Hoy os traemos un ensayo realmente interesante. Es obra de nuestro amigo Oriol Escudero i Fort, que hace casi dos meses nos envió un gran texto sobre la importancia de las ramas cadetes en Canción de hielo y fuego. En esta ocasión, estudiamos la relevancia de los blasones como símbolo de representación familiar en la saga de George R.R. Martin.

Los blasones como símbolo de representación familiar en Canción de hielo y fuego

lemas de las casas de Poniente

Por Oriol Escudero i Fort

Uno de los aspectos más importantes dentro de  la obra de Martin son sin duda alguna la heráldica o los escudos de las casas. Dentro de la saga se pueden encontrar decenas y decenas de blasones de familias principales y secundarias, cada uno con su diseño y características propias.

Si nos ponemos analizar algunos de blasones que aparecen en los libros, es indudable que su diseño está necesariamente relacionado con la familia que representa. Martin sin duda ha sabido adaptar los blasones de manera excepcional a la coyuntura de cada una de las casas.

Por ejemplo, si analizamos los escudos de algunas de las  principales familias del Dominio, observamos como muchos están relacionados con la naturaleza, las plantas y las flores. Esto se vislumbra en el caso de los escudos de las casas Florent, Oakheart, Tyrell o Rowan.

La representación del vino como uno de los productos más deliciosos Dominio, particularmente en El Rejo, se puede encontrar en el blasón de los Redwyne. Por otro lado, el Faro, uno de los elementos arquitectónicos más importantes de Antigua y posiblemente de los Siete Reinos, es el blasón de los Hightower.

Si nos trasladamos a Dorne, podemos encontrar como la representación de la región está presente en muchos blasones. El calor, el sol y los productos exóticos son algunos de los elementos más característicos de Dorne y se encuentran muy bien caracterizados en algunas de sus familias. El Sol de los Martell, los limones de los Dalt, el fuego de los Uller y los escorpiones de los Qorgyle son algunos de los mejores ejemplos.

Por su parte las Tierras de los Ríos son un reino fértil y rico, donde el agua es el elemento más importante. Este elemento está presente en los escudos de familias como los Tully y los Motoon con la trucha y el pez, y en de los Frey con la torres de Los Gemelos que forman un puente.

Pero al mismo tiempo, en esta región tan variada la representatividad se puede medir en muchos factores, como por ejemplo, en la acertada decisión de escoger un arciano rodeado por cuervos para diseñar el blasón de la Casa Blackwood de Árbol de los Cuervos. Es una familia que siempre ha profesado la Fe de los Antiguos Dioses.

No menos acertada es la elección de los blasones de las rudas familias norteñas. En ellas podemos observar: lobos huargo, osos, gigantes e incluso un sol blanco asociado perfectamente al frío del Norte. Pero del mismo modo que los Blackwood en Las Tierras de los Ríos, también hay particularidades que identifican casas sin estar ligadas con el ambiente del Norte. Por ejemplo, el hombre desollado de los Bolton, identifica muy bien la crueldad y las prácticas de desollamiento que ha practicado a cabo esta familia a lo largo de su historia.

En los escudos de algunas familias de las Tierras de Occidente, se puede ver la riqueza y el poder de esas tierras. El león dorado de los Lannister es sin duda el escudo más idóneo para esta familia y su representatividad está más que probada. También el sol sobre la pira de oro de los Lefford o las monedas de los Payne, están muy bien escogidos y asociados con el poder. Al mismo tiempo, el jabalí negro y blanco de los Crakehall representa la constitución robusta de los miembros de esta familia.

En el Valle de Arryn algunos escudos característicos están ligados a las alturas, las montañas y las piedras. El águila de los Arryn está perfectamente escogida para que relacionemos esta Casa con las alturas y su propio asentamiento (El Nido de Águilas). Un significado similar podemos encontrar con la lluvia de piedras de los Royce de Piedra de las Runas o el porticulis de los Royce de las Puertas de la Luna (la rama cadete).

En las Islas del Hierro, el blasón en forma de kraken de los Greyjoy es muy característico de la propia región y la religión que profesan. Los peces de los Botley, la mano de huesos de los Drumm o la guadaña de los Harlaw, guardan también un gran parentesco con el mar y la costumbre saqueadora de los Hijos del Hierro.

Por último los blasones de las Tierras de las Tormentas con el ciervo de los Baratheon, los cervatillos de los Cafferen y la luna con los árboles de los Fell, demuestra su relación con los bosques de dicho Reino y los animales que en él se encuentran. También las tormentas que caracterizan la zona las podemos encontrar representadas en el rayo púrpura de los Dondarrion.

Toda esta simbología denota que Martin ha estudiado a la perfección cada región de Poniente. No ha escogido los blasones de las casas al azar, sino que ha tratado demostrarnos características propias de los reinos y las familias en ellos.