Último Héroe by Roman Papsuev ©

El fandom de Canción de hielo y fuego lleva dos décadas debatiendo acerca de quién será Azor Ahai. En el ensayo de esta semana, nuestra amiga Inés Álvarez, autora del soberbio análisis Damiselas en el hielo, le da una vuelta de tuerca. Explora cómo siete personajes, cada uno con un Rostro de los Siete Dioses, jugarían ese rol de héroe para vencer a los Otros. Como el texto es algo largo, esta semana primero plantearemos la idea y la semana que viene analizaremos a los candidatos

El héroe de las Siete Rostros (1ª parte)

Se ha hablado mucho de quién es el verdadero Azor Ahai que derrotará al Invierno. Melisandre piensa que es Stannis Baratheon, pero entre los lectores los candidatos más populares son Dany o Jon Nieve, o ambos. Los creadores de la serie de televisión, en su ánimo por sorprender al mayor número posible de fans, apostaron por una opción que muy pocos podrían haber visto venir: Arya. Podríamos decir que la joven Stark nos cogió a todos desprevenidos, y no solo al Rey de la Noche.

Hay mucho que no sabemos de Vientos de Invierno, y por lo tanto resulta dificilísimo hacer cualquier predicción sobre Sueño de Primavera. Sin embargo, está confirmado que hay aspectos del final de la serie que se mantendrán (aunque la forma de llegar a ellos sea distinta) pero muchos detalles importantes tienen que ser distintos por necesidad.

Por ejemplo, en los libros no hay un “Rey de la Noche” como tal, un único individuo al que se pueda derrotar para acabar con la amenaza de los Caminantes Blancos. En esta loca teoría me atrevo a especular que al final de Canción de Hielo y Fuego tampoco habrá un único héroe, sino un grupo de siete personajes que serán claves para derrotar a los Caminantes Blancos.

Para empezar, me parece que esta idea encaja bastante con la forma con la que Martin juega con los tópicos del género, pero siempre sin traicionar la coherencia narrativa de la historia. En su libro El héroes de las mil caras”, Joseph Campbell propuso que todas las narraciones y mitos comparten una estructura fundamental en la que se puede identificar un héroe arquetípico que sigue un viaje con una serie de fases o pautas más o menos definidas.

Aunque la teoría de Campbell tenido una influencia importantísima en la cultura pop moderna (hola, George Lucas) hay muchos que opinan que la teoría de Campbell simplifica demasiado las cosas. No me quiero explayar en este tema porque hay personas mucho más preparadas que yo para hablar de narrativa y Canción de Hielo y Fuego.

Sin embargo, me parece obvio señalar que la historia de Martin abarca demasiado y no se puede reducir a un único protagonista o “héroe”, y creo que el concepto de Azor Ahai está en la historia precisamente para jugar con este tópico. La historia en sí ya ha introducido la idea de que no hay un único héroe, sino que el dragón tiene, al menos, tres cabezas.

Yo propongo que en realidad nuestros héroes son siete. Y que, aunque probablemente estos personajes no serán conscientes, juntos encarnaran a los siete dioses o aspectos del Dios Único de la Fe de los Siete.

En el mundo de Martin se nos presentan bastantes religiones distintas. Ninguna parece ser “la verdadera” pero hay varias que parecen tener una raíz real, o al menos demuestran (o demostraran) un poder tangible en distintos momentos de la historia. Un ejemplo obvio es R’hllor: a la hora de interpretar profecías, Melisandre falla más que una escopeta de feria, pero es innegable que un poder sobrenatural mató a Renly y trajo de vuelta a Beric Dondarrion y Lady Corazón de Piedra.

El poder de los arcianos también está claro, e incluso el Dios Ahogado se nos puede revelar como un terrible kraken en un futuro “Apocalipsis Espeluznante” en Antigua. Sin embargo, la Fe de los Siete se ha visto bastante ninguneada durante toda la historia – tienen mucho poder terrenal, pero a la hora de proteger o ayudar a sus creyentes, los Siete no están haciendo muy buen trabajo: pregúntenle a Catelyn Stark, o a los hijos de Davos Seaworth.

Septo de Baelor, por Marc Simonetti

Y, sin embargo, creo que una religión capaz de desplazar a los dioses antiguos en buena parte del continente y hacer que los Targaryen se convirtieran tiene que tener un poso de “realidad” igual o superior al de las otras grandes religiones, y que este poder se nos hará patente en algún momento de la historia. Además, la idea de que ciertos personajes puedan encarnar a los siete dioses ya se nos ha presentado en los libros en Catelyn IV de Choque de Reyes, cuando ella está rezando en el septo, el mismo capítulo en el que muere Renly.

¿Quiénes son esos siete personajes, o las siete caras de nuestro héroe? A riesgo de defraudar al lector, no estoy segura al 100% ya que para algunas de las posiciones hay varios candidatos posibles. Las descripciones de los siete dioses son lo suficientemente ambiguas para que podamos encajar a muchos personajes en ellos, una especie de horóscopo westerosi.

Además, la Fe explica que no son siete dioses individuales, sino siete caras de un mismo dios, y que en cada uno hay trazas de los otros seis. Como explicaré, algunas de mis elecciones valdrían para dos dioses distintos. A pesar de todo, mis predicciones nos dejan con un grupo de ocho personajes con muchas papeletas, y cuatro posibles sustitutos.

La semana que viene estudiaremos esos siete candidatos para Inés. Hasta entonces, os invitamos a debatir cuáles serían para vosotros.