Hacía tres meses que George R.R. Martin no actualizaba acerca de su estado escribiendo Vientos de Invierno. Y lo ha hecho hoy con grandes noticias. Ha revelado en su blog que 2020 ha sido un mal año, el peor que ha vivido, pero que al menos tiene algo positivo. Y es que, aparte de seguir con buena salud, ha sido el mejor año de la escritura de Vientos de Invierno desde que lo comenzó, con “cientos y cientos de páginas escritas”, y tiene “esperanzas” para 2021. Vamos con sus palabras.

George comienza su entrada explicando que enero se ha pasado en un suspiro. Cuenta que acostumbraba a escribir un balance del año en Nochevieja, pero que el caso de 2020 ha sido especial, porque ha sido el peor año que ha vivido, tanto para él como para su país. Dice que “mucho ha pasado, pero nada está la altura de los cientos de miles de muertes por Covid”

A propósito de salud, el autor menciona que aún no está vacunado, pero sí está en las listas de espera como millones más. Hasta entonces, sigue llevando mascarilla y haciendo toda la cuarentena posible. Eso sí, tanto su esposa Parris como él están bien de salud, pero recuerda que ha perdido amigos queridos y otros están mal de salud. Como menciona, “envejecer no es divertido”.

Pero explica que 2020 tuvo algo bueno, aparte de la derrota de Trump: su trabajo. Y es que ha sido más productivo que nunca desde que comenzó a escribir Vientos de Invierno, con cientos y cientos de páginas escritas. George está esperanzado y en racha.

George en su cabaña en las montañas

Estas son exactamente sus palabras:

He escrito cientos y cientos de páginas de Vientos de Invierno en 2020. Ha sido el mejor año en Vientos desde que empecé. ¿Por qué? No lo sé. Quizás estaba aislado. O cogí una buena racha. A veces estoy de racha.

Necesito seguir así, aún así. Tengo todavía cientos de páginas más que escribir para llevar a la novela a una conclusión satisfactoria.

A eso me dedicaré en 2021, espero.

No voy a hacer predicciones de cuándo acabaré. Cada vez que lo hago, imbéciles en Internet lo toman como una “promesa” y entonces esperan fervientemente para crucificarme cuando no llego a esa fecha. Todo lo que diré es que tengo esperanza.

Tengo un trillón de otras cosas que hacer, eso sí. Mi copa está a rebosar. Cada vez que termino una cosa, tres más se posan encima. Monos sobre mi espalda, ay, ay, ya he cantado esta canción antes. Tantos monos. Y Kong (Vientos de Invierno)

Hablaré de ello en otra entra diferente del blog.

Mientras tanto, chicos y chicas, por favor cuidaos y manteneos sanos. Intentaré hacer lo mismo.

Nos encanta leer a George así. En primer lugar y más importante, su salud está bien. En segundo lugar, parece que 2020 ha sido un enorme año para la escritura de Vientos de Invierno. No da fechas, pero se le ve esperanzado en escribir las cientos de páginas que le quedan – no esperemos el libro listo a corto plazo – este año.

Y por último, tenemos muchas ganas de que hable sobre los otros proyectos: seguramente tenga que ver con los spinoff que hemos conocido estas semanas. Hasta entonces, como dice él, a cuidarse y mantenerse sano. Por ejemplo, escuchando a Ramin Djawadi.