El pasado viernes concluía oficialmente la huelga decretada por el sindicato de actores estadounidense que comenzó en julio. Unido a la finalización hace mes y medio del parón de sindicato de guionistas, eso quiere decir que las producciones norteamericanas pueden volver a su actividad normal. Y eso implica acelerar plazos de los spinoffs de Juego de Tronos, como vamos a explicar.

House of the Dragon
CR: Ollie Upton/HBO

Como ya os contamos, La Casa del Dragón pudo evitar graves dañor por las huelgas simultáneas de los sindicatos de actores y guionistas de EEUU. Los intérpretes formaban parte del sindicato de actores británico, que no se había detenido; y los guiones de la serie estaban finalizados: solo estaban impedidos a realizar modificaciones de los textos o regrabaciones de escenas con diálogos nuevos.

Pero el fin de la huelga conjunta permite un nuevo impulso a la serie sobre la Danza de los Dragones en materia de postproducción. En este caso afecta más el fin del parón del sindicato de guionistas: ahora se pueden incorporar textos y grabar en estudio conversaciones diferentes a las filmadas siempre que los directores de capítulo, en coordinación con la mesa de guionistas, así lo deseen.

Eso va a poder acortar plazos de la fecha de estreno de la serie, asegurando ese lanzamiento de la segunda temporada el próximo verano que confirmó la HBO. Ese marco temporal se anunció cuando ya había concluido el parón de los guionistas y estaba cercano el de actores.

Dunk y Egg, por Gary Gianni

En cuanto a El Caballero de los Siete Reinos, ya lo contamos hace unos días: Casey Bloys, CEO de la cadena, hablaba del inicio de grabaciones de la serie la próxima primavera «si la huelga de actores no lo impedía». Cuando realizó esas declaraciones ya se vislumbraba el principio de acuerdo entre las productoras y el sindicato SAG-AFTRA.

Los guiones de El Caballero de los Siete Reinos estaban cerca de ser finalizados cuando comenzó el parón, así que una vez concluidos efectivamente era la huelga de actores el cuello de botella. Ahora la producción puede hacer castings de intérpretes pertenecientes al sindcato estadounidense, aunque sabemos que los actores de Dunk y Egg fueron buscados originalmente de origen británico, como la gran parte de intérpretes de Juego de Tronos y La Casa del Dragón.

El resto de series sucesoras de Juego de Tronos no parece que no están cerca de aprobarse, pero desde luego que la actividad de las productoras vuelva a la normalidad facilita su desarrollo. En cualquier caso celebramos un acuerdo que, con respecto a los actores, además de protegerle ante el uso abusivo de las Inteligencias Artificales por parte de los estudios también ha supuesto una importante subida salarial.