Hace muchos años os hablamos en Los Siete Reinos del discurso de los hombres quebrados, uno de los pasajes más profundos de Canción de hielo y fuego. Es quizás la mejor prosa que ha escrito George R.R. Martin en la saga y esperábamos verlo en Juego de Tronos; y aunque estuvimos cerca, no llegamos a disfrutarlo. Hoy os vamos a traer una lectura del mismo muy especial.

ian-mchane

Si recordáis, el gran Ian McShane apareció en la sexta temporada de Juego de Tronos en un papel breve pero muy interesante. Estuvimos meses teorizando sobre cuál sería su rol hasta que confirmamos meses antes del estreno que ejercería un papel similar al del Hermano Mayor de Isla Tranquila.

Nuestra atención se disparó al ver que Ian aparecería en el capítulo de 6×07, precisamente titulado El hombre quebrado. Así que asumimos que este septón haría el discurso de otro septón, Meribald, y lo diría por pantalla…pero nos quedamos sin él.

Bryan Cogman
Bryan Cogman

El gran Bryan Cogman, que era guionista de ese capítulo, explicaba en EW por qué no apareció pero sí se homenajeaba el discurso:

El personaje de Ray, al que interpereta Ian, es una combinación de un puñado de personajes en los libros, con carácterísticas adicionales que añadimos. Uno de esos personajes que da un discuros en el cuarto libro al que los fans de Canción de hielo y fuego llaman “Los hombres quebrado”. El discurso en sí no llegó a poder emitirse en el episodio* pero inspiró al personaje y a parte de su diálogo. Así que el título del capítulo es un guiño a ese discurso, un poco como llamamos al capítulo 2×05 El fantasma de Invernalia aunque ese término nunca se pronuncia en la serie

*Sospechamos que no precisamente por culpa de Bryan

Si Ian McShane se ha hecho célebre es por su papel en la serie, también de HBO, Deadwood. Así que los chicos de Genius.com contactaron ni más ni menos que con el creador de Deadwood, David Milch, para que leyera el texto que no escuchamos a su protegido. El resultado es muy especial y os lo dejamos a continuación:

(Podéis leer el texto aquí en español y aquí en inglés)