Hoy os traemos un ensayo breve pero tremendamente interesante sobre una de las familias más retorcidas y guerracivilistas de Poniente: la casa Lannister en Canción de hielo y fuego. Es obra del gran Stefan Sasse y fue publicado originalmente en The nerdstream era.

Las sospechas de los Lannister

León de los Lannister

Uno de los aspectos más interesantes en la relación entre los hermanos Lannister es cómo van confirmando y fortaleciendo las sospechas que tienen unos de otros. La dinámica se vuelve notable por primera vez en Choque de Reyes, cuando podemos ver desde el punto de vista de Tyrion cómo sus acciones son malinterpretadas por Cersei, pero también cómo Tyrion al mismo tiempo es absolutamente ciego a cómo sus acciones son percibidas (mientras que para nosotros lectores es obvio).

En ningún momento son más evidente estos problemas que en la trama de Tyrion de envenenar a Cersei para que sufra diarrea. Al mismo tiempo que Tyrion lo intenta, Cersei (más tarde confirmado en su punto de vista) piensa que él quiere destruir su familia y a ella.

Tyrion, por supuesto, tiene sus sospechas sobre Cersei: no confía en ella y se prepara ante este hecho. El asunto se eleva cuando Tyrion trae a Tommen bajo su custodia porque no confía en las medidas de seguridad de Cersei y de manera errónea cree que eso le da una capa adicional de protección. Cersei responde con toda su fuerza (la moderación no es lo suyo) trayendo a Alayaya bajo su custodia, lo cual sólo conduce a Tyrion lanzando amenazas, algo que por supuesto Cersei toma con una confirmación de su culpa (y probablemente la orden de Mandon Moore de que mate a Tyrion).

Tyrion y Cersei

Tyrion seguramente solo pensaba en dañar a Cersei a nivel personal, pero la profecía del valonqar que cuelga sobre su cabeza le hace a Cersei asumir que él está en una misión omnicida para destruir a ella y a todos sus hijos de un golpe. Es solo la impotencia de Tyrion en Tormenta de Espadas la que previene que esta escalada alcance nuevos niveles por parte de Tyrion, pero Cersei sospecha tramas aún peores, que por supuesto son reforzadas con cada declaración desinhibida de Tyrion y cada intento del enano de vengarse de Joffrey.

Tyrion no entiende por qué Cersei protege a su vil hijo contra todo sentido, ¿pero cómo no va a hacerlo? El valonqar no sabe nada de la profecía que le tiene en el centro.

La relación tóxica también se escala cuando Jaime vuelve a Desembarco del Rey. Tras su confesión a Tyrion después de que le rescate, Tyrion profiere insultos a Cersei (y Jaime) que llevan a Jaime a pesar cada palabra y acción de Cersei en Festín de cuervos por obra de Tyrion, viendo la confirmación del adulterio de Cersei en cada acción de Cersei (correctamente); y alejándose de su hermana hasta que finalmente arroja su súplica de ayuda al fuego de un refugio invernal.

Cersei y Jaime, por Hennin Ludvigsen
Cersei y Jaime, por Hennin Ludvigsen

Incluso el gobierno de Cersei en Festín de cuervo está gobernada por ver la mano de Tyrion en todo lo que sucede, y en cualquier problema que surge. ¿Cómo no puede ser Tyrion el factor conductor de sus males, dado que sus manos van a estrangular su perfecto cuello blanco

Por supuesto, ella encuentra pruebas de estas traiciones todo el tiempo, lo que le llevan a hacer a Lord Bronn en un enemigo y pierda aliados a izquierda y derecha. Lo cual finalmente le hará perder su posición de poder.

Pero sería mucho atribuir esto por completo a los tres hijos Lannister por sí solos. Fue por la propia crianza a cargo de Tywin, que percibía la mera existencia de Tyrion como una ofensa, sin importar lo que su hijo hiciera; y asumía que su hija era solamente una mula de crianza glorificada sin importar lo que hiciera. No sorprende que sus hijos salieran tan dañados como resultaron, confirmando las sospechas sobre ellos mismos mientras crecían.