Si hace unos meses nos dejó Max von Sydow, hoy os traemos otro triste suceso. La actriz inglesa Diana Rigg, estrella del cine y teatro pero también Olenna Redwyne/Tyrell en Juego de Tronos, la extraordinaria Reina de las Espinas, ha fallecido a los 82 años de edad.

Diana en España grabando la sexta temporada de Juego de Tronos

Diana Rigg, que tiene el título de Dama del Imperio británico – título equivalente al de Sir – nació en Doncaster en 1938. Se granjeó su fama primero en el mundo del teatro, para más tarde convertirse en una estrella del cine.

Diana sería la célebre Emma Peel en la serie de los 60 Los Vengadores, la esposa de James Bond en Al servicio de su majestad y ganaría un Tony por su papel en teatro en la obra Medea. También conseguiría un BAFTA por la miniserie de la BBC Mother Love en 1989 y un Emmy por su rol como Mrs. Danvers en la adaptación de Rebecca de 1997.

Diana Rigg llegó a Juego de Tronos en la tercera temporada para convertirse en la  espectacular Olenna Tyrell (nacida Redwyne), la siempre afilada Reina de las Espinas. Sus escenas eran icónicas, con quien quiera que compartiera plano, de Sansa a Jaime Lannister, de su nieta Margaery a Cersei, de Varys a Tywin, con Daenerys o con Tyrion.

No son muchos los personajes de la serie de televisión superiores a los creados por George R.R. Martin, pero Olenna era uno de ellos. Y lo fue porque su actuación fue sensacional, quizás la mejor de una actriz en toda la serie. Estuvo nominada cinco veces al Emmy a mejor actriz invitada por este rol, pero nunca llegó a ganarlo. En cualquier caso, premio y prestigio le sobraban.

La actriz ha fallecido en paz esta mañana, estando en su casa con su familia. Descansa en paz, Diana Rigg, y gracias por todo.