Barristan Selmy by Mike Capprotti, Fantasy Flight Games©
Barristan Selmy by Mike Capprotti, Fantasy Flight Games©

George R.R. Martin leyó el 17 de febrero de 2013 en Boskone, en Boston, el primer capítulo de Ser Barristan en Vientos de Invierno.

No se permitió la grabación de la lectura, pero aquí puedes leer un amplio resumen de ella.

Podéis leer otros capítulos completos o resúmenes de Vientos de Invierno que George R.R. Martin ha colgado o leído en la categoría Capítulos de Vientos de Invierno.

Barristan Selmy en Vientos de Invierno

El capítulo empieza con una descripción macabra de los cuerpos de las víctimas de la plaga que han sido lanzados adentro de la ciudad con catapultas. Solo los distritos más al Norte, al otro lado del río, están los suficientemente lejos para evitar ser atacados.

Barristan entra cabalgando en el mercado por la puerta Oeste llevando su nueva armadura de Guardia de la Reina y a los lomos del caballo plateado que Drogo regaló a Dany. Él cree que es algo presuntuoso, pero como la reina está fuera cree que es importante tener algún símbolo suyo para subir la moral. Tres de sus muchachos cabalgan con él: Tumco Lho, Larraq  y Cordero Rojo.

En el mercado (con monumentos como la estatua del Hacedor de Cadenas y una espiral de calaveras), a la “hora del lobo”, las fuerzas principales que participarán en el ataque se reúnen. Hay cinco mil Inmaculados, los Cuervos de Tormenta, una banda harapienta de unos veinte dothrakis y gladiadores. Las bestias de Skahaz están patrullando los muros de la ciudad en lugar de los Inmaculados. Servirán como última línea de protección de la ciudad si el ataque de Barristan falla y Daenerys aún no ha vuelto.

El ataque partirá de tres puertas (Norte, Sur y Oeste), pero Barristan liderará la carga contra el grueso de las fuerzas de Yunkai directamente desde el Oeste. Él cree que el ataque lo hace únicamente por instinto, pues los números están en contra de ellos y el éxito radica en confiar en los mercenarios, particularmente, confiar en la avaricia del Príncipe Desharrapado.

Barristan se reúne con sus comandantes (incluido Hacedor de Viudas, Jokin, Gusano Gris, y alguno de los gladiadores). Su plan es liderar las tropas a caballo y flanquear las legiones defensivas, eliminando las catapultas y quemando los pabellones. Los gladiadores avanzarán tras el caballo y se centrarán en intimidar y masacrar. Finalmente, los Inmaculados se alinearán afuera de las puertas, lo que será un éxito si las tropas de Yunkai no organizan un contraataque inmediato.

Barristan recuerda a los comandantes que ellos deben retroceder o avanzar según oigan a Cordero Rojo sonar el cuerno. Hacedor de Viudas pregunta qué hacer si no suena el cuerno – es decir, si Barristan y sus muchachos mueren. Barristan cree que eso es probable ya que él pretende estar en primera línea, así que dice que en ese caso Hacedor de Viudas será el segundo al mando. Barristan entonces recuerda que el Lord Comandante Hightower le dijo una vez que nunca debía hablar de derrota antes de una batalla, porque los dioses podrían estar escuchando.

Amanecerá pronto. Alguien dice “Un rojo amanecer” y Barristan piensa “Un amanecer draconiano”. Previamente, él había rezado a cada uno de los Siete por varias razones, terminando con un ruego al Extraño para ganar su piedad. Aunque sabe que todos los hombres van a morir algún día, Barristan quiere creer que él seguirá viviendo al final de la jornada

Los cadáveres siguen lloviendo del cielo. Barristan se da cuenta de la reacción de Tumco Lho y ve que el muchacho teme más a la plaga que a los enemigos al otro lado de las puertas. Barristan pronuncia entonces una conmovedora arenga sobre cómo cada hombre teme a cada batalla. Al principio, Cordero Rojo se muestra desafiante, diciendo que él no teme a la muerte porque en ese momento se encontrará con el Gran Pastor – y en ese momento planea partir en dos el cayado del Pastor y castigarle por crear gente tan pacífica en un mundo tan violento.

Barristan continúa su discurso, diciendo que “no hay nada más terrible, nada más glorioso, nada más absurdo que la guerra”. Incluso Barristan admite que él se cagó en sus calzas la primera vez que entró en combate. Es interrumpido por un murmullo que crece entre los soldados: un fuego se ha encendido en la arpía que está el vértice de una de las pirámides, supuestamente la señal para que los hombres de cada puerta empiecen a atacar.

La puerta se abre y Barristan ordena a sus hombres que comience la batalla.

NOTA: Tras este capítulo viene uno de Victarion que George ya ha leído y que próximamente subiremos a la web.

6 Comentarios

    • Era tan fácil como leer el segundo párrafo:

      No se permitió la grabación de la lectura, pero aquí puedes leer un amplio resumen de ella.

    • Cómo pides el capítulo entero si fue solamente LEIDO por G.R.R.M. en una conferencia, está claro que no tienen el texto original y mucho menos traducido, estos resúmenes se logran de lo que los fans que estuvieron presentes escucharon, además deberías agradecerle a ésta página por traducirlo y no decirles que es un “resumen feo de estos”

    • Del próximo capítulo que publicaremos, el de Victarion, sí que tenemos el capítulo original si bien no entero: lo leyó GRRM y está en Youtube pero dijo que no era el capítulo completo.

    • Estará, estará, aunque de Tyrion solo hay un resumen breve (no dejaron grabar el evento) 😉

Comments are closed.