El gran Enrique Díes, doctor en Geografía e Historia, arqueólogo y especialista en estructuras defensivas y a quien todos conocéis por su colaboración en el sensacional Podcast de hielo y fuego sobre Asedios y elementos defensivos respondió esta semana al Lecho de Pulgas de los Siete Reinos. Como sabéis, en esta sección recogemos las reflexiones que los Patreon del Podcast de Hielo y Fuego nos hacen llegar.

Y Enrique respondió las cuestiones del Lecho analizando no solamente el capítulo, sino comentando desde sus vastísimos conocimientos en un breve ensayo las tácticas militares y la preparación táctica de la Batalla de Invernalia. Es una absoluta gozada, así que vamos con ello.

La preparación táctica de la Batalla de Invernalia, por Enrique Díes

trailer-juego-de-tronos-803

El capítulo es para mí el mejor de la serie y sin explosiones ni muertes. La escena de nombramiento de Brienne me hizo aplaudir, antes que el el resto de los actores. Sólo quisiera señalar algo que no tiene importancia más que para los pesaos de la guerra y la poliorcética: la defensa ante los Caminantes Blancos es el mayor disparate desde que, en Little Big Horn a Custer le dijeron “siga la flecha”. Sigue rollo prescindible porque, como digo, el corazón aún lo tengo calentito y no quiero ver el siguiente porque no puedo acabar con tanta felicidad.

El ejército de los muertos (en la serie) se compone de una muchedumbre de cadáveres vivientes controlados por un número indeterminado pero poco numeroso de caminantes blancos que los controlan por grupos, hasta el punto que la muerte de uno de ellos supone la “desconexión” de sus marionetas. Por encima de ellos, el Rey de la Noche que no sólo es la fuente de poder de los Caminantes sino que es el que levanta a los muertos, cediendo luego el control a sus adláteres.

Debilidades de cada uno:

Caminantes: Se les puede vencer con vidriagón y con acero valyrio. Ante cualquier otra arma son invulnerables

Muertos: O se les descuartiza hasta niveles subatómicos o se les quema. El fuego es la mejor opción

Potencialidades de cada uno:

Caminantes: Inmunes a cualquier arma convencional, sus espadas y lanzas cortan cualquier metal, sea arma o coraza.

– Muertos: Número muy elevado que va incorporando a todos sus enemigos vencidos. Pueden usar armas, pero pueden matar igual sólo con sus manos. Los cadáveres incluyen no sólo humanos, sino también otros seres que estuvieron vivos, como gigantes, mamuts, caballos y, por supuesto, Viserion.

Defensa prevista

Ante este ejército, ¿cuál es la defensa prevista?

invernalia

Invernalia tiene un foso de unos 5 metros de anchura y unos 4-5 metros de profundidad con sección en V. La contraescarpa se corona con un terraplén de 1’2 m de altura que sirve de soporte de una barrera de estacas con piezas de vidriagón. El foso puede cruzarse por dos puentes frente a las dos puertas al norte y al sur de la fortaleza; hay además dos puentes en el lado SO, defendidos por dos torres. La berma tiene unos 10 m de anchura, recorrida por un camino de ronda exterior. La muralla tiene una altura de unos 7 m más dos de parapeto y almenado, con matacanes para defender la base de la muralla. Sobre las almenas se han colocado piezas de vidriagón pero, curiosamente, no en los espacios entre ellas. Esta muralla tiene dos portales torreados que se abren en los lados norte y sur en el recinto principal, defendido por once torres; el recinto anejo del bosque de dioses está defendido por ocho torres, con una altura de unos 16-17 m. Las hay cuadradas y circulares y la mayoría tienen cubierta, aunque las hay con azotea. La distancia entre torres no es regular, más alejadas en recinto principal, más cercanas en el del bosque de dioses.

2

Según se ve en una escena, los puentes se pueden abatir haciendo caer a los que estén en él en el foso. Por lo que comentan, está previsto encender el foso en un momento dado, presuntamente con madera empapada con aceite o grasa.

Un par de trabuquetes protegidos por el foso están preparados para defender cualquier ataque a la puerta. Sin embargo, son piezas que no tienen posibilidad de girar, con lo cual sólo se puede controlar la distancia a la que se lanzan los proyectiles (probablemente incendiarios) graduando la fuerza de la máquina.

3

El plan de combate

El plan prevé atacar al ejército del Rey de la Noche cargando desde la elevación donde se levanta Invernalia. La disposición del ejército es la siguiente, dando por supuesto que los triángulos indican tropas de caballería, los cuadrados infantería ligera y los círculos infantería pesada, los Inmaculados.

left-knights-of-the-vale-and-briennes-stark-troops-top-dothraki-middle-unsullied-right-stark

  • Cuerpo avanzado izquierda: 9 unidades de caballería dothraki. Disposición en dos filas al tresbolillo
  • Cuerpo avanzado derecha: 9 unidades de caballería dothrak. Disposición en dos filas al tresbolillo
  • Ala izquierda: Cinco unidades Arryn. Disposición en línea. Doce unidades Stark. Disposición en dos líneas paralelas. Comandante: Sir Brienne de Tarth.
  • Centro Izquierda: 18 unidades Targaryen (Inmaculados). Disposición en cuatro líneas y media de cuatro en fondo en líneas paralelas.
  • Centro Centro: 22 unidades Targaryen (Inmaculados). Disposición en cuatro líneas y media de cinco en fondo en líneas paralelas.
  • Centro Derecha: 20 unidades Targaryen (Inmaculados). Disposición en cinco líneas de cuatro en fondo en líneas paralelas.
  • Ala Derecha: 22 unidades Stark. Disposición: Primer grupo de dos líneas de cuatro en paralelo. Segundo grupo en dos boques de cinco en dos líneas paralelas. Tercer grupo en una línea de tres.
  • En el recinto interior hay un cuerpo de reserva de los Mormont y otro sin identificar (¿Guardia de la noche?)

Se da por supuesto que los triángulos indican tropas de caballería, los cuadrados infantería ligera y los círculos infantería pesada -Inmaculados-; sin embargo, sabemos que los Arryn tienen un importante cuerpo de caballería pesada y algunos de los personajes principales (Jorah Mormont) aparecen montados.

Una vez más no queda claro dónde se sitúa Jon Nieve (perdón Aegon Targaryen) que es el que dirige las tropas, o al menos el que expone la estrategia, ni si se va  a situar en un lugar desde el cuál va a dirigir la batalla haciendo señales a los diferentes comandantes, o si se va a colocar al frente de uno de los grupos de Inmaculados dejando a cada comandante que dirija su tropa según el plan acordado.

Aunque es bien sabido que el mejor plan de batalla no resiste el contacto con el enemigo

sansa-jon-winterfell-803-season-8-768x432

Una estrategia errónea

El problema de esta estrategia es, en primer lugar, que no hostiga el avance del ejército enemigo y fía todo en una batalla campal al abrigo de los muros de Invernalia. De hecho, se enteran de que van llegar por los fugitivos de Guardaoriente. No tienen ni exploradores ni envían a los dragones para controlar el avance del enemigo. Primer disparate.

En segundo lugar, que es evidente que este ejército que avanza puede ser atacado por el aire por los dragones, o al menos uno mientras que el otro lo protege del ataque del del Rey de la Noche. La caballería dothraki, donde hay buenos arqueros, también podrían hostigar con proyectiles de fuego. Además, caballería con acero valyrio y vidriagón podrían atacar a cualquier caminante que se separase del grupo. Esta sucesión de ataques rápidos podría desgastar el avance enemigo y les obligaría a avanzar de forma compacta.

Llegados a Invernalia, lo que está claro es que la estrategia ha de ser evitar el contacto con el ejército de muertos. Todas las bajas que sufras se unirán a él. Nada de batallas campales. De hecho, la caballería ligera deberá alejarse de la zona de combate para intervenir golpeando a grupos aislados a distancia, con fuego o vidriagón, según el tipo de objetivo.

Para ello, en primer lugar, mantener las distancias. Ya que el objetivo del Rey de la Noche es entrar en Invernalia, lo primero será construir varios fosos concéntricos que se protegerán con fuego en su interior en el momento en que lleguen junto a ellos y a su resguardo se dispararán proyectiles de fuego contra los muertos, mientras que un dragón ataca y el otro se queda en reserva, protegiéndolo y vigilando al Rey de la Noche. Cada foso se abandonará cuando consigan cruzarlo por un punto, así que nada de pasos que puedan tomarse, sino estructuras de madera que permitan el paso de los defensores pero que sean de fácil desmantelado cuando se abandone cada línea de defensa. Debido a esta disposición, La caballería pesada deberá refugiarse ya desde el primer momento en Invernalia y sus integrantes pasarán a la defensa de la fortificación.

La última línea será la muralla donde se refugiarán los defensores de los fosos. Desde los matacanes se arrojarán proyectiles incendiarios y flechas de vidriagón. Y en todas las torres hay que disponer balistas con proyectiles de vidriagón y de fuego, pues se supone que el dragón es un muerto y siempre puedes alcanzar al Rey de la Noche.

Queda claro que el objetivo de los lanzadores de proyectiles incendiarios serán los muertos, mientras que los de vidriagón serán los Caminantes. Dentro de los incendiarios se incluye, obviamente, al menos uno de los dragones

En resumen, la estrategia prevista y descrita por Jon sólo sirve contra un ejército convencional, pero ante esta situación, donde la magia se añade a lo convencional, sólo servirá para hacer más grande el ejército del Rey de la Noche. Y no tiene sentido mantener a los dragones en reserva pues, como decía Tyrion, el dragón ha de estar siempre en el centro de la batalla.

  • Comentario final: La obsidiana es una piedra que se talla para obtener filo, para poder fundirla sería necesaria una temperatura digna de un alto horno o de un volcán (que es donde se origina). Y lo que resulta ya un despropósito es que las piezas que salen de los moldes tengan las marcas de talla. En este caso no es que haya que suspender la incredulidad, es que hay que darle vacaciones y pagarle un viaje al lejano Asshai de la Sombra.