Como tuvimos en las temporadas de Juego de Tronos vuelven las Reviews de los Lectores a Los Siete Reinos. Y contamos de nuevo como responsable de ellas a un autor de auténtica excepción: nuestro amigo y colaborador de Los Siete Reinos Xavi (Sak Stark)que como ya sabéis se ocupa de administrar la imprescindible Wikia de hielo y fuego.

La Casa del Dragón 1×01 – Los herederos del dragón

Por Xavi (Sak Stark) de la Wikia de Hielo y Fuego

Y así es, tres años después volvemos a Poniente, y la Casa del Dragón ya es una realidad audiovisual. Este ambicioso proyecto liderado por Ryan Condal tiene ante sí el reto de adaptar a la pequeña pantalla uno de los períodos de mayor relevancia en la historia de la dinastía Targaryen. Un tiempo en que los dragones, fielmente ligados a sus “jinetes”, no eran unos exóticos ejemplares del Mundo Conocido, sino que eran numerosos y campaban a sus anchas.

Comenzamos varios (muchos) años antes de Daenerys Targaryen, como bien nos indican. En esta ocasión, no hemos tenido la oportunidad de tararear la intro de la serie, pero en su lugar aparecemos ni más ni menos que en el inmenso salón de la lúgubre Harrenhal. A modo de prólogo y con cameo incluido del Viejo Rey Jaehaerys I, tiene lugar la votación del Gran Consejo del 101 d.C, uno de los eventos más destacados de Fuego y Sangre.

Es una más que correcta presentación de los principales personajes adultos, y que sirve para situarnos en el reinado de Viserys I, quien sería elegido por delante de Rhaenys, la reina que nunca fue. Esta sería la semilla que desencadenará en una de las crisis más profundas en el seno de la Casa Real.

            “Todos los señores, ya grandes, ya menores, de Poniente recibirían una invitación, así como los maestres de la Ciudadela y las septas y septones, estos últimos para pronunciarse en nombre de la Fe. Mejor sería que los aspirantes expusieran su parecer ante la asamblea señorial, decretó su alteza. Aceptaría la decisión del Consejo, escogiera a quien escogiera.” – Fuego y Sangre

Lo que viene a continuación es un cúmulo de imágenes muy familiares. Desembarco del Rey vive sus días de mayor esplendor y prosperidad, sin ser pasto de las llamas. Con absoluta normalidad, los dragones conviven con el resto de los mortales, incluso tienen su propio lugar de reposo, Pozo Dragón, donde acompañan sus guardianes, quienes se encargan de guiarlos para casa en alto valyrio, como si de mascotas domesticables se tratasen.

El episodio nos presenta la amistad entre las versiones jóvenes de Rhaenyra y Alicent, quienes recorren la Fortaleza Roja por rincones tan conocidos como el patio del mapa que ordenó Cersei  hacer mucho tiempo después, mostrándose aquí de forma más cálida y más acogedora. Especial mención al nuevo aspecto del Trono de hierro, mucho más recargado e intimidante que el que teníamos en mente. Un trono más acorde a lo que había en la cabeza de George R.R. Martin.

Y qué decir de la introducción de los dos hermanos. Por un lado, el rey Viserys es introducido como un personaje muy humano, de primeras bonachón, y con un afán de querer buscar constantemente la aprobación de sus consejeros. Por otro lado (ausente en su puesto), el príncipe Daemon posee rasgos diferentes: descarado, ambicioso, y peligroso. En las calles de la capital, y tras proporcionar a sus hombres las famosas capas doradas de la Guardia de la Ciudad, considera necesaria una buena limpieza de malhechores para hacer respetar la organización, justificando con ello sus violentos métodos.

            “Se deleitaba cortando la mano a los bolsistas, capando a los violadores y rebanando la nariz a los ladrones, y además mató a tres hombres en algaradas callejeras durante su primer año de comandancia. Al poco, el príncipe era bien conocido en los bajos fondos. Se convirtió en parroquiano de las tabernuchas, donde bebía gratis, y de los garitos de juego, de donde siempre salía con más dineros de los que llevaba al entrar.” – Fuego y Sangre

Uno de los personajes que más ha sorprendido en este comienzo ha sido la reina Aemma, la “MVP por un episodio”. Con poco tiempo en pantalla, la actriz nos da una más que aceptable actuación de una madre preocupada en traer al mundo un heredero varón, lo que ella ha denominado su campo de batalla. Ha resultado ser no solamente una metáfora, también el presagio de su trágico final: una sangrienta y terrorífica escena de parto, que Sapochnik ha hilado tan bien con todo el desarrollo del torneo que se ha compuesto para la ocasión.

Y es que las fechas han quedado muy bien montadas. Si bien los sucesos originales tiene lugar en momentos diferentes, el conocido Torneo del Heredero. En contraposición al Torneo de la Mano de la 1ª temporada de Juego de Tronos, una de las escenas menos favoritas de GRRM, el despliegue es espectacular. Los detalles en las armaduras de los combatientes, el mimo con la heráldica de las casas nobles….

Especial atención cómo durante el transcurso, Daemon le hace la guerra psicológica a Ser Otto Hightower, la Mano del Rey, en instantes como el de enviar al hijo de este último con los maestres de forma poco cortés, o en el momento de pedir el favor a Alicent. Y por supuesto, este evento ha sido el escenario en el que Criston Cole aparece y se luce derrotando tanto a sus oponentes como al príncipe dragón, ante cientos de testigos.

            “Ser Criston, hijo de un mayordomo de Lord Dondarrion, era un joven y afable caballero de veintitrés años. Se atrajo por primera vez la atención de la corte al vencer en el combate cuerpo a cuerpo de Poza de la Doncella,. En los últimos momentos del combate, Ser Criston desarmó al príncipe Daemon de Hermana Oscura con el mangual, lo cual encandiló a su alteza y enfureció al príncipe. Después entregó a la princesa Rhaenyra, de siete años a la sazón, los laureles de vencedor, y le suplicó que los luciese en la justa.” – Fuego y Sangre

Momentos muy épicos y vibrantes, pero no hay demasiado tiempo para celebraciones. Tanto la reina como el recién nacido reciben la visita del Desconocido, y en una posterior escena funeraria escuchamos el primer Dracarys de la serie.

El Consejo Privado se vuelve a enfrentar al apremiante asunto sucesorio. Sin herederos varones nuevamente, Otto se apresura en soltar bilis contra Daemon, dado que teme la idea de que su enemigo nº1 le gobierne algún día: lo compara al nivel de Maegor el Cruel, saca el nombre de Rhaenyra como heredera al trono, e incluso juega la carta de enviar a su hija Alicent a los aposentos del monarca, dado que este está “sólo y deprimido”. Posteriormente, el príncipe canalla es convocado para confirmar los informes de la Mano.

El rey, sentado en el trono con Fuegoscuro y protegido por su Guardia Real, no solo no logra intimidar a su hermano lo más mínimo, sino que encima este le reprocha a la cara lo débil y manipulable que es. A pesar de la discusión, Otto consigue salirse un poco con la suya, y Daemon acata la decisión de volver al Valle de Arryn con su esposa.

            “El niño, llamado Baelon en honor al padre del rey, la sobrevivió tan solo un día, dejando apenados al rey y a la corte, salvo quizá el príncipe Daemon, a quien vieron en un lupanar de la calle de la Seda haciendo chistes etílicos con sus amigachos de noble cuna sobre el «heredero por un día». Cuando esto llegó a oídos del rey. Al fin se había hartado del desagradecimiento y las ambiciones de su hermano.” – Fuego y Sangre

Tomada ya una decisión, Viserys I hace llamar a su hija Rhaenyra, y ante la magnífica calavera del Terror Negro, le comunica que va a nombrarla heredera, y le revela acerca de “La Canción de Hielo y Fuego”: un sueño profético que anuncia el fin del mundo en forma de oscuridad invernal, un secreto que se ha transmitido de rey a rey, quien ha de prepararse llegado el momento.Esta revelación es interesantísima y tramposa a la vez.

Por una parte, hace referencia al propósito de Aegon I para la conquista de los Siete Reinos, un propósito no solamente político, y que es perfectamente válido el proceder de su transmisión, para que cuando toque, enfrentarse a la Larga Noche. Ejemplos de soñadores tenemos unos cuantos, como Daeron el Borracho y seguramente Aegon V (Refugio Estival), y por supuesto Rhaegar… A saber si la “locura” Targaryen tiene realmente una conexión con estos sueños proféticos, y cuanto influye en estos miembros considerados como locos

Por otro lado, el “sueño” en su situación temporal no puede ser más inexacto y ambiguo, el foco de la conversación está puesto en una conocida daga de acero valyrio. Un arma que, si bien sirvió para destruir al Rey de la Noche en Juego de Tronos, no pasó por las manos de los últimos Targaryen vivos. Ni se percataron de su existencia. Podrá gustar más o menos, pero dado que ambos productos comparten universo, es comprensible que este tipo de conexiones intenten arreglar lo que en su día se explicó, o no se terminó de explicar, de una forma más argumentada y convincente.

            “La reunificación de los Siete Reinos bajo el gobierno de los Targaryen fue la piedra angular de la estrategia de Aegon I como monarca. Con este fin, puso gran empeño en atraer a su séquito y su consejo a hombres, e incluso mujeres, de todas partes del reino. En Desembarco del Rey presenciaron la justicia real, y se los instó a pensar en sí mismos no como occidentales, tormenteños o norteños, sino como súbditos leales de un gran reino.” – Fuego y Sangre

Expuesta toda la verdad, Rhaenyra Targaryen es nombrada Princesa de Rocadragón en el salón del trono, en una esplendorosa ceremonia ante señores y vasallos venidos de todo Poniente para prestar su juramento de lealtad.

Como valoración general, el debut de la Casa del Dragón ha sido más que notable. Por este camino vamos a tener horas y horas de entretenimiento tronil, y que dure mucho, mucho tiempo.