Hemos publicado en Los Siete Reinos varios ensayos obra del célebre Adam Feldman sobre la Casa Martell y su futuro escrito en sangre. Lo que toca en esta ocasión es analizar uno de los mayores problemas que presenta: su interés en tener muertes heroicas en lugar de vidas con sentido. Lo hacemos con este texto obra de BaelBard publicado originalmente en Reddit.

El sentido de las vidas y muertes: ensayo sobre la tragedia futura de los Martell

wallpaper-martell

“Lo que tiene sentido son las vidas, no las muertes” es una frase que dice Gerris Drinkwater a Quentyn Martell en su penúltimo capítulo, justo cuando planeaba robar un dragón. Y hasta hace poco, no he entendido lo que esto significa no solamente para la historia de Quentyn, sino para la trama dorniense en general.

Del capítulo El pretendiente rechazado de Danza de Dragones:

—Sí, todos muertos —concedió Quentyn—. Y ¿para qué? Para traerme aquí, para que pudiera casarme con la reina dragón. Una aventura fabulosa, así la llamó Cletus: caminos demoniacos, mares tormentosos y, al final, la mujer más hermosa del mundo; algo para contar a nuestros nietos. Pero como no le dejara un bastardo en la barriga a aquella tabernera que le gustaba, Cletus no tendrá hijos. Will no tendrá su boda. Sus muertes deberían tener algún sentido.

—¿Acaso lo tuvo esta?—Gerris señalaba un cadáver desplomado contra una pared de ladrillo, rodeado de una refulgente nube de moscas verdes.

—Ha muerto de colerina; ni os acerquéis a él. —Quentyn lo contempló con repugnancia. La yegua clara había traspasado la muralla de la ciudad; no era extraño que las calles estuviesen tan desiertas—. Los Inmaculados enviarán un carro a recogerlo.

—No me cabe duda, aunque no me refería a eso. Lo que tiene sentido son las vidas, no las muertes. Yo también apreciaba a Will y a Cletus, pero eso no nos los devolverá.

Quentyn_Martell_by_henning
Quentyn_Martell_by_henning

Quentyn necesita tener éxito, porque de otra forma sus amigos hubieran muerto para nada. “Dale un beso a tu esposa por mí” dijo Cletus antes de morir, y Quentyn hará todo lo que pueda para que suceda. Va a un foso con dragones y tiene una muerte horrible porque quiere honrar la memoria de sus amigos.

Y no es el único Martell que lo hace. Oberyn fue a Desembarco del Rey, luchó contra la Montaña y murió para vengarse por Elia. Las Serpientes de Arena quieren una guerra y matar niños para vengarse de Oberyn (y probablemente la tengan en Vientos de Invierno). Y Doran, que calificó las acciones de Oberyn de temerarias y aprisionó a las Serpientes de Arena, no es mejor que ellos. Mandó a su propio hijo a su muerte por venganza, fuego y sangre.

Hay una diferencia notable entre Quentyn y el resto, porque sus deseos no están movidos por la venganza, pero la idea es similar en cualquier caso. Se han puesto a sí mismos y a otros en peligro por sus intentos de honrar a los muertos.

Y además, hay un monólogo que tiene ideas similares a la frase de Gerris de “Lo que tiene sentido son las vidas” y precisamente en otro capítulo dorniense.

Sand Snakes by ~Sir-Heartsalot on deviantART
Sand Snakes by ~Sir-Heartsalot on deviantART

En el capítulo El observador de Danza de Dragones:

—Oberyn quería vengar a Elia. Ahora, vosotras tres queréis vengarlo a él. Os recuerdo que tengo cuatro hijas, vuestras hermanas. Mi Elia ha cumplido catorce años y es casi una mujer. Obella tiene doce, está a punto de florecer. Os adoran igual que Dorea y Loreza las adoran a ellas. Si morís, ¿queréis que El y Obella os venguen, y luego, que Dorea y Loree las venguen a ellas? ¿Así queréis que sigan las cosas, en un círculo eterno? Os lo pregunto de nuevo, ¿cuándo acabará esto? —Ellaria Arena puso la mano en la cabeza de la Montaña—. Vi morir a vuestro padre. Aquí está su asesino. ¿Me llevo una calavera a la cama para que me dé consuelo en las noches? ¿Me hará reír? ¿Me compondrá canciones? ¿Me cuidará cuando esté vieja y enferma?

No importa lo que Quentyn haga, sus amigos nunca volverán. Los cadáveres podridos se quedan así y no les importa si son honrados o vengados. Y no importa cuánta gente las Serpientes de Arena maten en su venganza, Oberyn seguirá muerto. La calavera de Gregor no hará a Ellaria feliz ni solucionará sus problemas. Solo los vivos pueden hacerlo.

Doran Martell: A present by qissus on DeviantArt
Doran Martell: A present by qissus on DeviantArt

Los Martell están asolados por los fantasmas del pasado. No pueden avanzar y se condenan a sí mismos por ello. “Lo que tiene sentido son las vidas, no las muertes” es la verdad de la cual no se dan cuentan. Si Doran se preocupara por Quentyn más que de la memoria de Elia, Quentyn seguiría vivo. Si Quentyn se pusiera a sí mismo y a sus amigos vivos por encima de los muertos, Quentyn seguiría vivo. Si Oberyn hubiera pensado en sus ocho hijas en lugar de Elia, Oberyn seguiría vivo.

Y las Serpientes de Arena deberían poner su amor entre ellas por encima también. Deberían preocuparse de Dorea y Loreza, que les idolatran, y no ponerles en una posición en que tengan que vengarles después. Pero no lo harán. Y Doran, que manda a Quentyn a morir por Elia, probablemente aliará a Dorne con Aegon y traerá Fuego y Sangre a su gente (pero no de la manera que querría) por su pesar por Quentyn. Es un círculo vicioso de dolor, pena y venganza del que no pueden salir.

No vamos a decir que esté mal con lamentar su muerte y querer honrar a sus muertos. Creo que lo que GRRM dice aquí es que debemos poner a los vivos primero. Como otra famosa historia de fantasía nos dice “No tengas pena de los muertos, Harry, sino de los vivos”. Deberíamos agradecer a la gente mientras están en nuestras vidas, no después de que se hayan ido.