El espectacular reportaje de Entertainment Weekly de La Casa del Dragón nos ha dejado bastantes detalles interesantes, además de las sensacionales fotos. Abordaremos más temas en el futuro, pero hoy nos vamos a centrar en el titular más destacado: que el primer spinoff de Juego de Tronos se narrará de forma lineal, sin flashbacks, comenzando en el año 101 d.C.

El monográfico de EW sobre House of the Dragon recoge múltiples entrevistas a showrunners y actores. Pero si algo nos ha llamado especialmente la atención es un párrafo sobre la cronología de la serie

Los eventos que conducen hasta la guerra duran décadas, de acuerdo al texto de George R.R. Martin. La Casa del Dragón va a narrar esos eventos de forma lineal durante esas décadas, con Milly Alcock y Emily Carey interpretando a Rhaenyra y Alicent como jóvenes antes de que Emma D’Arcy y Olivia Cooke tomen sus roles como adultas.

Como os explicamos el martes, George R.R. Martin comentó que la serie «comenzaría en el año 101 d.C»., pero no sabíamos si esa también sería la primera escena de la serie. Ahora tenemos la confirmación de que será así, con una narración que cuente primero eventos del año 101 d.C, luego del 110 o 115 con todavía las versiones jóvenes de Rhaenyra y Alicent; y más adelante, del 120 y/o 129 con las versiones adultas de la princesa y la reina.

La descripción de una narración lineal también nos confirma que no habrá flashbacks, al menos esta primera temporada. Teorizamos con que la serie podría arrancar en el 120, por ejemplo, y dedicar un capítulo a un flashback del año 101 u otro episodio a mostrar la buena relación de jóvenes de Alicent y Rhaenyra cuando tenían unos 10 años: parece que no será así. En cualquier caso, esta información solo nos da más ganas de que llegue el 21 de agosto para poder disfrutar del retorno de los dragones.