En la serie Juego de Tronos se descubrió que el verdadero nombre de Jon Nieve, el que le puso su madre Lyanna Stark, era Aegon Targaryen. Que lo sea también en Canción de hielo y fuego parece la teoría más sólida al respecto, pero hasta que sea revelado en las novelas no podemos estar del todo seguros. Así que hoy os traemos una alternativa: que su nombre real sea Aemon Targaryen, en un texto obra de GenghisKazoo en Reddit.

Aemon Targaryen, el verdadero nombre de Jon Nieve

Desde al menos el siglo XVI en adelante, aquellos en Europa interesados en prácticas ocultistas, en particular “goëtia” o magia oscura, empezaron a publicar extensos grimorios. Detallaban la jerarquía de los demonios que se decía que gobernaban varias regiones del infierno, así como sus poderes, habilidades, títulos, afinidades y naturaleza.

Pseudomonarchia DaemonumFalsa monarquía de demonios, publicado por Johann Weyer, es un apéndice a un trabajo más extenso sobre brujería en 1583, y fue uno de los primeros. El motivo del autor no era aprobar estas prácticas mágicas, sino “exponer a todos los hombres” las pretensiones de todos aquellos que decían ser capaces con trabajar con magia. Hombres que “no están avergonzados de presumir de ser magos, y sus rarezas, engaños, vanidad, locura, falsedad, locura, ausencia de mente y obvias mentiras, sacar a la luz del día sus alucinaciones“.

Uno de los demonios en el Pseudomonarchia Daemonum es llamado Amon o Aamon. También puede provenir del antiguo dios egipcio Amun.

Maestre Aemon por Jean Pascal

La descripción de este demonio es tremendamente peculiar:

Amon, o Aamon, es un gran y poderoso señor, y tiene el aspecto de un lobo, con colas de serpiente que vomitan llamas. Cuando tiene la forma de un hombre, revela colmillos como un perro, y una gran cabeza que podría ser de un halcón. Él es el más fuerte príncipe de todos, y entiende todas las cosas pasadas y futuras, provee favores, y reconcilia a amigos y enemigos, así como gobierna sobre cuarenta legiones de demonios.

Aamon aparece como un lobo con aspectos de una serpiente que escupe fuego, un híbrido de lobo y dragón. Uno de sus roles es reconciliar amigos y enemigos, algo que Jon ya ha intentado con los salvajes y la Guardia de la Noche, y algo que hará probablemente otra vez cuando Daenerys llegue a Poniente. El más fuerte príncipe de todos, ¿no es el nombre perfecto para Jon?

Es interesante también que tenga el mismo nombre que Aemon Targaryen, su mentor y maestre, y el Caballero Dragón. Con ambos se ha comparado en las novelas:

Se había marchado porque era hijo de su padre y hermano de Robb. Una espada regalada, aunque fuera tan bella como Garra, no hacía de él un Mormont. Tampoco era Aemon Targaryen (Jon IX, Juego de Tronos)

Cuando luchaban no eran niños pequeños, sino caballeros y héroes poderosos.—¡Soy el príncipe Aemon, el Caballero Dragón! —gritaba Jon. —¡Pues yo soy Florian el Bufón! —respondía Robb también a gritos. (Jon XII, Tormenta de Espadas)