El Pueblo Libre ataca las tierras del Norte. Por Tomasz Jedruszek. © Fantasy Flight Games

Salvajes de Corazón

Ensayo sobre algunas de las figuras más destacadas sobre los salvajes, o mejor dicho, el Pueblo Libre.

Por Hierophantasm en Tower of the Hand

 

El Pueblo Libre ataca las tierras del Norte. Por Tomasz Jedruszek. © Fantasy Flight Games
El Pueblo Libre ataca las tierras del Norte. Por Tomasz Jedruszek. © Fantasy Flight Games

Los salvajes están en todas partes en Canción de Hielo y Fuego, sin ser un foco de la historia como, podríamos decir, los dragones, huargos, Starks o Lannisters. Y durante el principio de la saga, solamente conocemos su existencia por nuestra exposición a la Guardia de la Noche y sus impresiones sobre ellos. ¿Y cuáles son las impresiones de la Guardia de la Noche con respecto al Pueblo Libre? Algunos los ven cómo el demonio, otros como un misterioso gamusino que acecha en los más oscuro de los bosques y el hielo: una amenaza fantasmal.

Sin embargo otros aceptan que la razón por la que la Guardia de la Noche (y aciertan, en parte) existe es para defender al reino frente a una invasión de las hordas en el Norte. Mientras que la impresión sobre los salvajes varía dependiendo de a quién preguntes, son generalmente reconocidos como una entidad separada del panorama geográfico y político de Los Siete Reinos por sus costumbres, sus creencias (de algún modo) y cómo ven los eventos del mundo a su alrededor.

Uno de nuestros primeros encuentros con un representante del pueblo libre es con Osha. Consideremos su introducción: ella y otros salvajes están acechando al sur del Muro, saqueando y llegando tan lejos como para tomar a Bran como rehén durante un breve espacio de tiempo, hasta que él es rescatado por Robb y Theon. Después de que sus “aliados” cayeran en batalla, ella se rinde y es empleada en Invernalia como una sirviente. Ella imparte la sabiduría de los antiguos dioses y las antiguas costumbres a Bran, y toma una especie de custodia de Rickon.

Natalia Tena como Osha

Cuando Theon toma Invernalia, ella parece someterse a su gobierno y demandas, aunque finalmente huirá con Bran, Rickon y más tarde Hodor. Osha es oportunista, porque es muy consciente de que su supervivencia depende de ello: balbuceos moralistas sobre la falta de honestidad no harán que siga respirando. Sin embargo, ella sirve a los Stark fielmente, porque son honorables. Theon es otra historia, y juega con él para luego engañarle…y es seguro asumir que no tiene ningún problema ético con esa decisión.

Otro personaje que representa muchas de las cualidades de lo que es ser miembro del pueblo libre es la trágica Ygritte. “Besada por el fuego”, Ygritte es una “mujer del acero”, una mujer guerrera del Norte. Ella es abierta y franca con Jon Nieve sobre sus apetitos sexuales, e incluso más con sus reproches a la inocencia de Jon (todos sabemos sus palabras…). Pero Ygritte acepta que Jon le ame; y ella, a él.

Ygritte, una creyente en la causa de Mance Rayder de atacar el Muro e invadir las tierras sureñas, es todavía joven y enamorada; y su crianza y su cultura han creado en ella una independencia y honestidad que es un fuerte contraste incluso con otras mujeres independientes de la saga. Ygritte (y otras como ella) muestran el sentido de que al norte del Muro, la independencia femenina es considerada una virtud.

Ygritte lo sabe

Por supuesto, cuando hablamos de salvajes notables, no deberíamos pasar de largo al “Rey Más Allá del Muro”, Mance Rayder. Incluso describir a Mance como rey parece erróneo, ya que sugiere realeza o nobleza, ninguna de las cuales parece representar al líder del pueblo libre. Esto no quiere decir que Mance no esté poco cualificado para su posición, pero él se acerca a la unificación de su gente desde una posición de gobierno por sus logros y habilidades en lugar de por sangre o riquezas.

Este tipo de liderazgo sugiere dos cosas en particular: que Mance es ciertamente especial por sus capacidades para unir a un grupo de dispersas tribus y gentes a lo largo del norte; y que el pueblo libre es capaz de unirse y trabajar juntos para lograr los resultados que todos desean.

Mientras que Mance nació siendo un salvaje, fue tomado por “los cuervos” y les sirvió por muchos años. Sin embargo, cuando no pudo soportar más la hipocresía y falta de humanidad de los dogmas de sus hermanos negros, volvió a sus raíces, más fuerte en su resolución de sobreponerse a las injusticias perpetuamente infringidas sobre el pueblo libre.

Mance playing the lute, Val in the background - by Amok ©
Mance playing the lute, Val in the background – by Amok ©

Y Mance no es “líder desde la retarguarda”, aunque él sepa dirigir a las fuerzas apropiadas a la batalla (como los gigantes, por ejemplo): Mance muestra una clara astucia en su capacidad para el engaño y la infiltración no una, sino dos veces en Invernalia (su segunda “aventura” parece haber sido algo menos exitosa, sin embargo). Como músico, se nos muestra como carismático – amistoso, incluso – pero no menos formidable a su modo, como un avatar de Bael el Bardo: un predecesor que, como Mance, no solo amaba la música sino también infiltrarse secretamente en Invernalia.

En Canción de Hielo y Fuego no faltan personajes fascinantes, pero el pueblo libre representa algo que es diferente de las variadas culturas de Poniente y más allá. Representan cualidades admirables: independencia, empoderamiento femenino, adaptabilidad, e, incluso, una forma única de democracia: un gobierno unido bajo un líder elegido, alguien capaz que ha unido a las diferentes tribus bajo el mensaje de mejorar las vidas de quienes le apoyan…incluso si eso significa darles la protección y seguridad que necesitan ante la invasión de los Caminantes Blancos.

¿Qué rol tendrá el pueblo libre en momentos finales de la saga? ¿Cómo las cualidades que exaltan impactarán las decisiones de otros a los que no les son familiares su metodología? El tiempo lo dirá, pero parece más cierto con el pueblo libre que con cualquier otra entidad social o política en Poniente que no van “en la dirección equivocada”.