima y octava temporada juntas, y cuando se centraban en la séptima también dejaban cosas para la última.

Lo siguiente que explican es sobre su reunión con George R.R. Martin en Santa Fe. Aunque hay un poco de lío con las fechas, ayer nuestro querido Bryan Cogman, la tercera pata de la serie y el productor y guionista experto en las novelas, explicó que tuvo lugar tras rodar la tercera temporada y cuando preparaban los guiones para la cuarta. 

Es entonces el momento en que hablan con George y él les explica las cosas que iban a suceder, como la historia de Hodor y temas del final. Martin les pudo contar muchas cosas, pero de otras no estaba seguro aún porque aún las estaba escribiendo y como escritor-jardinero, descubre cosas mientras las escribe. Benioff y Weiss explican que ellos son escritores-arquitecto, al tener que hacer una producción de una serie que se estrena cada año con anticipación.

Benioff y Weiss recogen su Emmy
Benioff y Weiss recogen su Emmy

Según ellos, hay cosas que añadieron después, pero en ese momento, el 90% de la historia de la temporada final, con los principales momentos culmen, ya estaba en su cabeza. La charla con George sirvió para saber cómo llegar hasta allí. Esto es bastante relevante: antes de que Martin les contara cosas futuras de los libros, ya tenían pensado el final de la historia.

Según Weiss, el no tener ya la base de las novelas para apoyarse tiene parte buena y mala. Por un lado la estructura de los libros al principio, al ser la primera serie que producían, les vino muy bien. Pero por otro lado, al superar los libros y divergir de ellos también pueden liberarse.

Sobre este adelanto de la serie respecto a los libros, el testimonio de Benioff es revelador:

Hemos sobrepasado a George y eso es algo de lo que él siempre se preocupó, pero la buena cosa de que diverjamos en este punto es que los libros de George serán sorprendentes también para aquellos que han visto la serie. Hay cosas que que descubrimos (del futuro de la saga) que nos contó George en Santa Fe que van a pasar en la serie, pero otras no. Y hay otras cosas de los libros que ni siquiera George sabe aún que van a suceder, así que nosotros lo descubriremos allí por primera vez, como millones de lectores que leen los libros.

El pasaje es revelador. Martin volvía a hablar estos días de las diferencias serie-libros, pero es interesante ver cómo lo cuentan Benioff y Weiss, el otro lado. 

Weiss y Benioff
Weiss y Benioff

Weiss vuelve a explicar que por la estructura de la serie es imposible ceñirse a los libros. Estos transmiten diferente cantidad de información que la televisión y aún contando con el mayor número de personajes de una producción de serie, son solamente una fracción de los de Canción de Hielo y Fuego.

Tras hablar de como se dividen los guiones, dejan otra perla. Lamentan por ejemplo ser tan fieles a los libros – aunque explican que los aman y que han dedicado 10 años de su vida a ellos – en algunos momentos de la primera temporada: incidir en el color rubio claro de Tyrion o pretender originalmente que él o Daenerys tuvieran los ojos que tienen en las novelas a costa de poner a los actores lentillas que les perjudicaba su actuación.

Otro tema que lamentan es no haber dispuesto de más presupuesto. Vuelven a mencionar que en la primera temporada no hay batallas ni tenían dinero para efectos especiales. Por suerte para ellos, eso ha cambiado

El piloto original de Juego de Tronos fue un fracaso. Cambiaron a varios actores, pero ellos se culpan por el guión. No se dejaba claro que Cersei y Jaime eran hermanos, el Muro no aparecía y los Caminantes Blancos eran alguien con leotardos verde por no tener presupuesto: la gente no entendían qué eran.

David Benioff y DB Weiss
David Benioff y DB Weiss

Hablan después de su trabajo en Belfast, su aprecio a los diseños de vestuario de Michele Clapton y los dispositivos como el “toro mecánico” que por pantalla se convierte en Drogon. Eso cuesta la mitad del presupuesto de la primera temporada.

Comentan también asuntos ya debatidos. No hacen referencias políticas directas – aunque dicen que tuvieron a Joffrey antes que él se presentara a presidente – sino que se centran en hablar de personas y poder, algo atemporal. Mencionan los relatos de Tucídides y hablan de la ambigüedad moral de sus personajes, destacando a Cersei: hace cosas horribles, pero son siempre por una razón.

Siguen aún sorprendidos por controversias pasadas, destacando la famosa escena de violación en el septo y la de Sansa y Ramsay. Niegan rotundamente escribir una escena para crear polémica: dicen que eso es propio de trolls y de niños de 12 años. Pero tampoco van a negar escribir una escena en la que creen por la controversia que generaría, pues eso sería cobardía.

george martin con benioff y weiss

También mencionan el tema de las filtraciones. Cuentan que ni la CIA ni la Agencia de Seguridad Americana (NSA) se libran de ellas. Explican que es casi imposible evitarlas y alaban por contra que en las primeras temporadas, cuando seguían las novelas, la gente sabía sobre la Boda Roja o la muerte de Ned y eso no les arruinaba la serie.

Son bastante sinceros con el tema. Cuentan que hay información en Internet que es falsa y que solamente los que trabajan en la serie saben lo que pasa. También que se pueden evitar los spoilers, pero finalmente aceptan que “si estás desesperado para buscar spoilers quizás puedas descubrir información antes de tiempo”.

Por último, hablan del final de la serie que ya viene. Quieren escribir sobre otros mundos y temas, personajes sin espadas ni caballos. Y que hace diez años que no graban una escena en un coche, algo que tiene casi cualquier película y serie actual.

Benioff y Weiss han hecho muchas cosas bien y algunas cosas mal en Juego de Tronos, pero este tipo de entrevistas hacen que les conozcamos mucho mejor. Ojalá las viéramos más a menudo.