La historia reciente de Gwendoline Christie, la actriz que interpretó a Brienne de Tarth en Juego de Tronos, es muy interesante. La actriz inglesa no fue propuesta a los Emmys como Mejor actriz secundaria en serie de drama por parte de la HBO, sino que lo hizo a título particular – como han hecho muchos otros actores y actrices en el pasado. Pero en esta ocasión pasó el corte, algo casi inaudito, y fue nominada por la Academia. Sobre este tema y más asuntos ha concedido una entrevista a LA Times muy interesante que ahora os contamos.

brienne-of-tarth-winterfell-courtyard-season-8-1-1024x680

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Gwendoline explica que para ella fue muy difícil proponerse a sí misma como candidata, pero quería “estar al cargo de su propio destino”. Quería darse una oportunidad a sí misma, tras haber trabajado muy duro y muy especial que le ha empujado más allá de sus límites.

Comprobó que no era algo inapropiado, ya que muchos actores se proponen a sí mismos cada año. Dice que nunca esperó que llegara a ser nominada y no cree que nadie en más en su misma situación lo hiciera. Pero relata que tenía que hacerlo por ella misma. Y como un testimonio de su personaje y lo que sentía que representaba.

La actriz no se puede creer que su personaje llegara viva al final. “Estuve en el final del último capítulo. Brienne llega hasta allí y tiene una vida después”. Lo encuentra increíblemente positivo e inesperado, y afirma que tiene una gran última línea – le dice a Bronn que “estaremos de acuerdo en que los barcos son más prioritarios que los burdeles”.

brienne

Cuenta el artículo que la actriz estaba tan comprometida en conseguir el papel que se pasó tres semanas preparándose para la audición, entrenando físicamente y leyendo tres libros de George R.R. Martin. Nos surge una duda curiosa: ¿empezaría por Juego de Tronos, donde no sale Brienne? ¿Y si empezó en Choque de Reyes, entonces no llegaría a Danza, donde también aparece la Dama de Tarth?

Por aquel entonces estaba trabajando paseando perros, y pasaba horas practicando el paso que tendría Brienne. La actriz estaba excitada porque no esperaba que un personaje así pudiera aparecer en televisión. Sabía que emocionalmente se podía identificar con el personaje, pero tenía que trabajar los elementos físicos y la fuerza. Tenía miedo de tocar los temas de su androginia, masculinidad y fuerza, así como sus opiniones sobre las mujeres.

Veía el papel de Brienne como una oportunidad de hacer algo que necesitaba, que le implicaba un cambio y una transformación para llegar a su verdadero ser. Incluso si la serie se cancelaba, no importaría, porque habría conseguido un trabajo, se habría involucrado en ello y para la actriz, eso es lo que significaba ser una artista.

Al poco tiempo de unirse al plantel, se dio cuenta de que el personaje tenía muchos fans y no era la única obsesionada con Brienne. No sabía los planes que tenían los showrunners para ella, pero le impactaba cómo el personaje era recibido por la audiencia. No esperaba algo así, porque no pensaba que es la audiencia quisiera un personaje así, ya que le habían dicho que “eso no es lo que las audiencias quieren”.

jaime-lannister-brienne-of-tarth-season-8-804-1024x683

Precisamente a algunos de esos fans no les gustó la reacción de Brienne después de que Jaime le dejara. La actriz defiende a su personaje, diciendo que es importante que veamos todas su facetas.

Cuando vas a perder algo que realmente tiene sentido para ti, puede destruirte, y no creo que eso te haga vulnerable. Lo que me gustó es que eso sucede, pero ella vuelve al trabajo. No le sigue. Se queda con Sansa y ejerce su tarea. Y consigue su final feliz, y su final feliz no está definido por un hombre. Lo que le completa como personaje y le hace tridimensional es que ella se abre sobre sus sentimientos.

La actriz está tremendamente satisfecha por su nominación a los Emmys por lo que significa como evolución de la cultura popular. Quería que fuera reconocido por todo lo que representa el personaje, por lo que significa para ella y para el rol que interpretó y, a pequeña escala, por el nuevo entorno en el mundo del entretenimiento que ve a las mujeres de otra manera, más realista y menos convencional. Dice que es una manera extraordinaria de cerrar una experiencia sensacional que ha cambiado su vida.