Hoy 20 de septiembre es un día muy especial. Es el cumpleaños – o día del nombre – de la persona que nos ha cambiado la vida y sin la cuál no existiría Los Siete Reinos: George R.R. Martin. Para celebrarlo, queremos contaros su último proyecto: construir una genial biblioteca con el aspecto de castillo en la ciudad de Santa Fe, en Nuevo México, donde reside.

Imagen del castillo-biblioteca

El Daily Mail desveló hace unos días la última idea de George para apoyar la actividad cultural de Santa Fe. Y es que ha enviado una propuesta a las autoridades locales para construir una enorme biblioteca con aspecto de castillo llamado Water Garden Keep: el fuerte de los Jardines del Agua, como la célebre ubicación dorniense.

George ya posee en Santa Fe una librería y su cine, el Jean Cocteau, del cual se ocupan de gestionar sus minions. Pero lo que ahora desea es construir una biblioteca en la cual poder alojar su extensa colección de literatura, especialmente de historia medieval. 

La gracia es que este edificio va a tener el aspecto de un castillo, con su pequeño jardín y superficies acuáticas. Según la descripción de los planes, su aspecto es similar al de “fortificaciones defensivas vistas en castillos medievales” junto “a los espacios místicos asociados a los catedrales” y “con un toque de la arquitectura mora“.

Su base además va a tener siete lados, como si fuera un septo. Y para coronar el pequeño castillo, una torre de unos 8 metros de altura.

Plano del castillo-biblioteca

Pero George ha visto su propuesta rechazada por los vecinos de Santa Fe. Y es que la altura del edificio, a causa de la torre es superior a la permitida legalmente. Los arquitectos al servicio del autor argumentan que la torre es una parte fundamental del edificio ya que aloja un ascensor que permite a los visitantes ascender a una terraza en el techo del “castillo” desde la cual disfrutar las vistas de las montañas y bosques junto a la ciudad.

Tras el rechazo inicial, Martin mandó otra propuesta en julio que eliminaba parte de la estructura de la torre de piedra y reducía su altura. Pero de nuevo pasada la semana los vecinos se opusieron porque creen que muchos fans del autor se desplazarían a visitar la localización y podrían molestarles. Y es que la biblioteca se construiría junto a la casa del autor, en un barrio de total acceso público.

Ya veremos cómo termina la historia, pero esperemos que nuestro querido GRRM pueda construir finalmente esta pequeña biblioteca tan original. En cualquier caso, desde los Siete Reinos y de parte de toda la comunidad fan de su obra:

¡Feliz 72º Día del Nombre, George!