La edición original de Canción de hielo y fuego tiene un aspecto llamativo: el curiosísimo uso de las cursivas por parte del autor. Podemos verlo sin ir más lejos en este capítulo disponible en su web. Hoy os explicaremos, basándonos este artículo en Reddit de aowshadow, qué implica y significa cuando George R.R. Martin las emplea.

George R.R. Martin en la Worldcon 2012 junto a Garden Dazois

Según la Wikipedia inglesa:

En tipografía, el énfasis es la exageración de palabras en un texto con una fuente en un estilo distinto del resto del texto.

Esto se aplica a toda la literatura, pero aún más a la fantasía moderna en particular. Reconocemos las razones evidentes: lenguajes extranjeros o inventados, objetos antiguos que deben mantener “un aura guay”…la fantasía está sujeta a tener la necesidad de énfasis más que el libro de no ficción medio.

Por ejemplo, Robin Hobb escribe mensajes telepáticos así, mientras que SCOTT LYNCH LO HACE ASÍ O ASÍ, si la situación lo requiere. LA MUERTE DE MUNDODISCO DE TERRY PRATCHETT HABLA EN MAYÚSCULAS. Patrick Rothfuss pone en cursiva títulos de canciones, libros y poesía, conceptos expresados por lengua de signos. Y la lista sigue.

Martin y Sanderson

Cada autor lo hace a su propia manera, aunque algunas consistencias aparecen más que otras. Por ejemplo, palabras extranjeras, o títulos de libros en literatura fantástica son generalmente destacadas en cursiva…lo cual tiene sentido. Las palabras en cursiva, a diferencia de las negritas, parecen menos pesadas en la página.

GRRM no es ninguna excepción: como cualquier escritor, se adhiere a algunas normas y crea algunas personales también. Lo que es interesante es cómo su uso de las cursivas gradualmente cambia durante la saga sin perder consistencia. ¿Extraño, no? Explicaremos por qué.

1) El uso habitual: destacando palabras en diálogos

GRRM con Juego de Tronos.

Sirve para ayudar al lector a percibir el significado real de una frase, o destacar cómo la voz de un personaje cambia a través de su propio diálogo.

Ejemplo en Sansa I de Juego de Tronos:

“Una casa con ruedas real no es lugar para un lobo”, dijo Sansa. (…) “¡Lobo malo!” gritó ella (…) “Dioses, Arya, a veces actúas tanto como una niña,” dijo Sansa (…)

La lista sigue, en el mismo capítulo:

No es así

Odio cabalgar

Quédate quieta

Los rubíes de Rhaegar

Mientras la historia progresa, este uso de Martin de la cursiva se hace menos frecuente. ¿Por qué? Mi explicación personal sería que…simplemente, GRRM mejoró como escritor.

El primer uso de GRRM de las cursivas decreció porque con los años mejoró su ya estelar manera de sugerir la implicación de cada gesto y palabra de sus personajes. Cuanto más avanza la saga, menos ve el lector este uso de las cursivas.

Ejemplo: Tyrion I de Choque de Reyes

“(…) pero no te equivoques, Tyrion. Si te acepto, serás Mano del Rey de nombre, pero mi Mano en realidad. Compartirás todos tus planes e intenciones conmigo antes de actuar, y no harás nada sin mi consentimiento. ¿Lo entiendes?” “Oh, sí”. “¿Estás de acuerdo?”
“Ciertamente,” mintió. “Soy tuyo, hermana.”

Si fuera la primera novela, el “lo entiendes” probablemente hubiera sido destacado de alguna manera (de hecho es una de las mejores frases del libro). Aún se pueden ver algunas cursivas en el diálogo, pero mientras avanzan los libros, su frecuencia se vuelve cada vez menor.

2) El uso propio de GRRM: destacando que lo que leemos son los pensamientos del punto de vista

En Canción de hielo y fuego, Martin nunca pone los pensamientos de un personaje entre comillas o con otros signos gráficos, a diferencia de otros autores. Lo hace usando la cursiva.

A diferencia de primero, este particular uso de las comillas en Canción de hielo y fuego se mantiene consistente desde el inicio de la saga.

Merece la pena destacar que durante los sueños el personaje con punto de vista es hablado también en cursiva, en lugar de “oír los diálogos entre comillas”: no es sorprendente, ¡ya que los sueños los pensamientos internos del punto de vista!

3) Destacando palabras particulares fuera de diálogos

Es parecido a la categoría 1), pero merece una distinta porque se mantiene muy consistente. Además no hay que ignorar que esto en literatura fantástica sucede muy frecuentemente.

Esta categoría muestra todos los elementos exóticos dentro del texto: nombres de barcos, títulos de libros, palabras extranjeras…

4) Excepciones

“Algunas batallas se ganan con espadas y lanzas; otras, con plumas y cuervos”

1) Contenido de cartas

En los primeros libros para las cartas GRRM usa cursiva, en los siguientes otras fuentes. Probablemente esto no tenga un significado profundo y Bantam Random House necesitaba más dinero para comprar nuevas fuentes para la impresión.

2) Letras de canciones

Puedes encontrar también letras entrecomilladas, pero solo si el personaje “interactúa” con la canción. Si solo escucha la canción y no hay diálogo real, están enteras en cursiva sin comillas.

Un ejemplo es cuando Mance Rayder canta La mujer del dorniense: no hay ninguna comilla y está entera en cursiva. Pero cuando Galyeon de Cuy canta la misma canción en la boda de Joffrey sí está entrecomillada. Esto sucede porque las letras son usadas en el diálogo para una broma que hace Tyrion.

3) Durante escenas que muestran mucha acción de múltiples agentes

Roose Bolton en la Boda Roja

El mayor ejemplo es la Boda Roja. Entre letras de canciones, diálogos, sonidos y pensamientos, usar muchas comillas sería una locura visual en la última escena en la que querrías que no hubiera un flujo adecuado. Por ello, todo los grandes sonidos y la letra de las Lluvias de Castamere están en cursiva, como los pensamientos de Catelyn.

El matiz interesante es que nunca llegamos a leer cómo tocan Las Lluvias en la Boda Roja: nadie canta las palabras en el texto. Catelyn sabe que están sonando cuando lo escucha: está en su cabeza….y de ahí el uso de cursivas.

La otra excepción destacada son los Eternos de Qarth. Ellos hablan siempre en cursiva sin comillas. Son el único caso. ¿Quizás porque usan la telepatía y hablan directamente a los pensamientos de Dany?

Las reglas de oro

Si ves comillas, el personaje está hablando o escuchando a alguien, sea otros personajes, sonidos, o lo que sea. Esto con frecuencia sucede incluso cuando el personaje oye mal o de forma equivocada. Vemos un ejemplo een Brienne en Festín de Cuervos:

El sonido no era más que el mar, que resonaba sin pausa por las cuevas, bajo el castillo, subiendo y bajando con cada ola. Pero era verdad que parecía un susurro, y durante un instante casi le pareció ver las cabezas, en la estantería, hablando en murmullos.

«Tendría que haber usado la espada mágica —decía una de ellas—. ¿Por qué no usaría la espada mágica?»

—Podrick —gritó Brienne—. En mi petate hay una espada con su vaina. Tráemela.

¿Ves cursiva? Mira si hay comillas también. Si no las encuentras, es muy probable que eso sean los pensamientos internos del personaje.

quaithe_by_amoka

¿Por qué importa? Porque si lees por ejemplo el último capítulo de Daenerys en Danza de Dragones tendrás la prueba definitiva de que ella está alucinando y hablando con ella misma.

¿Y acaso he mencionado que los mensajes de Quaithe están siempre entre comillas, sin importar si Dany está dormida o no? Eso no significa que Quaithe esté con Dany: el personaje tiene que oír las palabras para que haya comillas, en lugar de ser un pensamiento interno. Dany oye las palabras, sin importar la fuente…no las imagina.

Esto nos abre un debate interesante para el futuro. ¿Cómo leeremos los mensajes transmitidos a través de las velas de vidriagón, los “palantir” de Canción de hielo y fuego? Quizás lo sepamos en Vientos de Invierno.