House of the Dragon CR: Ollie Upton/HBO

Además de las espectaculares fotos promocionales y la información sobre la cronología de La Casa del DragónEW ha sacado varios reportajes más sobre el primer spinoff de Juego de Tronos. Por ejemplo, unas declaraciones muy interesantes de los showrunners de la serie sobre el nuevo Trono de Hierro de House of the Dragon, que incluye espadas de otras series y películas de fantasía. Vamos con ellas.

Cuenta a EW Miguel Sapochnik, uno de los dos showrunners de la serie, que la construcción del Trono fue muy satisfactoria porque no tuvieron límites en su diseño. Explica que saben que el Trono de Hierro de los libros tiene unos cuatro metros de altura, pero que no podían hacerlo así porque no entonces no podrían grabar entonces ningún diálogo sin usar grúas. Así que decidieron colocar espadas fundidas a ambos lados para crear una especie de escalera-pasillo para el monarca.

Menciona Sapochnik tabién que también era importante respetar el diseño del Trono de la serie original Juego de Tronos. Explica que que no lo han descartado, sino que lo han aumentado. Tuvieron que poner vallas la primera vez que lo construyeron porque hay espadas reales y es tan peligroso como es descrito en los libros.

Miguel Sapochnik estima que hay unas 2500 espadas utilizadas para el trono del set de rodaje. No tenían tantas en los estudios así que emplearon armas de otras producciones de fantasía como Warcraft y The Witcher. Y sabemos además que el otro showrunner, Ryan Condal, es un coleccionista con su propio podcast sobre atrezzo y material de series y películas, The Stuff Dreams Are Made Of.

El propio Ryan Condal explica a EW que la idea es que al ver el Trono se comunique que es una época de gran influencia y riqueza para los que lo construyeron. Por su parte, Sapochnik cuenta que era un reto explicar la historia de por qué el Trono no tenía ese aspecto en la serie original, y tener que ser a la vez diferente y el mismo objeto.

Para Ryan Condal, un absoluto experto en la saga y que como él nos contó leyó Canción de hielo y fuego hace 20 años, la explicación canónica de las diferencias en el Trono es el paso del tiempo. Han transcurrido 200 años entre ambas series, incluyendo el saqueo de Desembarco del Rey al final de la Rebelión de Robert.

George R.R. Martin ha contado alguna vez que no le gusta mucho el Trono de Hierro de la serie Juego de Tronos, aunque entiende que la producción tenía un presupuesto bastante limitado en sus orígenes. Promete Sapochnik que esta vez tenían la bendición de George: sabemos que el creador de este universo ha estado muy involucrado en la producción de La Casa del Dragón.