Hemos publicado en los últimos meses varios ensayos sobre mapas y el tamaño de Poniente y del Mundo de Hielo y Fuego. Esta semana es el turno sobre una pregunta que se hicieron, sin ir más lejos, Elissa Farman en Fuego y Sangre y Arya Stark el final de Juego de Tronos: “¿qué hay más allá del Mundo Conocido de Hielo y Fuego?” con un ensayo obra de Adam Whitehead y publicado en Atlas of Ice and Fire.

Terra Incognita: ¿qué hay más allá del Mundo Conocido de Hielo y Fuego?

The Known World - The lands of Ice and Fire

Como hemos establecido previamente, el “mundo conocido” en Canción de hielo y Fuego se extiende unas 7.500 millas o 12.000 kilómetros desde Luz Solitaria en el Mar del Ocaso hasta el Estrecho de Azafrán y las Tierras Más Allá de de Asshai. Este vasto territorio incluye el continente de Poniente, una gran porción de Essos y las regiones más septentrionales de Sothoryos y Ulthos, junto a numerosas islas. Sin embargo, esto es solo una pequeña porción del mundo (quizás incluso menos de un cuarto, como mucho). La cuestión que naturalmente surge es, ¿qué hay más allá de los límites de los mapas?

La respuesta es probablemente “no mucho” al menos términos de imperios poderosos, reinos u otras naciones estados. Y hay varias pistas e indicios de la historia real a por qué es así.

En la historia europea, mapas razonablemente precisos del continente, particularmente de la parte oriental mediterránea, fueron creados incluso en el siglo VII A.C. Estos mapas también mostraban la costa norte de África. Tomaría 2100 años hasta que los exploradores europeos hicieran mapas precisos de la punta meridional de África y crearan los primeros mapas completos del continente (y mapas razonablemente precisos de todo el continente tuvieron que esperar hasta bien entrado el siglo XIX).

De acuerdo a Herodoto, una expedición fenicia circunnavegó África en el 600 A.C. Esta tesis ha sido puesta en duda, pero el registro del viaje de manera acertada indica la cambiante dirección del sol en el hemisferio sur, lo que para algunos le da credibilidad. Real o no, el reporte fenicio indica que los extremos meridionales de África carecían de riquezas o civilizaciones y no proporcionaban incentivos para viajar allí. El viaje en tierra, por supuesto, era poco atractivo por la hostilidad del vasto desierto del Sáhara.

almeria desierto

Así que en la historia real no había incentivos para explorar las regiones meridionales de África ya que no había nadie con quien comerciar allí. Y era más fácil (y seguro) viajar por tierra a través de Egipto para ir del Mediterráneo al Mar Rojo, si era necesario.

Por otro lado, la existencia de China era conocida por los europeos en la antigüedad, y gran cantidad de comercio indirecto fue realizado entre los imperios romano y huno a través de las naciones intermedias en los primeros siglos D.C. Hubo un significativo impulso para encontrar mares viables y rutas terrestres a China y las Indias Orientales para hacer más provechoso el comercio y finalmente eso empujó a Colón a su viaje a través del Atlántico en 1492 y a Vasco de Gama en su viaje de 1497-98 a través de la costa de África hasta Calcuta en la India.

Poniéndolo de otra manera, casi nadie dijo “¡Vamos a ver que hay allí!”y se arrojó a lo desconocido. Uno de los pocos grupos que lo hicieron fueron los vikingos, que acabaron colonizando Islandia, Groenlandia (y el noreste de Canadá) en torno al 1009 D.C. Pero fueron afortunados porque las distancia del noroeste de Europa a Islandia, de Islandia a Groenlandia y de Groenlandia al norte de Norteamérica no eran muy grandes.

Cómo se relaciona esto con Canción de hielo y fuego está claro: Colón fue conducido por la necesidad de viajar a un destino conocido (las Indias Orientales, China y otros mercados asiáticos), así como Vasco da Game (India), como eran conocidos los beneficios económicos de abrir una ruta comercial para llegar a un destino previamente alcanzado (por tierra o por barcos que cruzaban el Océano Índico). El ímpetu por sus viajes de exploración existía para llegar a un lugar que ya se conocía que existía.

WorldMap The Lands of Ice and Fire

En el contexto de Essos, no se conoce un destino así que exista. Al este de Asshai, las Tierras de las Sombras y las Mil Islas el conocimiento se consume en la pura fantasía o la completa perplejidad. Nadie sabe lo que está allí y la gente que lo ha intentado o nunca ha vuelto o, en el caso de Corlys Velaryon, la Serpiente Marina (53-123 DC) tuvieron que volver por la falta suministros o la baja moral de la tripulación.

Lo que es particularmente interesante es el hecho de que no hay indicación de un conocimiento compartido o transmitido. En el período romano había solo una limitada e incompleta conexión entre Roma y China, pero las naciones intermedias que estaban entre ambos (Partia, Kushán, Tíbet) podían actuar como un conducto para el comercio y la información, incluso si era limitada e imprecisa.

En el caso de Essos, es casi como si un muro estuviera tras las Montañas de la Alborada y los bosques de Mossovy. Parece que nadie de Yi Ti, Asshai o Ibben sabe qué demonios hay allí. Si hubiera alguna ciudad o nación lejana, probablemente hubieran explorado hacia el oeste y hubiera encontrado Mossovy, o el imperio de Yi Ti, y alguna información hubiera llegado hasta Poniente.

Esto nos permite una conclusión simple: no hay casi nada pasado el Desierto Gris y Mossovy. Essos podría estirarse por una (relativamente) corta distancia o muchas decenas de miles de kilómetros, pero en cualquier caso no hay una civilización que encontrar, o si la hay, está separada del mundo conocido por tal vasto espacio natural que no compensaría los exorbitantes costes y peligros de viajar hasta allí.

PlanetosNewCanon Line
El Mundo Conocido, en recuadro

Puede haber también obstáculos geográficos. Sabemos que el Estrecho del Azafán conecta el mar de Jade con masas desconocidas del agua al este, más allá de la isla continente de Ulthos, pero nadie aparentemente ha explorado esos lugares y vuelto. Podría ser que el más oriental extremo del estrecho se cerrara en un punto en el cual ya no sería navegable por grandes barcos, evitando cualquier exploración de este modo.

Si el ecuatorial Ulthos es la mitad de inhóspito que Sothoryos, una exploración por tierra sería probablemente imposible. Sabemos que no hay civilización reportada en Sothoryos – Jaenara Belaerys de Valyria pasó tres años explorando el continente en su dragón Terrax e informó que ella no lo había visto todo y sospechaba que era tan largo como Essos, “una tierra sin fin” – lo que desanimaría a la exploración pasada la costa o las masas de tierra o estrechos o mares que separaran de Ulthos. Esto efectivamente bloquea la exploración oriental al sur de Essos.

Al norte, la civilización como tal termina en la isla de Ibben, tres mil millas al este de Poniente. Más allá de Ibben, hay un total de un (relativamente) puerto seguro en el Mar de los Escalofríos: Nefer, la capital de N’Ghai, y es una ciudad de dudosa reputación que solo puede ser alcanzada a través de las prohibidas Mil Islas.

Nefer está aproximadamente a 2.000 millas o 3.2000 kilómetros o del puerto de Ibben y a 1.000 millas o 1.600 kilómetros del extremo del Mundo Conocido. Incluso un marinero tan duro como la Serpiente Marina no se arriesgó a un viaje al este a tierras desconocidas y tierras sin un puerto seguro, y decidió volver a Poniente (donde, años y décadas más tarde, jugaría un gran papel en la Danza de los Dragones). Parece que ningún barco ha ido al este de esas tierras, donde quiera que esté en el extremo más oriental de Essos.

Asshai, por Marco Iozzi
Asshai, por Marco Iozzi

¿Es posible que la costa más oriental de Essos pueda ser alcanzada viajando al oeste a través del Mar del Ocaso? Ciertamente, asumiendo que no hay otras masas de tierra bloqueando el camino. Podría ser que Essos diera la vuelta alrededor de la mayor parte del globo y sus costas orientales estuvieran solo algunas millas al otro lado del Mar del Ocaso.

Sin embargo, George R.R. Martin ha dicho que Essos es del tamaño de Eurasia: 21 millones de millas cuadradas, 54 millones de kilómetros cuadradados o casi exactamente tres veces el área de Sudamérica/Poniente. Aunque esto hace a Essos grande, no lo sería tanto como para extenderse otras 10.000 millas o 16.000 kilómetros al este, y no sería mucho más grande de lo que ya hemos visto en los mapas.

De acuerdo a Martin, nunca vamos a tener un mapa oficial y completo del globo mostrando dónde está cada cosa. Pero según el texto, mi conclusión es que si hay otras civilizaciones en el mundo son increíblemente distantes y remotas de las partes habitadas de Poniente y Essos, y no jugarán ningún papel en el resto de la historia.