En este ensayo que dividiremos en dos partes vamos a tratar de ordenar a los reyes Targaryen, de mejor a peor. El texto y orden es obra de Stefan Sasse en Tower of the Hand.

iront

El debate sobre quién es un buen rey y quién es malo ocupa a los estudiosos de Poniente de la saga: los argumentos se presentan sobre quién es bueno y quién es malo, y sobre qué basar esa decisión. Desde jóvenes como Jon Nieve defendiendo a Daeron I como a veteranos como Benjen Stark y Stannis Baratheon contrastando la noción, desde septones pidiendo la vuelta de Baelor el Bendito a Arya deseando que retorne una nueva Nymeria; los líderes de antaño inspiran a los personajes y nos informan sobre sus preferencias. Así que vamos hacer un ranking desde el punto de vista del lector.

Encontraremos buenos reyes, malos reyes y mediocres reyes. Aunque Melisandre afirme que no querrás encontrar cebollas mitad buenas mitad podridas, la verdad es diferente. Cersei apunta que, en el juego de tronos, no hay término medio. ¿Pero qué sabe Cersei? Ciertamente hay punto medio en este juego de tronos. Y al final, todos los hombres deben morir. Así que voy a ordenar los reyes Targaryen de mejor a peor.

Ranking de los Reyes Targaryen

1) Jaehaerys I, el Viejo Rey

Jaehaerys I Targaryen
Jaehaerys I Targaryen

Jaehaerys sin duda ocupa el primer lugar de cualquier ranking. Se podría argumentar que es porque fue escrito así. Su reinado es ridículamente largo y sin ninguna tensión interna, marcado por un desarrollo pacífico y una creciente prosperidad. Este hecho por si solo sería suficiente para catapultarle a lo más alto, pero además, mejoró la estructura de Poniente, siendo responsable de empezar a realizar la red de caminos que conectaría los reinos. Fue además el que arregló las omisiones de Aegon y Aenys, creando un único código legal para los Siete Reinos en lugar de permitir que costumbres bárbaras locales distorsionaran la idea de la justicia real. Y por si fuera poco, se casó con una mujer que gobernó a su lado casi el mismo tiempo de manera deliberada e inteligente, con su opinión influyendo en temas como prohibir el derecho a la Primera Noche.

También pudo satisfacer el departamento marcial manteniéndose en forma, haciendo que incluso la Estupidocracia de Poniente le quisiera, y organizando los mayores y más glamurosos torneos de todos los tiempos. Pequeños errores como dar el regalo envenado de Nuevo Agasajo a la Guardia de la Noche y no poder arreglar la raíz de sus problemas, lo que evitaría decisiones políticas futuras inteligentes, son quejas menores en el contexto de la política de Poniente. 

2) Daeron II, el Bueno 

El matrimonio Targaryen-Martell uniría por fin Poniente
El matrimonio Targaryen-Martell uniría por fin Poniente

Si no fuera por el casi contranatura largo reino de Jaehaerys, Daeron II podría haber sido el mejor rey Targaryen en lugar de ocupar la nada envidiable segunda posición. El duodécimo rey de Poniente no era muy guerrero, siendo algo débil y casi tripón, pero fue un gran intelectual y un habilidoso diplomático. Tomó el trono tras el daño hecho por su padre Aegon IV y tuvo que deshacer entuertos allí donde fue. Su mayor logro debe ser la paz con Dorne que le permitió finalmente unir a los dornienses al reino sin guerra y continua ocupación. En lugar de con guerreros, llenó la corte con maestres, septones y bardos en una versión primigenia de una corte ilustrada. Cuando su Mano, Lord Hayford, murió, hizo a su hijo Baelor Rompelanzas Mano del Rey, el cual mostró que había aprendido bien de su padre – mucho mejor que su cuarto hijo Maekar o su nieto Valarr.

Sin embargo, no todo el mundo estuvo feliz con su reinado. La élite guerrera, siempre desconfiante del intelectualismo y orgullosa de resolver conflictos con fuerza bruta en lugar de astuta y diplomacia – y xenofóbica hasta los huesos – apoyó al medio hermano de Daeron, Daemon Fuegoscuro, para que empezara una guerra civil. La guerra, irónicamente, fue ganada gracias a la ayuda vital de los dornienses y la mano de dos de los mayores guerreros de la época, Baelor Rompelanzas y Maekar. Tras la guerra, Daeron hizo bueno su apodo, curó heridas y tendió puentes aceptando a los lores derrotados en la paz real en lugar de hacer que recibieran la dura justicia que su medio hermano Brynden Ríos defendía.

3) Aegon V, el Improbable

Libro_Blanco_Duncan_HBO
No hay Egg sin Dunk

Aegon V es más conocido para nosotros como ese joven que viajaba por el reino con su mentor Duncan el Alto durante los reinados de Daeron el Bueno, Aerys I y más tarde su padre Maekar. Las lecciones que aprendió en esos viajes – especialmente la importancia de las disputas menores entre lores celosos y los sufrimientos del pueblo llano – le calaron, convirtiéndole en un paladín de una serie de reformas para mejorar las vidas de los plebeyos. Aunque la mayor parte de la implementación de esas reformas fue retrasada y torpedeada por los lores del reino hasta su muerte y después rápidamente abandonada, fue aún así una fuerza positiva para el bien en Poniente. Como su abuelo, puso más énfasis en la diplomacia que en la fuerza de las armas, una lección que también aprendió durante sus viajes con Duncan el Alto, y generalmente intentó mantener un gobierno pacífico.

Su legado está algo dañado por la manera de su muerte en Refugio Estival, donde intentó traer a los dragones de vuelta a la vida; y por sus poco exitosos pactos de matrimonio que sus hijos evitaron. Ambos fallos desestabilizaron Poniente más de lo necesario y asolarían al reino más adelante.

4) Viserys II

b0650b157a2c8c0f3c2e11faf87b8847bbfbee07_hq
Viserys II y sus hijos, por Karla Ortiz

Aunque Viserys II reinó solo un año, el hecho es que su gobierno se extiende mucho más allá, puesto que sirvió de Mano de sus predecesores Aegon III, Daeron I y Baelor I. Mientras que sus reinados estuvieron al borde del desastre, Viserys evitó que sucedieran males mayores y mantuvo al reino intacto mientras ellos seguían con sus locuras. Sin él, el reino seguramente hubiera sido destruido por la guerra, las tensiones internas y la rebelión. También pudo tener un hijo, Aemon el Caballero Dragón, que resiste cualquier escrutinio. Cuando finalmente tomó el trono, logró mejorar las leyes que Jaehaerys I había proclamado, fundó una Casa de la Moneda real y mejoró fuertemente el comercio con Essos, haciendo a Poniente más próspera. No está mal para una regencia tan corta.

5) Viserys I

king_viserys_i_upon_the_iron_throne_by_karla_ortiz
Viserys I en el Trono, por Karla Ortiz

Heredando el pacífico y ordenado reino de su padre Jaehaerys I, Viserys I se sentó en el Trono de Hierro en la cima del poder Targaryen. Continuó las políticas de su padre, evitando guerras y derramamiento de sangre; y logró resolver las diferencias entre las Casas pacíficamente. La monarquía fue estable y próspera bajo su mando, y a pesar de sus segundas nupcias con la ambiciosa casa Hightower, mantuvo a su primogénita Rhaenyra como su heredera.

El único campo en que se mostró como poco efectivo, sin embargo, fue el mantenimiento de la paz en su familia. Los hijos de Rhaenyra luchaban constantemente con los de Alicient, lo que tras la muerte de Viserys llevaría a la Danza de los Dragones. Sin embargo, es difícil culpar de ello a Viserys, que dejó claro cómo quería que se resolviera el tema de su sucesión y físicamente separó a las partes en conflicto.

6) Maekar I

Maekar y sus hijos, por Poly-m
Maekar y sus hijos, por Poly-m

Como Jaehaerys II, Maekar tiene el honor de estar tan arriba en la lista sencillamente por no fastidiar nada. Aunque mostrara una actitud muy marcial e incluso forjara una nueva corona de aspecto más guerrero, él realmente no metió al reino en ninguna gran guerra, reaccionando solamente a ataques; siendo el más notable la rebelión Peake en la que moriría, aplastado por una roca lanzada desde las almenas. Él tiene, sin embargo, el dudoso honor de haber permitido a Egg recorrer Poniente con Duncan el Alto, permitiendo quizás de mantera inintencionada que se labrara uno de los mejores reyes de la historia de Poniente.

7) Jaehaerys II

Jaeharys II
Jaeharys II

El último en la lista de reyes razonablemente buenos es Jaehaerys II, que tuvo la buena fortuna de morir antes de que las cosas se complicaran demasiado. El más destacado evento de su reinado fue la Guerra de los Reyes Nuevepeniques, en la cual él prudentemente y a pesar de su reputación de ser débil reunió a sus fuerzas y golpeó de manera preventiva a los aspirantes a tomar los Peldaños de Piedra, antes de que pudieran llevar la guerra a Poniente y ganar el apoyo de otras casas.

Más allá de eso, obligó a sus dos hijos Aerys y Rhaella a casarse entre ellos porque creía en una profecía de una bruja del bosque sobre que su línea produciría al Príncipe que fue Prometido; pese a los deseos expresos de los prometidos y de su padre Aegon V. Está en la primera parte de la lista más que nada por el hecho de que nada realmente malo sucedió bajo su reinado y el destino de sus hermanos que se casaron por amor tampoco había mejorado demasiado las cosas. Aerys fue su heredero, y su locura estaba en él sin importar lo que hiciera Jaehaerys.

8) Aegon III, Veneno de Dragón

muerte_de_rhaenyra_by_arthur_bozonnet
Aegon fue testigo directo de la muerte de su madre, lo que le marcaría

Como Maekar I, Aegon III logra entrar en la primera mitad de la lista por su rechazo a destrozar las cosas. Como consejo al resto de la gente con suficiente conocimiento de si mismo como para reconocer que no son adecuados para un puesto al que una tradición hereditaria les ha colocado: por favor, considerad planificar bien vuestra propia sucesión y después abdicad. Aunque Aegon III no puede ser hecho responsable del desgobierno de sus regentes antes de cumplir la mayoría de edad; incluso más tarde lo que hizo fue atarse al valle de melancolía en que se había retirado del mundo y dejar el timón del barco en las manos de quien quisiera que lo estuviera sujetando en ese momento. Al final, sin embargo, su gobierno fue largo, estable y pacífico, y eso es lo que cuenta.