Para los que somos lectores de Canción de hielo y fuego y ahora nos enfrentamos a la última temporada de Juego de Tronos el tema más debatido últimamente corresponde a las diferencias entre el final de la serie y el de las novelas. George R.R. Martin ha reiterado sus postulados en su última entrevista a 60 Minutes.

George RR Martin

Martin se muestra realmente sincero en la entrevista. Cuenta que cuando publicó en 2011 Danza de Dragones estaba convencido de que Vientos de Invierno y Sueño de Primavera saldrían antes de que terminara la serie, así que fue muy duro cuando la producción de HBO le adelantó.

Martin volvió a hablar de la famosa reunión en Santa Fe con Benioff y Weiss. En este caso añade que, a pesar de estar varios días hablando de los personajes, “no hay manera de entrar en el detalle de todos los personajes secundarios”. Repite que la serie ha sido “extremadamente fiel comparada al 97% de adaptaciones de libros en televisión y cine, pero no ha sido completamente fiel, y no puede serlo. Si no, habría durado otras cinco temporadas”.

Martin menciona que siempre que hay una adaptación salen “dos versiones diferentes de la historia” y que el medio condiciona siempre. Explicó como ejemplo Spider-Man y la manera en que han jugado con las diferentes tramas y personajes de la historia de Peter Parker. También confirmó que piensa terminar Canción de hielo y fuego en solo dos libros más.

George_R._R._Martin_Comic-Con1

Pero lo que resulta más relevante de la charla es lo que explica sobre el final. Martin cuenta que no cree que el final que harán Benioff y Weiss será “tan diferente” del suyo por las conversaciones que han tenido, pero que “en ciertos personajes secundarios habrá grandes diferencias”.

Explica que está seguro de que habrá un debate sobre el final de la serie comparado con el de las novelas. Algunos pensarán que es mejor “el final de Benioff y Weiss” y otros que el suyo, y afirma que eso “es bueno” porque lo peor que le puede pasar a una pieza artística es ser ignorada.

A alguno le pueden sorprender que Martin defienda tan encarecidamente a la serie en estas instancias, pero recordemos que sigue siendo productor ejecutivo de la misma y es un orgullo para él que una adaptación de su obra se haya convertido en la serie más popular del mundo. Y no, como explicamos, no se lleva mal con Benioff y Weiss.