Trono, por Magalli Villeneuve

Hace varias semanas os trajimos un especial sobre las muertes de los monarcas sentados en el Trono de Hierro. En esta ocasión vamos a recordar aquellos personajes de la historia del Mundo de Hielo y Fuego que se han sentado en el Trono sin llegar a ser de forma oficial reyes de Poniente. Lo hacemos gracias a un texto de LChris en Reddit 

Primera versión del Trono de Hierro, por Marc Simonetti

Personajes que no fueron reyes (ni Manos) sentados en el Trono de Hierro

Del quinto capítulo de Cersei de Festín de Cuervos:

A su espalda se alzaba el Trono de Hierro, con las púas y filos que proyectaban sombras retorcidas por el suelo. Los únicos que podían sentarse en el trono eran el rey y su mano. Cersei ocupaba un asiento a sus pies, en un sillón de madera dorada con cojines carmesí.

Parece que Cersei de nuevo se equivocaba, porque varios personajes, sin contar como monarcas oficiales para la historia Targaryen ni Manos de los mismos, se han sentado en el Trono. Vamos a repasarlos.

Rhaenys Targaryen & Visenya Targaryen

Las esposas y hermanas de Aegon I también se sentaron en el Trono de Hierro que ayudaron a forjar. Más allá de la peculiar relación entre los tres, parece que el Conquistador se veía como el primero entre iguales. De El Mundo de hielo y fuego:

Mientras ocupaba el Trono de Hierro durante uno de los viajes del rey, Rhaenys decretó la «regla de los seis», entonces hecho ley, mientras ocupaba el Trono de Hierro durante uno de los avances viajes del rey.

De Fuego y Sangre

Era costumbre del rey llevar a una de sus reinas con él dondequiera que viajara, mientras que la otra se quedaba en Desembarco del Rey o Rocadragón, con frecuencia sentada en el Trono de Hierro, gobernando sobre las materias que acudieran ante ella.

Rhaenyra Targaryen

Magali Villeneuve, Alicent y Rhaenyra, los verdes y los negros

Rhaenyra no cuenta para la historiografía Targaryen como monarca de Poniente, pero reinó sobre Desembarco del Rey durante una época de la Danza de los Dragones, sentándose en el Trono y alcanzando su sueño. De Fuego y Sangre:

En la cúspide de su victoria, Rhaenyra Targaryen no sospechaba cuán pocos días le restaban. Cada vez que se sentaba en el férreo trono, sus inmisericordes hojas le sacaban sangre fresca de manos, brazos y piernas, una señal que todos comprendían bien

Trystane Fuegorreal

Salón del Trono, por Ertac Altinoz

Esto puede contar como trampa, ya que técnicamente Trystane fue coronado, pero no cuenta para la línea histórica como soberano. Pero el joven se sentó el Trono durante un breve período de tiempo en la Danza de los Dragones. Así lo menciona Fuego y Sangre:

También se dictaban regios decretos en la cima de la Colina Alta de Aegon, donde Trystane, el títere de Perkin, se sentaba en el férreo trono, si bien estos eran de una naturaleza muy diversa

Jaime Lannister

Jaime en el Trono, por Michael Komarck

Probablemente sea restos de un presagio abandonado de Jaime convirtiéndose en rey, algo que se podía preveer en la historia de la carta de 1993. Pero sabemos que el Guardia Real se sentó en el Trono después de matar a Aerys. De Eddard II de Juego de Tronos:

Aerys estaba en el suelo, muerto, ahogado en su propia sangre. Las calaveras de dragón
colgaban de las paredes. Los hombres de los Lannister estaban por todas partes. Jaime vestía la capa blanca de la Guardia Real sobre la armadura dorada. Es como si lo viera. Hasta su espada tenía reflejos de oro. Se había sentado en el Trono de Hierro, por encima de sus caballeros, y llevaba un yelmo con forma de cabeza de león. ¡Cómo resplandecía!