Tras más de un año de espera, y por primera vez en verano, vuelve Juego de Tronos. La penúltima temporada de la serie está al caer y en este ensayo vamos a hacer una previa de la misma. El invierno ha llegado, junto a la gran guerra.

El principio del fin

trailer-juego-de-tronos-7

La séptima temporada de Juego de Tronos es, no nos engañemos, la última temporada de la serie. La HBO decidió que la séptima temporada tuviera 7 capítulos y la octava y última, 6. Sumados nos dan 13 episodios: un poco más larga que una temporada habitual de Juego de Tronos y lo que dura una estándar de muchas otras series. Este año seremos testigos, por tanto, de la primera mitad del final de los tronos.

La clave ha sido convencer, por no decir manipular, a producción, actores, medios y fans para que nos traguemos que esta temporada es independiente de la siguiente. Y será posible si los arcos de cada personaje tienen un cierre y apertura adecuado y el final es apoteósico, como acostumbra Juego de Tronos. Mi opinión: lo conseguirá. 

Borrón y cuenta nueva

Las dos últimas temporadas han servido para limpiar del tablero y del juego a los elementos adyacentes que nos podían distraer de la batalla final. Ya no hay Baratheons ni prácticamente Tyrells y los TullyArryn han sido conveniente obviados. Los Martell han sido eliminados, quedando unas Serpientes a las que ni esperamos ni deseamos una larga vida.

La única casa “menor” que parece que vuelve a crecer en importancia será la Greyjoy. La introducción de Euron el año pasado fue genial, pero el resto de sus apariciones nos defraudaron bastante. El joker de Poniente es de los personajes más grandiosos de George R.R. Martin y esta temporada marcará si sigue un rumbo en la serie como el de Oberyn o el de Doran Martell.

captura-de-pantalla-2017-05-24-a-las-18-57-56

También han desaparecido distracciones exóticas. Meeren se despide nuestras vidas, y no parece que lo echaremos de menos. Bran vuelve al Lado Bueno del Muro, más poderoso que nunca. Lo mismo le sucede a su hermana Arya: convertida en una asesina de élite, retornó a Poniente tras sus aventuras y desventuras en Braavos.

Por ello, la trama a priori se simplifica. Los Stark al Norte, apoyados por Davos, salvajes y algún lord errante del Valle. Los Lannister, en el Sur, teniendo el mayor centro de poder pero necesitando aliados. Y al Este, pero ya en Poniente, a los Targaryen.

Y es que por fin, y eso es la auténtica clave de la temporada, Daenerys ya no es una khaleesi ni una reina de Meereen sino una aspirante con todas las letras al Trono de Hierro. Ya está en la isla que le vio nacer, no muy lejos de Desembarco, y cuenta con un apoyo brutal: Inmaculados, dothrakis, Varys, Tyrion y el apoyo de casas como Martell, Tyrell y parte de los Greyjoy. Ah, y por supuesto, con tres bombas nucleares con alas.

Las piezas sobre el tablero

El fan más distraído, aquel que pensaba que Ned era el protagonista, que Robb triunfaría y se casaría con Daenerys o que supusiera que Oberyn iba a cepillarse a La Montaña, podría verlo claro. Dany llegará a Poniente, hará arder a Cersei y Desembarco del Rey en un momento y partirá al Norte a encontrarse con su nuevo amante Jon. Pero esto es Juego de Tronos.

captura-de-pantalla-2017-06-21-a-las-18-05-13

Daenerys llega a Poniente con mucho poder, pero quien está sentado en el Trono de Hierro parte con una ventaja clave. En 300 años de monarquía centralista en Poniente, solamente un rey fue derrotado y destronado a la vez en una guerra. Ni Maegor perdió contra la Fe ni Aegon II contra Rhaenyra. Y los Fuegoscuro jamás consiguieron su propósito. Y ese rey derrocado al que nos referimos, por cierto, fue el padre de Dany.

A la última Targaryen, por tanto, lo que le pide el cuerpo es tomar la capital por lo civil y lo criminal. ¿Pero qué pasará cuando se entere de que hay una amenaza al Norte que planea acabar con todos los habitantes de Poniente, independientemente de sus Casas? ¿Optará por luchar por el Trono o por que haya un Amanecer para la humanidad?

En el Norte son los únicos conscientes de la amenaza que se cierne. Pero no disponen de demasiados recursos por el invierno ni tropas por la batalla acaecida con los Bolton. Jon se enfrenta una labor titánica: convencer al resto del continente que los cuentos para dormir son una pesadilla real.

Al menos, parece que podrá contar con su familia. Si ya está con Sansa, Bran se dirige al Sur y Arya lo más lógico es que quiera volver a casa, mucho nos extrañaría si no hubiera una reunión Stark. Eso sí, los niños Stark ya son adultos – salvo el flamante nuevo Cuervo de Tres Ojos – y han cambiado mucho desde que se vieron por última vez hace 6 temporadas.

Game of Thrones (Season 7) L-R: Sophie Turner, Isaac Hempstead Wright, Kit Harrington, and Maisie Williams Photograph by Marc Hom on November 22, 2016 in Belfast.
Game of Thrones (Season 7)
L-R: Sophie Turner, Isaac Hempstead Wright, Kit Harrington, and Maisie Williams
Photograph by Marc Hom on November 22, 2016 in Belfast.

¿Quienes nos quedan de versos sueltos? Con Brienne y Davos asimilados al #teamJon, Sam llegó por fin a Antigua con el propósito de saber algo sin que sea demasiado tarde. La Hermandad sin Estandartes con el deslumbrante fichaje del Perro se dirige al Norte. Melisandre no parece tener rumbo y el de Meñique solamente lo sabe él.

Lo que cambia y lo que no

No podemos dejar de hablar de las filtraciones. Desde que Juego de Tronos no se podía spoilear buscando en la Wikipedia qué sucedía en las novelas, las informaciones relevantes desveladas a destiempo han ido en aumento.

Para ser justos, prácticamente todas por no decir todas las grandes producciones sufren de este fenómeno. Pero hemos pasado de capítulos filtrados antes del estreno a resúmenes extensos enviados por anticipado para, esta temporada, supuestos guiones revelados con meses de antelación.

Sin duda hay cierto interés por parte de la HBO en hypear su producto estrella, y hay filtraciones que si nos las hace la cadena, al menos las tolera. Pero no dudamos de que hay veces que las informaciones son tan excesivas que no podemos sino afirmar que su sistema de seguridad es manifiestamente mejorable.

captura-de-pantalla-2017-06-21-a-las-18-32-45-1

Estamos seguros de que va a ser una temporada muy complicada. Tendremos solamente 7 capítulos, pese a tener menos personajes a los que prestar atención y que varios de ellos se van a juntar. Pero por pura estructura narrativa, vamos a perder esos capítulos de transición y calma que hacen girar la maquinaria.

A cambio, la temporada va a ganar en espectacularidad. Vamos a tener batallas y duelos en prácticamente todos los capítulos, y los efectos especiales volverán a dejarnos huella. Será difícil que algo suene como Light of the Seven, pero nuestra confianza en Ramin Djawadi es absoluta.

Y por último, no podemos dejar de repetirlo: España es el país de Juego de Tronos. Se ha rodado durante más de dos meses en diferentes entornos. Las playas vascas serán para siempre Rocadragón El castillo de Almodóvar del Río dará vida a dos famosas fortalezas.

captura-de-pantalla-2017-06-21-a-las-18-05-16

El conjunto del anfiteatro de Itálica y las Atarazas dan color a Pozo Dragón, en Desembarco del Rey: Sevilla vivió la mayor reunión de actores de la serie. El castillo de Zafra fue otro distinto. Malpartida de Cáceres será testigo de una gran batalla y la capital cacereña será también la de Poniente además de Antigua

En resumidas cuentas, va a ser una temporada ciertamente especial. Por su duración, por su controvertida fecha de estreno – que os intentamos explicar – y porque los lectores ya están a ciegas. La serie no solo se ha desviado espacialmente de los libros tomando otro camino, sino que también ha avanzado tanto temporalmente que si vemos algo similar a lo sucedido en las novelas es probable que sea en el final de Vientos de Invierno o incluso en Sueño de Primavera.

Tendremos solamente 7 semanas para disfrutar de la séptima temporada de Juego de Tronos. Y aquí en Los Siete Reinos las viviremos intensamente. Gracias por estar leyéndonos.