David Benioff y D.B. Weiss, showrunners de Juego de Tronos, han vuelto a conceder entrevistas por el próximo estreno de la adaptación para Netflix de El problema de los tres cuerpos, de la que son responsables junto a Alexander Woo. Y en un reportaje para Wall Street Journal han reiterado que su deseo era terminar la serie sobre Poniente con una trilogía de películas. También mencionan extrañas sugerencias de AT&T, propietaria entonces de HBO, como grabar los capítulos en vertical o hacer mini episodios….pero algo no nos encaja sobre ellas.

Weiss y Benioff

Hace dos semanas os trajimos la primera gran entrevista de Benioff y Weiss promocionando su nueva serie: la charla con su amigo James Hibberd en The Hollywood Reporter. Lo más reseñable fue su confesión de que no se negaban en el futuro a a medio plazo a participar en un spinoff secuela de Juego de Tronos centrado en Jon Nieve.

Pues bien, en el reportaje en Wall Street Journal confirman que ellos deseaban terminar la serie Juego de Tronos con una trilogía de películas en lugar de dos temporadas de 13 episodios. Si la crítica más sensata al final de Juego de Tronos es que fue demasiado acelerado – falló el qué, no el cómo – reducir el tiempo para hacer tres películas que no sumarían más de 9 horas no parece una decisión acertada.

Esto no es ninguna sorpresa: D&D ya lo mencionaron en Todos los hombres deben morir, obra de James Hibberd:

Los showrunners dijeron tras el final de la tercera temporada que querían hacer unas 70 horas de serie, pero con un giro. «El mundo es tan grande, las batallas son tan masivas. En nuestro sueño, haremos tres temporadas tras la tercera y después películas», dijo Benioff

Weiss añadió: «Es lo que buscamos en un mundo perfecto. Si todo funciona, tendríamos lo mejor de ambos mundos: una historia épica pero con una grado de conocimiento e involucración en los personajes imposible en una película»

David Benioff y D. B. Weiss

Pero parece que el motivo real de no hacer películas no fue por temas de guion o trama. Y es que la HBO se negó, según ellos, por ser una cadena de televisión y no una empresa de cine. Eso dice la entrevista en el WSJ y también el libro de Hibberd: la HBO lo descartó enseguida y el presidente de programación de HBO, Michael Lombardo, les recordó que las películas no eran su negocio.

Benioff y Weiss también sugieren que AT&T, dueños de Warner y por tanto de HBO, les preguntaron si Juego de Tronos podría rodarse en vertical «para que se viera mejor en móviles» o hacer miniepisodios de la serie, mucho más cortos e inmediatos. No parecen comentarios de alguien que conozca la industria de las series.

Pero como comenta Zionius, Benioff y Weiss firmaron en febrero de 2018 con Disney para hacer una trilogía de películas de Star Wars, fue en junio de 2018 cuando AT&T compró Warner y HBO; y el rodaje de Juego de Tronos terminó en julio de 2018. Así que Benioff y Weiss mienten o se equivocan: o la conversación fue sobre los spinoffs de Juego de Tronos aún por rodarse cuando ellos no iban a participar en ellos por sus planes con Star Wars; o la conversación fue con otros directivos, no de AT&T…o fue antes de 2018, lo cual es raro pues esos ejecutivos no eran todavía sus jefes.