manderlys_scheme_by_jake_murray_fantasy_flight_games

Hay pocas figuras norteñas en Canción de hielo y fuego tan políticas y relevantes como Wyman Manderly. Pero, ¿le mueve solamente la lealtad a la casa Stark? En este ensayo de Nina Friel publicado originalmente en Wars and Politics of Ice and Fire vamos a explorarlo.

Las ambiciones del Tritón

Wyman Manderly, por Borja Pindado
Wyman Manderly, por Borja Pindado

Todos conocemos a Wyman Manderly, señor de Puerto Blanco, con múltiples títulos, cocinero de sabrosos pasteles y responsable de emotivos discursos. Sabemos lo leal que es a los Stark, pese a su aparente integración en el régimen Bolton, y que lo que más desea es poner a un Stark de nuevo al frente de Invernalia, un sentimiento noble que viene de la continuada devoción Manderly hacia los Stark.


Al menos, eso es lo que Manderly aparenta en la superficie. Lo que quiero explorar en este ensayo es lo que hay bajo ella. Específicamente, lo que quiero sugerir es que Manderly no es simplemente “el Norte recuerda” o la cara pública de una venganza justa, sino un hombre astuto y políticamente ambicioso. De hecho, Manderly está interesado en la restauración Stark no por la ganancia simbólica para el Norte, sino por el beneficio político y material de la casa Manderly.

El astuto tritón

Desde el primer momento en que nos encontramos a Wyman Manderly en la historia, sus ambiciones en el Norte son palpables.

De Bran II, Choque de Reyes:

Y era tan hablador como inmenso era su corpachón. Empezó por pedir que Invernalia confirmara el nombramiento de los nuevos oficiales de aduanas que había elegido para Puerto Blanco. Los anteriores habían estado reteniendo el dinero para Desembarco del Rey, en vez de pagárselo al nuevo Rey en el Norte—. El rey Robb tiene que acuñar una moneda propia—declaró—. Y Puerto Blanco es el lugar idóneo. Se ofreció para encargarse del asunto, si era la voluntad del rey, y pasó a detallar cómo había fortificado las defensas del puerto, con abundantes datos sobre los costes de cada mejora.

Bran Stark y su servicio de Invernalia habían hecho el festival de la cosecha para celebrar el primer otoño de un Norte independiente, pero Wyman Manderly no era un simple invitado a la fiesta. La sugerencia de que Puerto Blanco se establezca como fábrica de la moneda es un claro movimiento de poder por parte de Lord Manderly.

Establecerse a sí mismo como maestre de la creación de monedas para el nuevo reinado hubiera colocado a Manderly en el corazón del mismo del nuevo gobierno real. Mientras que Robb no había hecho aún un consejo privado como espejo del de Desembarco del Rey, Manderly ya se había asegurado una posición en esa mesa inexistente: antes de que Robb hubiera siquiera nombrado alguien tan importante como su Mano, Manderly había tomado de manera efectiva el puesto de consejero de la moneda.

51c052b76396f348c17546ad3195cd7a_original

De hecho, Manderly estaba ofreciendo no solamente hacer monedas con el rostro de Robb, deseaba nada menos que el control total sobre las finanzas del nuevo reino. Estas monedas serían la savia vital de este nuevo régimen, ya que noble y plebeyos por igual no solamente comerciaban con esas monedas a cambio de bienes, sino que pagaban los nuevos impuestos reales. Si se salía con la suya, Lord Manderly habría tenido un control total sobre esta parte vital del nuevo gobierno, con la habilidad de crear y controlar la única moneda legítima que los súbditos del nuevo rey podrían aceptar.

Como Daemon Fuegoscuro autorizando los Reynes de Castamere a dar el oro necesario para que hicieran sus monedas en su rebelión, dar a los Manderlys el derecho a realizar monedas establece esa casa como una fuerza prominente en el reino, exaltando su ya considerable poder. Ciertamente, Manderly tenía el oro necesario para apoyar esta inversión, con la riqueza de Puerto Blanco bien conocida en el Norte

Jon I, Danza de Dragones:

—Con nabos no aplacaremos a Salladhor Saan. Necesito oro o plata.

—Entonces necesitáis Puerto Blanco. No es Antigua ni Desembarco del Rey, pero es un puerto próspero. Lord Manderly es el más rico de los vasallos de mi padre.

Aún más, Manderly sería muy consciente de que el Norte conocía su posición única de riqueza dentro del nuevo reino. Había hecho lo que consideraba un argumento convincente sabiendo que, prácticamente, el Rey en el Norte no tenía muchas otras opciones.

Robb Stark, por Joshua Cairós
Robb Stark, por Joshua Cairós

No se restringía a cuestiones económicas Manderly cuando trataba con el joven Príncipe de Invernalia. Además de la acuñación de moneda, lord Manderly le proponía a Robb que construyera una flota de guerra.

—No hemos tenido una verdadera armada desde hace cientos de años, cuando Brandon el Incendiario prendió fuego a las naves de su padre. Dadme el oro necesario, y os aseguro que antes de un año dispondréis de galeras suficientes para tomar tanto Rocadragón como Desembarco del Rey.

No sorprende que Manderly propusiera construir la nueva flota real en Puerto Blanco. Como el único verdadero puerto del Norte, y una de las mayores ciudades portuarias en el lado ponienti del Mar Angosto, Puerto Blanco era el enclave claro para crear la flota real. Y de nuevo, Lord Manderly parece querer otro sitio en el inexistente consejo privado para él y su casa. Manderly no se conformaba con ser consejero de la moneda, sino también consejero naval, y como en sus inversiones financieras, sabía que el rey (y sus banderizos) sabían a su vez que solamente Lord Manderly podría realísticamente tomar control del almirantazgo.

Incluso en tema personales, Lord Wyman planea hacer crecer la fortuna de la Casa Manderly:

Mientras arrancaba la carne del ave con sus gruesos dedos, lord Wyman hizo unas cuantas indagaciones corteses referentes a lady Hornwood, que era su prima.

—Nació en la casa Manderly, ¿lo sabíais? Quizá, una vez supere el pesar, quiera volver a ser una Manderly, ¿eh? —Mordió un trozo de ala y sonrió—. Resulta que soy viudo desde hace ocho años. Ya va siendo hora de que me case de nuevo. ¿No os parece, mi señor? La soledad acaba por pesar mucho. —Tiró los huesos a un lado y cogió un muslo—. Y si la dama prefiere a un hombre más joven, da la casualidad de que mi hijo Wendel también está soltero. Ahora mismo se encuentra en el sur, escoltando a lady Catelyn, pero no me cabe duda de que, cuando regrese, querrá tomar esposa. Es un muchacho valiente y siempre luce una sonrisa. Justo el hombre que necesita la señora para volver a volver a reír, ¿eh?

Manderly conocía, como todo noble de Poniente, el poder de los matrimonios para sellar alianzas. Las tierras Hornwood están directamente entre las Bolton y las Manderly: parece probable que Wyman Manderly (o su padre) arreglaran el matrimonio entre Donella Manderly y Halyn Hornwood para fortalecer la presencia Manderly en sus territorios vecinos. La viuda de Hornwood podría no tener derechos a las tierras Hornwood, pero quien quiera que se casara con ella ejercería un gran control sobre sus posesiones durante su vida; y, mostrando suficiente fuerza marcial, intentar controlarlas tras su muerte.

Mapa Invernalia y el Norte (pincha para ampliar)
Mapa del Norte

Consideremos cómo Nestor Royce parcialmente legitima a Petyr Baelish como señor del Valle.

Alayne I, Festín de Cuervos:

—Yo albergaba la esperanza de casarme con lady Lysa —dijo Nestor Royce, que había guardado silencio hasta entonces—. Al igual que el padre de lord Hunter y el hijo de lady Anya. Corbray no se apartó de su lado en medio año. Si hubiera elegido a cualquiera de nosotros, nadie le disputaría su derecho a ser el Lord Protector. Pero eligió a lord Meñique, y le confió a su hijo.

Con Donella Manderly a su lado (o de su hijo) Wyman podría ejercer el poder de su influencia incluso más. La trama de Manderly con la viuda Hornwood es muy seria. La expansión de la influencia Manderly se podría hacer sutilmente, pero Manderly estaba determinado a asegurarse una gran posición en el nuevo régimen.

Desafortunadamente para Lord Manderly, al menos en este tema, se le adelantó Ramsay Nieve.

Bran IV, Choque de Reyes:

El anciano caballero había partido hacia el este para tratar de resolver problemas en la zona. El bastardo de Roose Bolton los había provocado cuando se apoderó de lady Hornwood a su regreso del banquete de la cosecha, para casarse con ella aquella misma noche, aunque tenía edad para ser su madre. Luego, lord Manderly tomó el castillo de la dama, según él para proteger las posesiones de Hornwood de los Bolton. Pero ser Rodrik se había enfadado con él casi tanto como con el bastardo.

Los Bolton, por Tomasz Jedruzek
Los Bolton, por Tomasz Jedruzek

No sorprende que Ser Rodrik esté enfadado tanto con Ramsay como con Wyman. Con un Stark en Invernalia y guerra en el sur, el anciano caballero habría esperado que los pequeños conflictos políticos norteños se dejaran a un lado mientras Robb estaba de campaña.

Pero Wyman Manderly no podía dejar que el Bastardo de Bolton tomara las tierras que él mismo deseaba. Presumiblemente, Lady Hornwood tendría sus propias fuerzas y banderizos jurados que podrían “proteger” sus posesiones de los Bolton. El gesto aparentemente gratuito de Manderly, como Ser Rodrik claramente sabía, era simplemente una tapadera para reclamar el control de las tierras Hornwood: si Manderly no podía ganarlas por matrimonio, lo haría bajo la apariencia de una figura salvadora para los Hornwood.

Manderly había planeado colocarse en el corazón del nuevo gobierno de Robb, e incrementar sus posesiones de tierra también. Pero aunque estas tramas no llegaron a producirse, Manderly tendría una oportunidad incluso mayor ante él; y no tardaría en tomar ventaja de ella.

El regente de Rickon

manderly-meatpie-unfinished

Con la ejecución de la Boda Roja las esperanzas de Manderly para que su familia avanzara en el Norte parecían destruidas. La coalición Frey-Bolton no solamente había asesinado al propio Rey sino al segundo hijo de Wyman, Wendel. El nuevo régimen Frey-Bolton no miraría bien al hombre que había intentado conseguir tanto poder en el gobierno del rey anterior. Aparte de intentar vengarse de los hombres que habían asesinado a su hijo, Manderly parecía tener pocas oportunidades para planear.

La oportunidad, sin embargo, se le presentaría de nuevo a las ambiciones políticas y familiares de los Manderly. Mientras que Theon Greyjoy había declarado públicamente que los dos más jóvenes Stark habían sido ejecutados de su propia mano, Manderly descubrió que al menos el más pequeño, Rickon, había sido visto hace poco con vida. Con esta información, Manderly envió a Davos Seaworth a una furtiva pero muy importante misión.

Davos IV, Danza de Dragones:

—Queréis al chico. —Davos lo había comprendido de repente.

—Roose Bolton tiene a la hija de lord Eddard. Para combatirlo, Puerto Blanco necesita al hijo de Ned… y a su lobo. El lobo demostrará que el chico es quien decimos que es, por si en Fuerte Terror se atreven a acusarlo de impostor. Ese es mi precio, lord Davos. Usad vuestros talentos de contrabandista para traerme a mi señor, y Stannis Baratheon será mi rey

 

Rickon tiene la mayor legitimidad, incluso sin que la Arya de los Bolton fuera falsa. Pero Manderly también sabía, como cualquier hombre ambicioso buscando un favor real o nobiliario, la primera regla de tener a un niño como gobernante: el que mantiene al rey mantiene el poder.

Wyman_Manderly_by_cabepfir
Wyman_Manderly_by_cabepfir

Ciertamente, esta lección no es desconocida en Poniente. De hecho, Renly Baratheon lo dice abiertamente cuando aconseja a Eddard Stark sobre el curso de su acción tras la muerte de Robert.

Eddard XIII, Juego de Tronos:

—¡Para atacar! Ahora, cuando el castillo todavía duerme. —Renly volvió a mirar a Ser Boros, y bajó la voz hasta que fue solo un susurro apremiante—. Tenemos que apartar a Joffrey de su madre y guiarlo nosotros. Sea o no el Protector, el hombre que tenga al rey tendrá también el reino. Deberíamos coger también a Myrcella y a Tommen. Con sus hijos en nuestro poder, Cersei no se atreverá a enfrentarse a nosotros. El Consejo os confirmará como Lord Protector, y Joffrey será vuestro pupilo.

No ha sido Renly el único que actuaría así. Durante la Conquista, Visenya Targaryen voló con su dragón al Nido de Águilas y tomó en su regazo al niño-rey del Valle, Ronnel: aunque la reina y la madre regente del niño no es intercambiaron amenazas, el control de Visenya del joven Ronnel daba el claro mensaje de que resistirse a los dragones era inútil. Tres siglos más tarde, Meñique fue capaz de tomar en el poder en Valle parcialmente por establecerse con el niño-lord Robert Arryn en el inexpugnable Nido de Águilas, pudiendo hasta censurar a los Lores Declarantes cuando instituyen proto-tácticas de asedio, apuntando a que están dejando a su señor sin comida al hacerlo.

Meñique, por Mark Evans
Meñique, por Mark Evans

Por supuesto, incluso quien sostiene al rey se encuentra en una posición de peligro. En 1548, el niño rey Eduardo VI de Inglaterra se enfrentó a la rebelión en su reino. Aunque el golpe no fue a causa del tío de Eduardo, Somerset, el Lord Protector, parte de la culpa sí era suya. Por ello, Somerset tomó una decisión drástica y tomó el control de la pieza de la que disponía: el propio niño-rey.

En 1549, Somerset tomó al rey como su posesión y se fortificó a él y al chico en el Castillo de Windsor. Aunque el castillo era inexpugnable, Somerset gravemente calculó mal en cuanto al niño-rey, que mostró una abierta hostilidad a ser prisionero virtual de su tío. Enfrentado con fuerzas armadas de otros consejeros de la regencia y la propia ira del niño rey, Somerset fue derribado y finalmente ejecutado por traición.

Como Somerset, Manderly espera tomar posesión del joven pero legítimo gobernante, pero Manderly tiene ventajas signficativas sobre su contraparte inglesa. Eduardo VI era un inmensamente serio e inteligente niño, con clara comprensión de su propia autoridad real incluso con 12 años.

wallpaper-stark-sigil-1600

Rickon tiene 5 años y creció pensando que jamás llegara a gobernar. Separado de su padre y madre con tres años, Rickon sigue añorando la presencia reconfortante de sus padres y hermanos mayores. Por salvaje que sea, y temible sea su lobo huargo, Rickon es aún muy joven y quizás lo suficientemente vulnerable como para que Manderly le manipule.

Como con sus intereses financieros y maritales en el festín de la cosecha, los argumentos de Manderly para con el resto del Norte para ser el regente de Rickon serían fuertes. Manderly sigue siendo el más rico lord del Norte por un amplio margen, con depósitos aún “llenos de plata”. Militarmente, Manderly comanda más caballería pesada que cualquier otro señor norteño, incluso tras las pérdidas de la guerra, y además ha estado construyendo una flota secreta en el Cuchillo Blanco.

Aún más, trayendo a Rickon de vuelta al Norte y ayudando a derrocar a los Boltons, Manderly mostraría lealtad a los Starks. Y más importante aún, si Davos tiene éxito, Manderly tendría posesión del propio Rickon Stark, único verdadero hijo vivo de Lord Eddard. Los señores del Norte – los que queden – tendrían difícil nombrar un mejor candidato para que supervisara la regencia de Rickon, exactamente lo que Manderly desea.

Manderly y Menshikov

Príncipe Menshikov, por Vasily Surikov.
Príncipe Menshikov, por Vasily Surikov.

Para apuntar a un paralelismo real para una potencial regencia Manderly, podemos observar a un extraordinario individuo del Imperio Ruso: Alexander Menshikov. Nacido de orígenes humildes, Menshikov se alzó por su inteligencia y ambición hasta ser un cercano confidente a Pedro el Grande. Recibiendo títulos principescos y altos puestos administrativos, Meshikov continuó incrementando sus poderes durante el reinado de Pedro (aunque cayendo su valor a veces por múltiples cargos de corrupción). El verdadero paralelismo de Menshikov con Lord Manderly empieza, sin embargo, tras la muerte del Gran Emperador.

Cuando murió, a Pedro le sucedieron cuatro miembros inmediatos de su familia: su mujer Catalina, sus hijas Isabel y Ana, y su nieto Pedro. Desafortunadamente para ellos, Pedro no había dejado claro quién debía portar la corona tras su muerte. Organizando un golpe entre los regimientos de la guardia, que estaban a favor de Catalina, nombró a Catalina I Emperatriz de Toda Rusia en 1725. Sin embargo, cuando Catalina enfermó, se alzó la cuestión sucesoria.

En medio de la cuestión estaba Menshikov. Como gran favorito tanto de Catalina como de Pedro, Menshikov tuvo un gran rol en el gobierno de la Emperatriz, siendo el dictador virtual del estado ruso. Consciente de que Rusia probablemente seguiría la línea sucesoria de herencia del varón de Pedro por encima de las hijas de Catalina y Pedro, convenció a Catalina para nombrar al joven Pedro su heredero.

Alexander Menshikov por Pieter Pickaert
Alexander Menshikov por Pieter Pickaert

De manera conveniente para Menshikov, el joven Pedro tenía solamente 12 años cuando Catalina murió y Menshikov se nombró a sí mismo como su regente. Tuvo total control no solamente del gobierno, sino del propio Emperador personalmente, incluso dando órdenes al joven autócrata. Menshikov también arregló el casamiento de su hija María con el joven Pedro, pero no podía controlar los sentimiento de Pedro. Como Eduardo VI, Pedro se había cansado de este gobierno tirano y con una coalición con la antigua nobleza expulsó al príncipe del poder y le mandó al exilio.

Esto es, en esencia, lo que creo que Manderly intentará. Sin importar lo que diga el testamento de Robb – si los lores del Norte llegan siquiera a leer el documento – Manderly empujará para que el joven Rickon gobierne el asiento de sus ancestros. Entonces, debido a la joven edad del chico, Manderly pedirá una regencia, y ser él mismo el regente.

Podría incluso intentar casar a Rickon con alguien de su propia familia para cementar aún más el control de Manderly. El candidato más obvio sería su nieta Wylla, aunque ella es al menos nueve años mayor que el joven lord. Aún así, la diferencia de edad no pararía a Lord Manderly: la reina Alicent sugirió casar a su hijo Aegon con la princesa Rhaenyra cuando ella era 10 años mayor que él, y Catalina de Aragón se casó con Enrique VIII incluso siendo 5 años mayor que el rey.

Conclusión

manderlys_scheme_by_jake_murray_fantasy_flight_games
Manderly, por Jake Murray

Un gran criticismo de la supuesta pura ambición de Manderly para su propia casa es la declaración de su nieta Wylla cuando Davos Seaworth visita la corte del Tritón.

Davos III, Danza de Dragones:

—Sé qué es una promesa —insistió la muchacha—. ¡Decídselo vos, maestre Theomore! Mil años antes de la Conquista se hizo una promesa, se hicieron juramentos en la Guarida del Lobo, ¡se juró ante los dioses antiguos y los nuevos! Cuando estábamos solos y no teníamos amigos, cuando nos habían expulsado de nuestro hogar y nuestras vidas peligra- ban, los lobos nos aceptaron, nos dieron de comer y nos protegieron de nuestros enemigos. Esta ciudad se construyó en las tierras que nos entregaron, y a cambio juramos que siempre les seríamos leales. ¡A los Stark!

El problema con este pasaje y darle mucho significado es que, como Manderly revela más tarde, todo esto es solo una actuación.

Davos IV, Danza de Dragones:

No tengo nada contra vos, mi señor; la animadversión que os mostré en la sala de justicia del Tritón era una farsa para complacer a nuestros amigos, los Frey….y no todas las mujeres pueden ser tan valerosas como mi Wylla o su hermana Wynafryd… quien, por cierto, estaba al tanto de todo, pero representó su papel con gran aplomo.

Es cierto, Wylla podría no saber que Lord Manderly estaba actuando para “nuestros amigos, los Frey”. Aún así, la valerosa Wylla representó bien su papel. Una sola voz discordante, especialmente si es una niña, y especialmente con la pasión de la verdad con que Wylla sin duda se expresaba entonces, firmemente creyendo lo que decía, cimenta aún más la aparante lealtad que Manderly profesa a los Freys.

Casa Manderly
Ciertamente, creo que es cierto decir que Manderly es, de corazón, leal a los Stark, y no un mero oportunista.

—Wylla —sonrió lord Wyman—. ¿Os fijasteis? Fue muy valiente; hasta cuando la amenacé con cortarle la lengua siguió recordándome que Puerto Blanco contrajo con los Stark de Invernalia una deuda que nunca se podrá saldar.

Sin embargo, Lord Manderly es un hombre inteligente y astuto, alguien cuyas ambiciones no han estado ocultas en Canción de hielo y fuego. La restauración de los Stark en Invernalia no significa solamente saldar la “deuda” que la Casa Manderly tiene con los Stark, sino un incremento en el poder personal de lord Manderly, Con el niño bajo su poder y su riqueza y ejércitos apoyándole, Manderly se puede presentar como el perfecto regente para el nuevo lord Stark – un movimiento acorde al astuto y ambicioso tritón.