Dunk y Egg, por Gary Gianni

Traemos hoy la segunda parte de este formidable ensayo, para celebrar que el pasado fin de semana se cumplían 3 años de la publicación original de El caballero de los Siete Reinos, el libro que recopila los tres cuentos que conocemos de Dunk y EggSe trata de un texto que habla de los paralelismos y presagios que nos ofrece la obra, escrito por Mimi Hoshut para el genial libro de ensayos Tower of the Hand: A Flight of Sorrows, y publicado también en la propia Tower of the Hand.

Os recomendamos, si no lo habéis hecho, leer antes la primera parte.

Los paralelismos narrativos y los presagios en los cuentos de Dunk y Egg (1ª parte)

El caballero soplón:  Los paralelismos narrativos y los presagios en los cuentos de Dunk y Egg (2ª parte)

Libro_Blanco_Duncan_HBO

 

No solamente los cuentos sirven de base histórica explícita para la saga, sino que muestran destacados paralelismos, pistas e incluso conexiones no tan obvias. Antes de la publicación de Festín de Cuervos, Martin confirmó que un descendiente de Dunk aparecería en la cuarta novela. El más aparente culpable es Brienne, la Doncella de Tarth, repudiada por sus no demasiado atractivas características físicas.

Destaca entre el pueblo llano por su altura, especialmente para ser una mujer. De manera similar, Dunk se llama a sí mismo Duncan el Alto por la misma razón: rozando casi los siete pies (unos 210 centímetros) desde que era adolescente, se eleva sobre la mayoría de hombres. Además de su enorme estatura, Dunk y Brienne comparten las mismas dudas y consciencia sobre su capacidad mental. Los monólogos mentales de Dunk se acercan a los capítulos desde el punto de vista de Brienne, redundando en los mismos criticismos internos y dudas sobre sí mismos.

Y si las próximas correlaciones de sus comportamientos sugieren personalidades similares, sus trayectorias en la trama son espejo una de la otra incluso más. Los tres cuentos de Dunk y Egg siguen a un caballero errante de viaje por los Siete Reinos, sirviendo a cualquier señor en cuya causa crea, y observando la vida del pueblo de llano de camino. Desde el inicio del punto de vista de Brienne en Festín de Cuervos, se embarca en una búsqueda aparentemente desesperada para encontrar a las hermanas Stark; una misión confiada por Jaime Lannister, con quien ha formado una relación de respeto además de una atracción hacia él. Los capítulos de Brienne traen al lector lo más cerca posible de los viajes de un caballero errante que se pueden ver en la saga, y están repletos de la realidad de la dura vida del pueblo llano.

Ciertamente ayuda en esta correlación que ambos aspirantes a caballeros viajen con un entrañable escudero a su vera, aunque Podrick Payne, quizás, tenga menos sangre real. Ambos escuderos fueron adquiridos tras un persistente seguimiento por su parte para forjar una relación cercana y protectora. Dunk y Brienne poseen además un código moral muy similar, eligiendo siempre la opción más noble y que siga los votos de caballería.

brienne_by_quickreaver
brienne_by_quickreaver

De manera curiosa, ninguno ha sido nombrado caballero. Esto puede ser deducido del las pistas del contexto cuando Dunk es reticente a dar detalles de su nombramiento, así como de la identidad de género de Brienne. En Festín de Cuervos, ella observa a Pod y piensa “No soy un caballero, no importa las veces que me llame ser”. Es probable que ambos personajes, sufriendo un extraño sentimiento de alejamiento respecto a sus sociedades, se volvieran hacia el código de caballería para ganarse un nicho para sí mismos. Manteniendo ese código moral, eligiendo defender al débil e indefenso, marginando sus propios intereses y su vanidad por una causa mayor, son esos comportamientos los que definen tanto a Dunk como a Brienne, a veces para su detrimento.

Es interesante observar que ambos personajes proveen un notable contraste en el panorama de los caballeros de Poniente que nos muestran la disparidad de las acciones de los caballeros frente a sus votos. Aunque Dunk y Brienne están separados por unos cien años, la decepción general con los caballeros nombrados por el reino es consistente. Las novelas de Canción de hielo y fuego prueban una y otra vez (especialmente con los comentarios de Sandor Clegane) que los caballeros raramente son tan nobles como sus votos. Es interesante, entonces, ver que la situación era claramente la misma incluso en la época de Dunk.

Entre aquellos hombres vanos y egoístas que no quieren defender al débil, Dunk y Brienne destacan con sus torpes intentos de defender los votos de caballero. Es muy probable que ambos personajes ejemplifiquen el código moral asociado con esa clase porque no son capaces de unirse a ella; como foráneos, llegan a alcanzar los estándares que se esperan de un caballero, porque nunca tuvieron el privilegio de convertirse en uno. Aquellos que realmente han sido nombrados parecen tomar la caballería por supuesta y están menos inclinados a cumplir sus votos seriamente.

Gregor Clegane by ohsono on deviantART
Gregor Clegane by ohsono on deviantART

Otra conexión explícita entre los dos personajes es incluso más evidente en Festín de Cuervos con el escudo de Brienne. Dado a ella por Jaime en la armería de la Fortaleza Roja, su escudo originalmente llevaba el murciélago negro de Lothston. De manera similar, el escudo heredado por Dunk llevaba previamente el cáliz alado de Ser Arlan. Ambos quisieron repintar sus escudos. Brienne, incapaz de llevar las armas de Tarth sin identificarse a aquellos que la quieren ver muerta, opta por un emblema que recuerda haber visto en la armería de su padre. Los lectores de El caballero errante reconocerán la descripción al instante:

Recordó como había pasado las yemas de los dedos por la pintura desconchada y desvaída, por las hojas verdes del árbol, por el curso de una estrella errante.

Tarth, no siendo referenciada en la historia de Poniente como una casa particularmente antigua, es gobernada por su padre Lord Selwyn, referido como el Lucero de la Tarde. Su título podría ser una referencia a la estrella del propio emblema de Dunk. Si Egg fue coronado a los 33 años, eso implica que Dunk se convirtió en su comandante de su Guardia Real a los 40, dejando a Ser Duncan mucho tiempo para haber tenido hijos. Dada esta conexión, es muy posible que Brienne sea su tataranieta.

La conexión entre los dos personajes arroja cuestiones sobre la dirección de la trama de Brienne en las novelas que quedan. ¿Podrían sus futuros logros reflejar los de Dunk, es decir, llegar a ser Lord Comandante de la Guardia Real? Parece improbable, dado su posición actual, y podría ya haberse conseguido al ser incluida en la Guardia Arcoiris de Renly.

Guardia Real por Jaon Engle
Guardia Real por Jaon Engle

Además están sus escuderos. Aunque Egg y Pod no se parecen en términos de personalidad, sus relaciones con sus respectivos caballeros son bastante similares. Podría argumentarse que Podrick Payne podría jugar un papel en eventos futuros mucho más importantes que ser un joven escudero. Finalmente, existe la cuestión del destino final de Brienne, dado el trágico desenlace de su precesor en Refugio Estival. Incluso tras su estrecho escape de una prematura muerte en Festín de Cuervos, ¿tendría Brienne una muerte tan devastadora como Dunk?

Aunque se ha descrito explícitamente en ningún texto canónico, muchas pistas contextuales aparecen en Canción de hielo y fuego (y El mundo de hielo y fuego) sobre la tragedia de Refugio Estival. Múltiples personajes han hecho referencias al evento, refiriéndose a la destrucción del castillo, su conexión con los dragones y el efecto melancólico que provocó en Rhaegar Targaryen. En la época de los cuentos de Dunk y Egg, Refugio Estival es un castillo real habitado por el padre de Egg, Maekar. Posicionado sobre las marcas dornienses y ocupado como residencia veraniega por el rey Daeron II, fue entregado a Maekar mientras su hermano Baelor se quedaba con Rocadragón.

El castillo fue destruido por un fuego en el año 259 DC, resultando en la muerte de tanto Dunk como Egg. En esa época, Egg era mejor conocido como el rey Aegon V, y Dunk se había transformado en Ser Duncan el Alto, Lord Comandante de la Guardia Real de Aegon. Aunque los detalles del evento son desconocidos, los comentarios de Alester Florent en Tormenta de Espadas sugieren fuertemente que la tragedia se originó de un intento erróneo de eclosionar huevos de dragón.

Lo compara con la locura con el fuego valyrio de Aerion Llamabrillante, así como los nueve magos que cruzaron el mar para intentar eclosionar los huevos de Aegon III. “¿No aprendimos nada de Refugio Estival?”pregunta a Davos. “Ningún bien ha venido nunca de esos sueños de dragones”. En el mismo libro, Ser Barristan cuenta a Dany la conexión melancólica de su hermano Rhaegar con el castillo, explicando que nació “de luto”. Ya que Rhaegar nació el día del fuego, se cree habitualmente que su nacimiento fue intrínseco a la desconocida tragedia.

Rhaegar's Harp by feliciacano on deviantART
Rhaegar’s Harp by feliciacano on deviantART

Aunque el evento está rodeado en misterio, algunas conclusiones se pueden tomar acerca de quienes estuvieron involucrados. Egg, el rey, tenía unos 60 años entonces, y Dunk unos 66 o 67. Ambos estaban presentes y perecieron en Refugio Estival, así como el heredero de Egg, el príncipe Ser Duncan el Pequeño. Es posible que la esposa del príncipe Duncan, Jenny de Piedrasviejas, también estuviera. Su amiga, la vidente que aparece en Tormenta de Espadas, el Fantasma de Alto Corazón, dice que “Ya me ahogué con el dolor de Refugio Estival “.

Esta frase, unida a las lágrimas de la anciana por lo que llama la canción de “mi Jenny” sugieren que podría haber perdido a Jenny en la tragedia de Refugio Estival. Además, el Fantasma se revela por Barristan Selmy como la bruja de los bosques que predijo la línea sucesoria de El Príncipe que Fue Prometido, explicando la decisión de Egg de casar a sus nietos Aerys II y Rhaella entre ellos. Barristan equivocadamente cree que la anciana también murió en Refugio Estival, cuando el lector sabe que está viva para el año 300 DC y vaga por las Tierras de los Ríos. Esto nos sugiere, sin embargo, que ella podría haber estado presente pero de alguna manera sobrevivió al fuego.

Los eventos de los cuentos de Dunk y Egg, aunque sucedan muchos años antes de la tragedia de Refugio Estival, podrían arrojar alguna luz en estos misteriosos eventos. En El caballero errante y El caballero misterioso, un hilo común sale a la luz en la forma de los “sueños dragón” de los Targaryen. Daeron, el hermano de Egg, revela que tuvo un sueño de Dunk antes de que los dos se conocieran. “Soñé contigo y con un dragón muerto”, dice a Dunk. “Había caído sobre ti, pero tú estabas vivo y el dragón muerto”. Daeron está preocupado con que el dragón pueda ser él, así que pregunta a Dunk para asegurarse que es a su hermano Aerion al que mata. Sin embargo, al final, el dragón claramente simboliza a Baelor Rompelanzas, que muere en la defensa de la causa de Dunk durante el Juicio a Siete.

Años más tarde, durante los eventos de El caballero misterioso, Daemon II Fuegoscuro le dice a Dunk que soñó “con este castillo blanco, contigo y un dragón saliendo de un huevo”. Daemon malinterpretó el dragón con uno literal, eclosionado de los preciados huevos de Butterwell. Sin embargo, como hemos discutido antes, el dragón en esta premoción es simbólicamente Egg revelándose como un príncipe Targaryen, y en un futuro, como rey.

Daemon II, por Marc Simonetti
Daemon II, por Marc Simonetti

Con estos dos precedentes en mente, no es improbable pensar que el desastroso intento de eclosionar un huevo de dragón en Refugio Estival podría haber sido el producto de una lectura equivoca de un sueño o profecía. Como las equivocaciones de Daemon, el dragón en este hipotético sueño o profecía podría haber simbolizado a un Targaryen – en este caso, a Rhaegar. Esto podría explicar el nacimiento de Rhaegar el mismo día que sus predecesores intentaban alzar un dragón, así como la melancólica conexión que tiene con Refugio Estival que continúa asolándole toda su vida.

Presentando estos posibles paralelos, los cuentos nos dan una dimensión extra de comprensión de los Siete Reinos. Aunque aparentemente desconectadas de la propia saga con un grupo separado de historias, las aventuras de Dunk y Egg son, de manera debatible, tan importantes para la historia y el contexto de Poniente como las novelas actuales. Esto ciertamente provee a Martin de la oportunidad de mostrar su extraordinaria habilidad para la escritura de relatos cortos. Cuando un lector se distrae con el calibre de la obra de Martin de multitud de puntos de vista relacionados y aluviones de giros narrativos en diferentes libros largos, es importante mirar a los cuentos como ejemplos de su mejor escritura.

Con ritmo ajustado y arcos inteligentes y bien definidos, las historias de Dunk y Egg merecen la pena ser leídas y releídas, solamente por el nivel de su escritura. Uniéndose a su peso y contribución al completo entendimiento de Poniente, se establecen como una compañeros de valor incalculable de las novelas de Canción de hielo y fuego: una lectura imprescindible, y además, de imprescindible análisis, para todos los fans de la saga.