Hace dos meses os presentamos un What If curioso como ensayo: ¿podrían haber hecho algo Tyrion y Cersei para educar a Joffrey y que no fuera un rey monstruoso? Hoy os traemos un texto en la misma línea, también de nuestro amigo Stefan Sasse y publicado originalmente en Tower of the Hand. ¿Se hubieran podido llevar bien Tyrion y Tywin?

¿Se hubieran podido llevar bien Tyrion y Tywin?

Hay muchos hechos que no sucedieron que uno puede explorar en Canción de hielo y fuego. Una y otra vez. Y desde diferentes ángulos. Pero uno que no ha llamado mucho la atención es si Tyrion hubiera podido tener una vida mejor que no fuera tan miserable como la original. Por ejemplo, Steven Attewell ha apuntado que Tyrion podría haberse creado una imagen positiva en Desembarco del Rey adoptando el mantra de “mediohombre” y posando como el campeón de los oprimidos.

Sin embargo, creo que hay otra dimensión que no se ha añadido al dibujo. Y es que voy a estudiar cómo la vida de Tyrion podría haber funcionado mejor si él y Tywin se hubieran llevado mejor. No hablo de ser amigos, no quiero tampoco elevar mucho el listón.

Sin embargo, quiero quitar un factor de la cuestión, que es la completa irracionalidad de Tywin en lo referente a Tyrion. Esta deriva, como sabemos, de dos fuentes principales. La primera es el capacitismo de Poniente, en el cual solo hombres muy varoniles con habilidades marciales son valorados y en la cual “bastardos, tullidos y cosas rotas” son considerados inútiles.

La segunda es el odio personal hacia Tyrion por la muerte de Joanna y los complejos paternales con Tytos. Y, no olvidemos, su retorcida aproximación a su propia sexualidad.

Esta segunda fuente es por completo culpa de Tywin, así que la quitaremos para nuestro caso. Él no valora a Tyrion, porque es un enano, pero estamos abierto a una ruta más similar a Randyll Tarly. Y antes de que digáis “oh, el jodido Randyll Tarly, el que amenazó con matar a Sam”, bien, sí, lo hizo. Y tenedlo claro, Randyll Tarly es un jodido imbécil.

Pero Tyrion tiene una ventaja significativa sobre Sam: es un segundo hijo. El chico de oro Jaime tiene la primera base, y sin esa carga, Tywin puede al menos estar algo más relajado para tomar una aproximación distinta.

La solución que voy a ofrecer no resolverá el tema de Roca Casterly, por supuesto, pero ayuda muchísimo en todas las materias relacionadas con el sexo. No tendremos la virulenta y tóxica reacción a Tysha. No tendremos el problema con las prostitutas.

En su lugar, estaremos abiertos a convertirlo en una ventaja para Tyrion. Y de nuevo, no digo que esto sea una buena o sana aproximación, sino que es mejor para ellos que la de la historia original.

Consideremos la actitud de Tywin hacia Tyrion en la historia que conocemos. Tyrion se sumerge en las galas del poder Lannister. Criados, ropas de lujo, y por encima de todo, un montón de dinero. Lo que no tiene es una amante o una esposa.

Tywin no puede encontrar una mujer aceptable para él, pero al mismo tiempo rechaza a aceptar que Tyrion encuentre una novia (algo que él había conseguido por sí mismo) o proveer una amante para él. Y esto último está totalmente enlazado con la propia sexualidad de Tywin.

Miremos esto con la perspectiva de un lord ponienti. El segundo hijo de uno de los más poderosos señores de los Siete Reinos está constantemente con prostitutas, pero no tiene además ningún límite para ello. Sea las Inviernas en el Norte, Villatopo en el Muro o una prostituta aleatoria en un campamento. Tyrion toma la que esté disponible. ¿Por qué? Porque no conoce otra cosa.

La solución que planteo es la siguiente. Imaginemos a Tywin proveyendo una dama de compañía de alcurnia braavosi para él. Educada, versada en temas culturales, conocedora de las normas sociales. Encajaría como un guante en la imagen que Tywin quiere construir: “Lo mejor es solo apenas bueno para el más bajo de los Lannister”. Y Tyrion podría compensar sus carencias en las artes marciales mostrando una gran cultura y riqueza.

Esto por supuesto excluye la idea de Steven Attewell de “campeón de los oprimidos” en Desembarco del Rey, pero le da una posición mucho más firme entre las élites nobles de Poniente. El enfoque cultural en lugar de marcial funciona para Willas Tyrell y podría servirle a él también.

Tendría igualmente una mentalidad tóxica, viendo a las mujeres solo como materias primas; y no haría nada para aliviar la preocupación de Tyrion de no sentirse amado. Sin embargo, sería mucho mejor que su disposición en la trama original. Y, de manera crucial, convertiría una vulnerabilidad y debilidad en un activo para la casa Lannister de un golpe.

Dicho de otra forma, Tywin es un completo imbécil.