La editorial Penguin Random House ha publicado varias charla de George R.R. Martin con el escritor David Anthony Durham para promocionar The Rise of the Dragon, la versión ilustrada de Fuego y Sangre desde la semana pasada a la venta. Y en ella ha dejado varias perlas muy interesantes sobre la historia Targaryen que leemos en Fuego y Sangre y está adaptada en La Casa del Dragón, como que para él no hay una versión «canon» y verídica de esos hechos y no es ni negro ni verde en la Danza de los Dragones.

La semana pasada os compartíamos la charla que tuvo George con David Anthony Durham con motivo del lanzamiento de The Rise of the Dragon, en que habló de Vientos de Invierno entre otros muchos titulares. Ese evento fue a través de un livestream especial de pago con invitación, pero ahora la editorial ha liberado en Youtube una versión de esa conversación con los mismos protagonistas, en varias partes.

Martin contó que hubo tres versiones diferentes que planteó para comenzar House of the Dragon. La primera, la que vimos en la serie, la que empezaba con la muerte de Aemma Arryn y explicara antes el Consejo de Harrenhal. La segunda, la que os contamos la semana pasada, que mostrara el amor y rivalidad entre Aemon y Baelon, los hijos de Jaehaerys. Y la tercera, comenzar con la muerte de Viserys y narran el pasado de su reinado con flashbacks.

Si la semana pasada os contábamos que Bran era su personaje más difícil para escribir, aquí volvió a repetir que Tyrion era sobre el que más le gustaba escribir. Y la escena de Fuego y Sangre que más ganas tiene que ver en La Casa del Dragón es la Batalla en el Ojo de Dioses. Y aunque teníamos pocas dudas de ello, confirmó que volveríamos a ver a Invernalia en la segunda temporada de la serie.

Cuestionado sobre qué acontecimiento cambiaría sobre la historia de Poniente reveló que elegiría la muerte de Baelor Rompelanzas, que vemos en el primero de los Cuentos de Dunk y Egg, El Caballero Errante. Con él de soberano explica que los sucesos en los Siete Reinos hubieran acaecido de forma diferente al ser un monarca fuerte y competente.

Un personaje que ha cambiado mucho desde su concepción en las novelas es Bronn. Al principio era muy secundario, pero cuanto más tiempo pasaba, más le interesa su figura.

A George le hubiera gustado escribir la historia de Fuego y Sangre en forma de novela y no como enciclopedia, y mostrar más por ejemplo de la relación entre Rhaenyra y Harwin Strong. Pero no dispone del tiempo para ello.

Quizás la declaración más interesante es cuando muestra que para él no no hay una verdad sobre los sucesos que se narran en Fuego y Sangre, por lo que no hay una versión «canónica» de los acontecimientos. Lo que nos ha llegado son todas invenciones, de Gyldayn, Champiñón y los demás cronistas. Hace una comparación mencionando que tampoco se puede saber la verdad de figuras como Espartaco: sólo tenemos diferentes narraciones de varias fuentes sobre su vida.

También le preguntaron sobre si él apoyaba a los negros o a los verdes en la Danza de los Dragones. Dijo que los lectores deben leer Fuego y Sangre y tomar sus propias conclusiones y que tal vez él sea un poco de los dos. 

Las charlas son realmente formidables y si queréis verlas completa, os las adjuntamos los vídeos a continuación: