Y llegó el fin. Termina una de las grandes series de nuestros tiempos. Ya historia de la televisión, Juego de Tronos se despide con el final que nos fue prometido: un desenlace agridulce, que a algunos habrá satisfecho, y a otros no habrá convencido.

Vamos a repasar que nos ha dejado este sexto episodio de la temporada, y de paso unas últimas conclusiones para cerrar este viaje. La guardia de esta sección termina en El Trono de Hierro.

El Trono de Hierro

Por Sak Stark

El episodio final abre con las consecuencias del genocidio ocurrido en Desembarco del Rey. Quienes han podido sobrevivir, básicamente los del bando ganador, contemplan la devastación causada por orden de la reina dragón. El panorama es el más parecido al que nuestros protagonistas se pueden encontrar a un bombardeo nuclear.

Un Tyrion horrorizado descubre que es el último Lannister que queda sobre la faz de la tierra, dado que su último plan para con su familia terminó en fracaso. En el último encuentro que tiene con su reina, decide dimitir públicamente como Mano, espetando a una triunfante Daenerys la realidad de lo que ha causado, una masacre. El Mediohombre es rápidamente arrestado, y consciente de que va a ser condenado a muerte.

Entre tanto Dany, custodiada por su leal bestia y bajo un enorme blasón de la Casa Targaryen, se viene arriba y promete a sus huestes un reinado que cubrirá el mundo de Fuego y Sangre, para vítores de estos, y para desconcierto de Jon.

daenerys-discurso-final
Helen Sloan, HBO.

Jon se encuentra con Arya, y tras una rápida conversación, Jon comienza a darse cuenta de la amenaza que puede representar Daenerys en su nuevo gobierno de los Siete Reinos. Posteriormente, conversa con Tyrion, acabando persuadido por las palabras del Gnomo, en un brillante diálogo escrito para Dinklage. Sobre el tema se expone la facilidad con la que Dany aniquila a sus opositores, tanto los sucesos de los que han sido testigos, como los sabidos por todos en el pasado (Bahía de los Esclavos). Sólo Jon tiene la oportunidad de cambiar la situación, qué elección ha de tomar.

Jon, ¿te has preguntado alguna vez por qué los hombres de la Guardia de la Noche no toman esposa, ni engendran hijos? —inquirió el maestre Aemon.

-No —contestó el muchacho encogiéndose de hombros.

-Para que no amen —respondió el anciano—. Porque el amor es veneno para el honor, es la muerte para el deber. Dime una cosa, Jon: si llegara un día en que tu padre tuviera que elegir entre su honor por un lado, y sus seres amados por otro, ¿qué haría?

Jon titubeó.

-Haría lo correcto —dijo… muy alto, como para compensar la vacilación—. Pasara lo que pasara.

-Entonces Lord Eddard es un hombre entre diez mil. La mayoría no somos tan fuertes. ¿Qué es el honor, comparado con el amor de una mujer? ¿Qué es el deber, comparado con el calor de un hijo recién nacido entre los brazos, o el recuerdo de la sonrisa de un hermano? Aire y palabras. Aire y palabras. Sólo somos humanos, y los dioses nos hicieron para el amor. Es nuestra mayor gloria, y nuestra peor tragedia.”

Juego de Tronos, Capítulo 60 (Jon)

Vuelve a repetirse. Uno de los grandes errores de esta temporada final es la prisa con la que se resuelve todo. Jon pone la directa hacia el salón del trono, donde aguarda Daenerys. La reina de plata contempla orgullosa la meta que ha perseguido durante los últimos años. No podemos evitar pensar en la visión de la Casa de los Eternos que nos ofreció la serie, en el último episodio de la 2ª temporada (Valar Morghulis).

Todo se desarrolla de manera calcada, la misma aproximación hacia la silla de hierro, los mismos planos de cámara, aunque el desconcierto de aquel 2×10 en Daenerys aquí a la satisfacción. En su cabeza todo está cumplido, el trono y el mundo son suyos.

trono-de-hierro-y-daenerys
Helen Sloan, HBO.

La visión se cumple en su totalidad: El Muro, el salón del trono, y el encuentro final con Khal Drogo y su bebé, lo que viene a significar la muerte. En definitiva, cuando el sol salga por el poniente y se ponga por oriente.

Jon entra en escena y aprovecha el despiste de su tía para apuñalarla mortalmente, dejándonos la última referencia sobre Azor Ahai y Nissa Nissa mientras la khaleesi muere en los brazos de Jon. Es una pena que se haya ejecutado la acción de este modo, porque con más episodios se podría haber construido una historia muy completa en el ámbito profético, un ámbito que terminó cojo y por una torpe falta de continuidad. No obstante, es perfectamente plausible que esto ocurra en las novelas, con un camino obviamente más diferente y coherente:

—… tres cabezas tiene el dragón… —El coro fantasmal retumbaba en su cabeza, pero los labios no se movían, no había aliento que agitara el aire quieto y azul—… madre de dragones… hija de la tormenta… tres fuegos debes encender… uno por la vida, otro por la muerte, otro por amor… —Los susurros se convertían en una canción que se arremolinaba en su mente. El corazón le latía al unísono con el que flotaba ante ella, azul y podrido—. Tres monturas debes cabalgar… una hacia el lecho, otra hacia el terror y otra hacia el amor… —Las voces eran cada vez más altas, y Dany se dio cuenta de que el corazón le palpitaba más despacio, que su respiración era cada vez más lenta—. Tres traiciones conocerás… una por sangre, otra por oro y otra por amor…

—No… —Su voz era apenas un susurro, casi tan tenue como la de los Eternos. ¿Qué le estaba pasando?—. No lo entiendo —dijo, más alto. ¿Por qué le costaba tanto hablar allí?—. Ayudadme. Decídmelo. —… ayudadla… —se burlaron los susurros—… decídselo…

Choque de Reyes, Capítulo 48 (Daenerys)

La bestia alada de Daenerys reacciona. En el momento en que Drogon parece que está a punto de carbonizar a Jon, decide desviar el objetivo de sus llamaradas. En cuestión de unos instantes, el dragón funde el Trono de Hierro, cual Anillo Único cuando se sumerge en la lava del Orodruin.

trono-de-hierro
Helen Sloan, HBO.

Resulta poético que el trono que fue “fabricado” por el dragón del primer monarca Targaryen, sea finalmente destruido por el dragón de la última reina de la dinastía.

“Los dothrakis miraron a los cachorros de dragón con cierta inquietud. El más grande de los tres era de un negro lustroso, con brillantes vetas color escarlata entre las escamas, igual que en las alas y en los cuernos.

—Khaleesi, ése es Balerion —murmuró Aggo—, ha vuelto a nacer.

—Tal vez sea así, sangre de mi sangre —respondió Dany con seriedad—, pero en esta vida tendrá un nuevo nombre. “

Choque de Reyes, Capítulo 12 (Daenerys)

Tras la fuga del dragón (probablemente Valyria), parece que ha pasado cierto tiempo. En este Sueño de Primavera, aparecen para nuestra sorpresa viejos conocidos, en lo que parece un Gran Consejo de señores de Poniente. Destacan entre ellos Lord Edmure Tully, de quien ya denunciamos su desaparición en reviews anteriores, y a Lord Robalito de la Casa Arryn, quien ha dejado atrás sus tembleques y su hiperactividad. Dudo seriamente que este chaval sobreviva al final de la saga, pero ese asunto no es tema de esta review.

tyrion-prisionero
Helen Sloan, HBO.

Tyrion es llevado a Pozo Dragón, el escenario del juicio que le espera ante los señores ponientíes, no habiendo monarca alguno que imparta justicia. La lengua de Tyrion le salva por enésima vez de perder la cabeza, y es propuesto el nuevo monarca. No es ni más ni menos que el primer protagonista de Juego de Tronos: Bran Stark. En un ejercicio democrático de los presentes, Bran el Tullido es proclamado rey.

“—Me lo pidió tu hermano Jon —respondió con una sonrisa Tyrion Lannister llevándose una mano al pecho—. Y mi punto débil son los tullidos, los bastardos y las cosas rotas.”

Juego de Tronos, Capítulo 24 (Bran)

Lógicamente, el nuevo rey no recibe la noticia con entusiasmo alguno, pero accede al nombramiento. Sabiendo que algunas de las cosas de este episodio se van a plasmar en los libros futuros, ésta en concreto me resulta una gran incoherencia narrativa. Siempre he pensado que Bran acabaría sus días saliéndole una rama de arciano por el ojo, más allá del Muro. Ciñéndonos a la serie, durante las últimas dos temporadas Bran se ha reafirmado en su figura de Cuervo de Tres Ojos, alegando e insistiendo que ni era heredero de la Casa Stark, ni Señor de Invernalia. Como era de esperar, Tyrion recupera su cargo de Mano del Rey, pues es para lo que ha nacido.

No todo son buenas noticias. Jon lleva un tiempo prisionero por regicidio, y finalmente se le comunica que  ha de vestir el negro para eludir la pena capital. Finalmente para esto ha servido ser Aegon Targaryen, para esto le ha servido al bueno de Jon ser resucitado… Para terminar en el punto de salida. La historia central, la de su linaje, tirada por los suelos, como las insuficientes referencias que hemos visto a las profecías.

Helen Sloan, HBO.
Helen Sloan, HBO.

¿Es este el final de regusto agridulce que nos prepara GRRM, además del destino de Dany? Seguramente no habrá sido el más aplaudido por la audiencia. El cualquier caso, me parece más adecuado que nuestro protagonista termine sus días como Jon Nieve que no como Aegon, el Sexto de su nombre. Entre el guión de ensalzamiento que ha recibido en el camino, y este giro brusco hacia el Muro, considero que no se ha dado la justicia adecuada al personaje.

Los Inmaculados y los dothrakis restantes (que han terminado quedando muchos) se disponen a zarpar de Poniente, y Jon se despide de sus medio-hermanos, sin evitar pensar en los Puertos Grises de Tolkien. Sansa acaba como Reina en el Norte, único territorio que permanecerá independiente desde entonces. Personalmente, espero leer en los libros la disolución de los Siete Reinos de facto en reinos separados de pleno derecho, una de las partes que compondrían mi final ideal.

Helen Sloan - HBO
Helen Sloan – HBO

No esperábamos tampoco que Arya iniciase una vida tranquila en Invernalia, y anuncia su intención de explorar el oeste de Poniente, zonas que hasta la fecha no están cartografiadas. La referencia es muy clara hacia Elissa Farman, un carismático personaje que emprendió esta búsqueda en su tiempo, pero también hay una referencia notable hacia Nymeria de los Rhoynar, la princesa guerrera a la que Arya tanto admiraba en su niñez. “¿Qué hay al oeste? Nadie lo sabe.” Menos Bran, claro…

“Nymeria le mordisqueó ansiosa la mano mientras la desataba. Tenía los ojos amarillos. Cuando reflejaban el sol, brillaban como dos monedas de oro. Arya le había puesto su nombre en memoria de la reina guerrera de Rhoyne, que había guiado a su pueblo en el cruce del mar Angosto.“

Juego de Tronos, Capítulo 7 (Arya)

En la reunión del nuevo Consejo Privado, tenemos una escena fan-service, pues el consejo queda compuesto por algunos de los personajes más reconocibles y queridos por los espectadores. ¡Hasta Samwell se ha convertido en Gran Maestre en tiempo récord! Y no solamente eso, sino que trae consigo terminado el volumen de “Canción de Hielo y Fuego”, cual Libro Rojo. Realmente estos maestres cuando quieren, espabilan. El juego comienza de nuevo.

brienne

Ser Brienne pasa a ser la Lord Comandante de la Guardia Real, y procede a completar la entrada de Jaime Lannister en el Libro Blanco. “Parece que alguien se olvidó de plasmar tus hazañas, tío.” Esto fue lo que le dijo el rey Joffrey a Jaime en el episodo 4×01, cinco años atrás.

“Cuando terminó aún quedaban por llenar más de tres cuartos de la página, entre el león de oro en el escudo rojo de la parte superior y el escudo blanco vacío de la inferior. Ser Gerold Hightower había empezado su historia y Ser Barristan Selmy la había continuado, pero el resto la tendría que escribir el propio Jaime Lannister.

En adelante podría escribir lo que eligiera. Lo que eligiera…”

Tormenta de Espadas, Capítulo 72 (Jaime)

Finalmente, Juego de Tronos termina alternando unas escenas de los hijos Stark afrontando sus destinos. A fin de cuentas, ellos son los protagonistas de esta historia, el propio GRRM consideró como uno de los volúmenes de la Canción el de “Tiempo de Lobos.”

final-juego-de-tronos-muro
Helen Sloan, HBO.

Jon se topa ante un lugar muy familiar, el Muro. Ya de nuevo con sus negras vestimentas de cuervo, se reencuentra con Tormund y Fantasma, y a la cabeza del Pueblo Libre, emprenden una nueva expedición dirección al Bosque Encantado, la misma escena con la que la serie dio comienzo en 2011. Jon inicia una nueva vida lejos de los lujos y las intrigas palaciegas, allí donde pese a las adversidades, es lo más parecido que ha sentido como un hogar.

“—Lord Stark es mi padre —admitió Jon, tenso.

Sí —dijo al final Tyrion Lannister después de examinar su rostro—. Se nota. Hay más del Norte en ti que en tus hermanos.”

Juego de Tronos, Capítulo 13 (Tyrion)

Aquí termina una de las series de nuestras vidas, la de toda una generación, y la de una gran comunidad de fans, colocada al nivel de otras legendarias sagas fantásticas. Nos despedimos del mundo televisivo de Hielo y Fuego 8 años después y con 73 episodios en su haber. Pero como ya sabéis, el viaje no termina: nos esperan las series sucesoras, así como Vientos de Invierno, Sueño de Primavera, Fuego y Sangre vol.2…

Por último, dar paso a los agradecimientos.

  • En primer lugar, a mis compañeros de Los Siete Reinos, quienes son además los primeros a los que conocí en persona desde que me sumergí en este mundillo. Les agradezco permitirme compartir mis impresiones en esta sección desde las últimas temporadas.
  • A Benioff y Weiss, pues pese a que he tenido no pocas discrepancias con ellos, han sido el trampolín para que entrase en el fandom de Juego de Tronos, y por tanto los culpables de que comenzase a leer Canción de Hielo y Fuego cuando teníamos que esperar la llegada de la 2ª temporada.
  • A mis compañeros de la Wiki de Hielo y Fuego, con quien llevo colaborando más de siete años, desde que era un solar y apenas contaba con 60 artículos.

hielo-y-fuego-wiki

  • A Ramin Djawadi, por regalarnos su talento en una banda sonora que ha pasado a la historia.
  • Por supuesto a todos nuestros lectores, quienes habéis perdido un poco de vuestro tiempo en seguir esta sección, estemos o no de acuerdo en las opiniones. Incluyo aquí también a los amigos que he hecho y a las buenas personas que he ido conociendo a través de las redes sociales.
  • Para el final, el Creador, el verdadero Señor de los Siete Reinos. Gracias George R.R. Martin por hacerme quedarme para siempre en el Mundo de Hielo y Fuego. Y desearle una larga vida de buena salud e inspiración literaria.

Como dirían nuestros compañeros de Gigamesh, el Juego termina, pero la Canción continúa. Viviremos y seguiremos en nuestro puesto.

cancion-de-hielo-y-fuego