La semana pasada hubo un sentimiento generalizado de alegría al confirmarse que Bryan Cogman sería el responsable de la quinta serie sucesora y posible spinoff de Juego de Tronos. Y lo hizo tanto entre la comunidad fan de la producción de HBO como aquellos defensores de las novelas. ¿Cómo ha conseguido Cogman esta aceptación? Vamos a presentarle.

Su historia con Juego de Tronos: el guardián del canon

cogman-food-truckA finales de la pasada década, nadie había oído el nombre de Bryan Cogman. Su única experiencia había sido como asistente de los guionistas en My Own Worst Enemy. En aproximadamente 2007 Benioff y Weiss lograron convencer tanto a George R.R. Martin como a la HBO para hacer Juego de Tronos; y en 2008 Cogman ya estaba trabajando en la serie. 

Cogman tenía la labor de ser asistente de Benioff y Weiss como “experto en las novelas”. Escribió una especie de guía con toda la historia y contexto de los diferentes personajes de los libros (entonces todavía no había salido Danza de Dragones) para que lo utilizaran los actores, otros guionistas y el resto de la producción de la serie.

En 2009 se grabó el famoso primer piloto de la serie, que como sabéis fue un rotundo fracaso. Fue rehecho y en 2010 se grababa la primera temporada. En este tiempo, Cogman ascendió de asistente a guionista, siendo responsable de su primer guión: el de Tullidos, bastardos y cosas rotas (1×04). Por su conocimiento de las novelas, se le denominó el “guardían del mythos/lore“, es decir, a quién preguntar cuando alguien tenía dudas sobre la obra de George R.R. Martin.

Cogman siguió siendo el hombre de referencia para dudas relacionadas con las novelas durante la producción de la serie, aunque pronto encontró ayuda: Joe Hill, su nuevo asistente. Aunque como Bryan primero, Joe fue ascendido y ha escrito guiones en las últimas temporadas de la serie.

A su vez, Cogman también fue adquiriendo más responsabilidades: si en la primera y segunda temporada era guionista,en la tercera era responsable ejecutivo de guión, en la cuarta pasó ser co-productor, en la quinta productor y en la séptima es ya co-productor ejecutivo, el mismo cargo que ostenta por ejemplo George R.R. Martin. Cogman es autor de libro Inside Game of Thrones, la guía oficial de las dos primeras temporadas, con prólogo de Martin.

Cogman, guionista

Cogman ha escrito los siguientes capítulos de Juego de Tronos:

1×04 “Cripples, bastards and broken things”,

2×03 “What is dead may never die

3×05 “Kissed by fire

4×04, “Oathkeeper”

4×06The laws of gods and men“.

5×05 “Kill the boy”

5×06 “Unbowed, unbent, unbroken”

6×06 “Blood of my blood”

6×07 “The Broken men

7×02 “Stormborn”

cogmanEn esta lista vemos que no todo son obras maestras. Seguramente el 2×03, 3×05 y 4×06 sean los mejores capítulos de la serie que no hayan sido últimos penúltimos o últimos capítulos de temporada o de batallas. Otros por ejemplo han sido ciertamente flojos, como el 5×06. Los de la sexta y séptima temporada tampoco han sido sobresalientes.

Ahora hay que recordar que Cogman no escribe ni decide la trama de la temporada (eso es cosa de Benioff y Weiss) y él sólo escribe lo que pasa, pero no decide en forma general qué va a suceder. Si acaso, se ocupa de planificar qué pasará en una trama concreta: que sepamos, Cogman fue la mente pensante tras la trama de Rocadragón la tercera temporada y de Arya la cuarta temporada, por ejemplo, planificando qué acontecería en ellas.

Y por supuesto, no es director del capítulo: la bochornosa ejecución de la lucha de las Serpientes de Arena en el 5×06 no es su responsabilidad…pero tampoco la coreografía de la batalla naval de la séptima temporada.

Una gran relación con la comunidad fan

Bryan Cogman llamó la atención de muchos cuando cerró su cuenta de Twitter hace años. ¿Y a quién explicó la situación? A Winter is coming, la web fan. Y es que Bryan era amigo de esa web – ahora se lleva más con Watchers on the Wall, fundada por los miembros originales de Winter is coming.

La relación era tan buena que en un principio, cuando la serie estaba empezando y estaba muy lejos de ser tan popular como hoy, incluso comentaba ocasionalmente allí como un usuario más aclarando cosas. Le entrevistaron en 2011 o hasta participó  en dos sesiones de preguntas y respuestas en 2013 (primera y segunda)o en un podcast de la web.

A día de hoy por las crecientes responsabilidades de Cogman no se presta a este tipo de intervenciones con los fans, pero sigue teniendo una notable amistad con ellos. Y no solo con webs de la serie: sabemos de primera mano que Bryan tiene una gran relación Elio y Linda, los responsables de Westeros.org, los mayores expertos en Poniente y coautores junto con George R.R. Martin de El mundo de hielo y fuego.

El protegido de George R.R. Martin

No vamos a decir mucho más, pero estas palabras del creador de este mundo sobre Cogman dejan a las claras su valía:

Hemos añadido un quinto escritor a los cuatro originales. No, no revelaré su nombre aquí. HBO ha anunciado los cuatro primeros y sin duda anunciará el quinto cuando el acuerdo se cierre. Es realmente una añadido fantástico, un gran tipo y un fino escritor, y aparte de mí y quizás Elio y Linda, no conozco a nadie que conozca y ame Poniente tanto como él. 

Bryan Cogman no debería necesitar ninguna presentación para cualquier fan de Juego de Tronos. Ha sido parte de la serie desde el principio… desde antes del principio, en realidad, desde que fue contratado por primera vez como asistente de David Benioff y DB Weiss antes de que la serie saliera al aire, incluso antes de que el piloto fuera filmado.

A partir de esos humildes comienzos, avanzó a guionista, a editor, a co-productor, productor y productor supervisor. Sin tanta formalidad, también ha sido para Juego de Tronos el “Guardián del Lore”, el tipo que conocía el canon mejor que nadie (excepto yo, aunque a veces ni siquiera estoy seguro de eso). Ha escrito más episodios de JUEGO DE TRONOS que nadie, excepto Dan y David… incluyendo algunos de los mejores.

Si D&D han sido los reyes de Poniente durante estas últimas siete temporadas, Bryan Cogman ha sido seguramente el príncipe de Rocadragón.