¿Podrían haber hecho algo Tyrion y Cersei para educar a Joffrey y que no fuera un rey monstruoso? El ensayo de esta semana, obra de nuestro amigo Stefan Sasse y publicado originalmente en The nerdstream era, nos plantea si hubiera sido factible uno de los What Ifs más curiosos de la saga.

Tyrion y Cersei, padres de reemplazo

Una pregunta que me surgió escuchando NotACast era cómo demonios podría Joffrey ser educado por los dos hermanos inadaptados si hubieran tenido más capacidades para la autoreflexión y la cooperación. Es algo difícil, ya lo sé, pero me recuerda a mi tesis sobre cómo Tyrion y Tywin podrían haberse llevado bien. Sí, es improbable, y sí, sería una historia distinta, ¿pero cómo podría haber funcionado si ambos estuvieran por la labor?

En NotACast comentaban acerca de cómo Tyrion amenazaba a Joffrey con Cersei, lo cual ayuda a que el chico rectifique. Sin embargo, también explican que la propia Cersei es un horrible ser humano y que Tyrion fomenta la ira de su sobrino en esta humillación semipública a Joffrey. Todo empezó con el famoso bofetón en Invernalia, así que de ahí en adelante todo estará en contra de Tyrion. Por ello hay que tener calma con esto, es lo que digo. Así que, ¿qué podría él haber hecho mejor?

El primer aspecto importante es que Cersei se suba al carro. Tyrion necesita hablar con ella sobre esto en temas políticos. Mostrar los problemas que Joffrey está creando, cómo será visto como un Aerys III, como el propio Tyrion ha visto lo mismo. Tienen una conversación abortada sobre esto una vez, cuando Cersei le desdeña con un “Joffrey no me escucha”, pero eso obviamente no es cierto. Joffrey de hecho teme la reacción de Cersei, y ellos necesitan usar eso.

Esto significa que Tyrion está apuntando a este problema desde el ángulo equivocado. Le dice a Cersei que hará que Joffrey le tema, porque Joffrey no sabe que Tyrion no le herirá, pero eso es una idea realmente mala. La otra opción es mucho mejor. Veremos cómo funciona esto pronto, pero quedémonos un poco con Cersei.
En Choque de Reyes ella está desesperada en lo referente a Joffrey. Es evidente que ella ha perdido por completo el control sobre el chico, y ella correctamente teme que puede hacer él. Sin embargo, siendo Cersei, no puede admitir esto a nadie, y ni mucho menos a Tyrion. Así que en lugar de tomar las últimas muestras de respeto que Joffrey tiene hacia Cersei – el miedo al castigo de su madre – Tyrion debería apoyarse en ello y dejar esa parte para ella. Ella es la leona al final, quien debe ser temida. Tyrion teme a Cersei, ¿no? Ese mensaje es el que debe afrontar.
Su rol debe ser el de consejero, no de látigo. Él es el Mediohombre, el que piensa sobre cosas y es poco hombre y puede decirle al rey lo que mal que le hace aparecer ante el rebaño cuando hiere a un niña porque Tyrion es tan poco hombre que no entiende en cualquier caso los impulsos de Joffrey. Mejor eso que avergonzarle delante de su equipo de fútbol. Es una división del trabajo que de hecho funciona para Cersei. Requiere una humillación para Tyrion, pero él debería seguir su consejo a Jon y ser un precio que merezca la pena pagar.
Ahora que hipotéticamente Cersei ha comprado esto, ¿qué hacemos después? Tenemos una discusión sobre Joffrey bajo seis ojos. En lugar de avergonzarle públicamente, y forzándole a que se eche para atrás delante de todos, sufriendo la insubordinación de Sandor Clegane de entre todos, deberían ir a un sitio privado.
Aquí, Cersei sería el poli mano y Tyrion el poli bueno. Ella incluso podría salir indignada del cuarto a veces. Entonces Tyrion sería el poli bueno y le explicaría a Joffrey cómo puede evitar las emociones de mujeres. “Cosas de mujeres, sabes, Joffrey, eres un chico listo, puede ser más listo que mamá”. Solo tienes que fingir. Es una versión invertida de género de “espera a que tu padre vuelva a casa”.
Bien, Joffrey no es exactamente el tipo de persona que acepta esos consejos fácilmente, pero creo que podría estar más abierto si no fuera presentado como una derrota ante su audiencia, por decir poco. Probablemente el resultado sería que torturaría en privado a Sansa desde ahora o algo así, pero hay al menos alguna esperanza de hacer a Joffrey solo un poquito menos espantoso.

Por supuesto, esto no es una solución permanente. Sin embargo, podemos ver la semilla de una en Torment de Espadas, cuando Tywin y Jaime regresan a Desembarco del Rey.
Tywin promete “una dura lección” para Joffrey. No estoy enteramente convencido de que esto hubiera funcionado realmente, pero en el punto en que está Joffrey, no habría hecho a las cosas peor. Joffrey tiene un medio atroz a su abuelo, así que hay una posibilidad reseñable. No apruebo esos métodos educativos, pero con Joffrey todo es mejor que el status quo.
Pero incluso más interesante es la aproximación de Jaime. No le vemos interactuar con Joffrey, pero cuando se reúne con sus hermanos en su primera reunión oficial, deja muy claro cuál es filosofía: “El rey tiene ocho años. Nuestra primera tarea es protegerle, lo cual incluye protegerle de si mismo. Usad esa cosa fea que tenéis dentro del casco. Si Tommen quiere que ensilléis su caballo, obedecedle. Si os dice que matéis su caballo, venid a mí.”
En NotACast enfatizan – correctamente, añado – que el fracaso de las élites para actuar es el problema real, y Joffrey es solo un síntoma. Y siendo justos, Jaime se da cuenta de esto y empieza a reformar la institución en lo que puede con las capacidades limitadas que posee. Tyrion nunca hace eso. Es uno de los muchos defectos que tiene: su visión para la reforma es prácticamente inexistente. Él trabaja dentro del sistema, intenta adecuarlo para su beneficio. Jaime, teniendo la ventaja de estar totalmente desinteresado en el poder, puede (de manera casi absurda) hacer esto mejor.
Y esta es la aproximación que es necesaria. El círculo social de Joffrey al completo debe ser ser inculcado acerca de su sadismo. La Guardia Real especialmente, pero también todos los aduladores de la corte, deben ser conscientes de que todos los favores vienen de la Reina Regente y la Mano, y que el rey no es probable que recuerde a un desgraciado miembro de la corte en tres años. Tyrion y Cersei necesitan congraciarse con esa gente y ser mucho más proactivos en hacer limpieza de ellos.
Por tanto, que Boros Blount y Meryn Trant se ocupen del turno de noche de velar por el rey. Fomentamos los mejores ángulos de Arys Oakheart y Balon Swann dándoles todo el apoyo del Consejo Privado para que se enderecen y salga su reluctancia inherente a seguir las órdenes de Joffrey.
 Nos deshacemos de todos los aduladores de la corte a ser posible y ponemos alrededor de Joffrey a gente que esté más interesada en el favor de Cersei y Tywin (por proximidad, Tyrion), que de Joffrey. Esto obviamente funciona bien para Cersei en Festín de Cuervos, así que no debería ser difícil encontrar a esos cretinos que quieren agradar a ella en lugar de a Joffry.
Despojado de su audiencia y socialmente aislado, Joffrey necesitaría adaptarse. Y él está absolutamente preparado para ello: podemos verlo en Juego de Tronos, porque pese a todos sus fallos, Barristan Selmy y Robert Baratheon, Renly Baratheon y Jon Arryn ciertamente no permiten que Joffrey rompa su fachada tan abiertamente.
Lo que Tyrion y Cersei necesitan hacer es sacar a la palestra una nueva fachada. No es la mejor de las soluciones, pero es mucho mejor que lo que tienen entre manos en Choque de Reyes y Festín de Cuervos.