Como os contamos la semana pasada, vamos a dedicar los ensayos del mes de octubre en los Siete Reinos a la economía de Poniente. Lo haremos con un análisis completísimo, dividido en cuatro partes y obra de K.W.Dent. Fue publicado originalmente en Wars and Politics of Ice and Fire y ha sido traducido por nuestro amigo, ya habitual en esta casa, Xabi Red Fate. Tras la introducción, hoy toca la segunda parte: los principales problemas económicos que enfrenta Poniente.

La economía de Poniente (II) : Principales problemas económicos que enfrenta Poniente

Si bien la teoría keynesiana describió con precisión cómo el bajo gasto público se convirtió en un catalizador de la Gran Depresión, también se puede utilizar para describir la ineficiencia económica en los Siete Reinos.

La economía de Poniente enfrenta muchos desafíos fundamentales, pero para este ensayo nos centraremos en cinco. Destacaremos la falta de un proveedor de liquidez, deudas, ciclos de demanda ineficientes y distribución inadecuada de la población.

1) ​Sin banco central

No existe un sistema central de préstamos en Poniente. Como puede verse en nuestra ecuación anterior, la inversión planeada es una variable del gasto agregado. Sin un sistema central de préstamos, la inversión en la economía de Poniente es naturalmente menor de lo que sería con un sistema central de préstamos.

Adicionalmente, un banco central conduciría al crecimiento de negocios que tendrían una nueva fuente de fondos para invertir en nuevas oportunidades. Además, la falta de un banco central ha dejado a Poniente a merced de agencias de préstamos extranjeras como el Banco de Hierro de Braavos.

También por ello la corona se ve obligada a acudir a agencias de préstamos internas con intereses propios como la Fe de los Siete y las grandes casas más ricas. Lo que nos lleva a nuestro próximo problema.

2) ​Deudas

Meñique, por Mike Capprotti

El segundo gran problema al que se enfrenta el Trono de Hierro es la deuda. En Juego de tronos​, Meñique informa a Ned sobre la naturaleza y la profundidad de la crisis de la deuda de la corona. Si bien la corona ha estado endeudada en el pasado, estas sumas parecen provenir principalmente del reinado del rey Robert I Baratheon, deudas que ha incrementado el Consejero de la Moneda Petyr Baelish.

Mucho se ha escrito sobre cuántas de estas sumas fueron prestadas a propósito por Petyr Baelish con el fin de debilitar la corona a largo plazo. Esta afirmación parece ser en su mayor parte exacta, por lo que no entraré en eso aquí. En cambio, nos centraremos en cómo se comporta el dinero prestado y exactamente por qué es un problema.

En ​Tormenta de espadas​ Tyrion IV, Tyrion piensa que “los ingresos de la corona son diez veces más altos de lo que eran bajo Aerys“. Si bien la afirmación de “diez veces más” es posiblemente una exageración, el hecho es que el sistema de préstamos de Meñique ha tenido un efecto en la economía, un efecto keynesiano.

El gasto público en inversiones derivó en mayores ingresos. Sin embargo, también sabemos que a pesar de los aumentos masivos en los ingresos del gobierno, esa suma apenas cubre la usura (intereses) de sus préstamos. Esto indica dos presuntos problemas principales con la deuda de la corona.

La corona tiene deudas por valor de más de seis millones, lord Stark. Los Lannister son los principales acreedores, pero también hemos pedido crédito a lord Tyrell, al Banco de Hierro de Braavos y a varias compañías financieras de Tyrosh. (Eddard IV, Juego de Tronos).

En primer lugar, vemos que Petyr Baelish probablemente accedió a préstamos del Banco de Hierro, de la casa Lannister y la Fe. Pero estas maniobras tenían un problema.

Meñique, por Mark Evans

Y es que estos préstamos se debieron hacer a tasas de interés irrazonablemente altas. Esto explica por qué, a pesar de los aumentos masivos de los factores de ingresos de la corona, apenas superan los intereses que deben.

En segundo lugar, las empresas en las que Petyr Baelish “invirtió” gran parte de este dinero no están generando un efecto multiplicador en la economía. El efecto multiplicador​ es un efecto en la economía en el que un aumento en el gasto produce un aumento en el ingreso y el consumo nacional mayor que la cantidad inicial gastada.

En esencia, las inversiones de Meñique en realidad no están aumentando el consumo económico en una escala macro. Y eso, a pesar de aumentar los ingresos de la corona.

Usaré un ejemplo para explicar esto: la corona proporciona 20.000 dragones de oro (DO) para construir nuevos caminos por los Siete Reinos. Si bien el costo inicial es de 20.000 DO, ese dinero se paga a los proveedores de materiales y mano de obra.

Ese dinero luego lo gastan aquellos a quienes se les pagó en otros bienes y servicios y esto es repetido por múltiples individuos y organizaciones. Además, el reino ahora tiene una infraestructura mejorada, lo que permite que circulen con mayor rapidez más alimentos y bienes dentro de Poniente.

Se recaudan más impuestos nominales sobre mayores niveles de consumo, además de que un mayor volumen de bienes es accesible a un mayor porcentaje de la población. A largo plazo, la economía se beneficia en una cantidad superior a 20.000 DO.

3) ​La demanda en Poniente

Uno de los mayores problemas que enfrenta la economía de Poniente es la falta de demanda, que se puede discernir a lo largo de la historia. Un buen ejemplo de esto viene en ​Tormenta de espadas:

Multitud de críos de mirada vacía pululaban entre las patas de los caballos, algunos alzaban la vista en súplica silenciosa, otros mendigaban a gritos. Tyrion sacó de la bolsa un buen puñado de monedas de cobre y las lanzó al aire; los niños corrieron a por ellas entre chillidos y empujones. Los más afortunados podrían comprarse un trozo de pan duro aquella noche.

Tyrion no había visto nunca los mercados tan abarrotados, y pese a toda la comida que estaban llevando los Tyrell, los precios seguían siendo desmesurados. Seis cobres por un melón, un venado de plata por un celemín de maíz, un dragón por un flanco de buey o por seis cochinillos flacos. Pero no faltaban compradores. Hombres descarnados y mujeres macilentas se amontonaban alrededor de todos los tenderetes y carromatos, mientras otros aún más harapientos observaban con gesto hosco desde la entrada de los callejones. (Tyrion IV Tormenta de Espadas)

Tyrion señala que “​no había visto nunca los mercados tan abarrotados”​ y que, a pesar de los altos precios, “​no faltaban compradores​”. Estos detalles pueden parecer indicadores de alta demanda.

Sin embargo, recordemos que la demanda incluye a todas las personas tanto dispuestas como “capaces”. Aquí, Tyrion describe a “​niños de mirada vacía​”, algunos de los cuales “​mendigaban a gritos​”. Tyrion afirma que arrojó un puñado de monedas de cobre y los niños empujaron y gritaron corriendo a por las monedas. Luego dice que “​los más afortunados podrían comprarse un trozo de pan duro aquella noche​”.

También describe a los adultos como “​hombres descarnados y mujeres macilentas​“. La descripción física de la gente en las calles refleja a personas que no pueden comprar bienes y servicios. Por tanto, baja demanda.

Cabe señalar que hay un factor a tener en cuenta sobre los problemas en cuanto a la oferta que están ocurriendo aquí. Los precios siguen siendo altos debido al futuro incierto de la disponibilidad de alimentos como resultado de la guerra. Vemos que el miedo a esta incertidumbre repercutió en los disturbios del pan del 299 d.C.

El preludio del motín se describe como el resultado de la falta de comida debido a que el Dominio cortó los suministros a Desembarco del Rey durante la Guerra de los Cinco Reyes. Incluso después de esto, se aprecia muchas veces que el suministro de alimentos es bajo.

Sin embargo, yo diría que los problemas de la demanda son un cáncer sistémico para los problemas de oferta porque un sistema adecuado de clientes capaces de comprar proporciona mercados para que la oferta crezca y exista dentro de él. Esta lógica se refleja en nuestras ecuaciones de consumo y producción de antes.

La variable en la que nos centramos aquí es la inversión planeada. Si un panadero en el Lecho de Pulgas sólo tiene veinte clientes que pagan “dispuestos y capaces”, no puede ahorrar para abrir una tienda en la calle de la Seda.

El lobo de Pastel Caliente

Éste es un problema de demanda que contribuye a la baja oferta. Si, no obstante, la demanda aumenta y ese mismo panadero tiene ahora cien clientes que pagan “dispuestos y capaces”, ahora puede ahorrar dinero para inversiones futuras.

Si decide abrir una segunda tienda en la calle de la Seda, la inversión planeada aumenta y también nuestro gasto total planeado. En equilibrio, esto se refleja también en la producción y el PIB aumenta.

Como puede verse, incrementar nuestra demanda “financia” la oportunidad de oferta. Si bien la demanda es ciertamente fundamental para las plagas económicas de Poniente, hay otros problemas sistémicos que plagan el reino.

4) ​Ineficiente distribución de la población

mapa del norte preview

Otro problema al que se enfrenta el reino son las distribuciones ineficientes de población. Esto conduce a multitud de ineficiencias en todo Poniente. Por ejemplo, el Norte constituye aproximadamente un tercio de la masa terrestre de Poniente y es abundante en recursos que incluyen madera, ganado, piedra y plata.

A pesar de su ventaja competitiva en recursos totales disponibles, el Norte está en desventaja competitiva en lo que respecta a la mano de obra, ya que el Norte está increíblemente poco poblado. Por lo tanto, el Norte representa un desperdicio en forma de coste de oportunidad perdido para la economía de Poniente.

Las Islas del Hierro ofrecen un marcado contraste con el Norte, ya que las Islas del Hierro son relativamente pobres en recursos pero relativamente pobladas. Sobre este asunto, Adam Whitehead escribió una excelente entrada en su blog llamada ​An Economic Map the Seven Kingdoms​.

En ella, afirma que este efecto está ejerciendo presión sobre los suministros alimentarios locales, aunque el pescado es abundante en las aguas que rodean las islas. En la antigüedad se cree que la falta de riquezas de las islas alentó a los hijos del hierro a desarrollar su cultura de saqueo, y dado que los Targaryen les negaron el rico pillaje de las costas de Poniente, su situación económica se ha deteriorado. 

Adam Whitehead también describe al Dominio como el más poblado. Cuenta “con una población estimada entre diez y doce millones de almas, más del doble que cualquier otra región”. Ahora, esto en realidad no representa un problema para el Dominio, ya que es la región es más que capaz de mantener a su población debido a que es extremadamente fértil y agrícolamente productiva.

Sin embargo, otra vez representa un coste de oportunidad perdido: otras regiones son escasas en mano de obra como resultado de la baja población. La distribución ineficiente del trabajo significa que la producción de Poniente está en un punto de equilibrio mucho más bajo de lo que podría estar. Poniente está operando actualmente con cantidades masivas de stock al que constantemente no se accede.

5) ​La inestabilidad de las Tierras de los Ríos

Las Tierras de los Ríos

Las Tierras de los Ríos son la región más central de Poniente. Sus rápidos ríos, fértiles llanuras y bosques bien abastecidos son bendiciones económicas tanto para la producción como para los viajes. La región comparte un límite con todos los demás reinos del Reino excepto Dorne, contiene grandes ríos que desembocan en el mar Angosto en Salinas y Desembarco del Rey, y la atraviesa la carretera más grande de Poniente.

Si bien las Tierras de los Ríos cuentan con muchas ventajas económicas de forma aislada, su centralidad geográfica la ha dejado en mitad del camino de muchos conflictos militares importantes a lo largo de la historia de Poniente. Durante la Conquista, Harrenhal fue reducido a cenizas y partes de las Tierras de los Ríos fueron devastadas cuando Aegon se trasladó al Norte. Torrhen Stark finalmente se sometería en un lugar al este de Aguasdulces, pero sólo después de la infame batalla de Campo de Fuego.

Las Tierras de los Ríos también sirvieron como un importante campo de batalla durante la Danza de los Dragones. Durante la guerra, la región fue víctima de no menos de diez conflictos militares nombrados y el pueblo llano murió por miles.

La guerra volvería a barrer con violencia las Tierras de los Ríos durante la Rebelión de Robert y una multitud de vasallos de lord Hoster Tully permanecieron leales a la dinastía Targaryen, lo que puso de relieve la división política de la región. Varias batallas tuvieron lugar en las Tierras de los Ríos durante la Rebelión, incluido el conflicto decisivo en la batalla del Tridente.

En eventos más recientes, las Tierras de los Ríos fueron el escenario de la mayor parte de los conflictos durante la Guerra de los Cinco Reyes. A través de capítulos de puntos de vista de personajes como Arya, Brienne y Jaime, los lectores ven de primera mano cuán diezmadas están las Tierras de los Ríos debido a la guerra. E incluso en la antigüedad, las Tierras de los Ríos fueron conquistadas y gobernadas en numerosas ocasiones por la casa Justman, el Rey de la Tormenta y los hijos del hierro.

Como se puede ver, la ubicación central de las Tierras de los Ríos dentro del reino las ha dejado en el punto de mira de los conflictos militares a lo largo de la historia, dejándolas tanto política como económicamente inestables. Esta inestabilidad es un gran negativo económico para Poniente, ya que anula la capacidad de la región de servir como un puesto comercial confiable y conduce a la pérdida.