George R.R. Martin participó la semana pasada en el podcast Maltin on Movies, al que recibió en su teatro, el Jean Cocteau de Santa Fe. Y allí como no podía ser de otra manera, ha hablado de manera muy extensa sobre la adaptación de su obra, Juego de Tronos…y ha defendido a los showrunners y criticado la “toxicidad” de Internet tras el final de la serie. La charla es tremendamente interesante, así que vamos a contaros lo más relevante que ha comentado George, que es mucho.

martin ventana

George comienza diciendo que sentía algo de miedo al ver cómo otro “adoptaba a su bebé”, refiriéndose precisamente a la adaptación de Canción de hielo y fuego, pero llama a su colaboración con la HBO “un matrimonio celestial”. Dice que él pensaba que por las dimensiones colosales y el contenido adulto su saga era inadaptable, pero que Benioff y Weiss se atrevieron.

“Por irónico que sea, ninguno tenía experiencia en televisión cuando firmaron. Quizás por ello no sabían lo que era posible, intentaron lo imposible y lo consiguieron. Reunieron un equipo sensacional”

Martin dice que la el éxito de Juego de Tronos ha sido “surrealista”. Comenta que su escala, alcanzando todo el mundo e invadiendo la cultura popular es algo que jamás podía haber anticipado, ni que espera experimentar de nuevo. Menciona riéndose que posiblemente los profesores de guardería le odien, por los niños con nombre raros y las Daenerys que empiecen a ir a clase.

martin cara

George explica también cómo su participación en la serie ha decrecido mucho en los últimos años. 

Estaba muy involucrado al principio, en las primeras temporadas, escribiendo un guion por temporada los cuatro primeros años. David, Dan y yo hablábamos constantemente. Cuando la serie avanzó, yo me desvinculé para centrarse en las novelas, y hubo muchas menos consultas porque ya no eran tan necesarias.

Yo no podía tomarme dos o tres años libres para ser parte de la serie, ya que hubiera involucrado que me mudara a Belfast y escribiera, en lugar de un guion por temporada quizás tres o cuatro. Pero eso implicaría que no podría seguir escribiendo los libros. Fue una decisión dura.

Cuenta Martin que su edad también influyó. “Si tuviera cuarenta años podría haber sido showrunner“. Pero cuenta que le llegó a los sesenta y que ceder el testigo tenía sentido y “funcionó de maravilla” para todos los involucrados.

24 Mar 2015, USA --- Game of Thrones Season 5 Premiere in San Francisco Pictured: George R. R. Martin --- Image by © Splash News/Splash News/Corbis
24 Mar 2015, USA — Game of Thrones Season 5 Premiere in San Francisco Pictured: George R. R. Martin — Image by © Splash News/Splash News/Corbis

Martin sigue explicando que la adaptación 1:1 era imposible:

Por muy pródiga que fuera la producción, por muchísimo presupuesto que tuviera, no podían incluir a todos los personajes. Mis libros son mucho más grandes. En lugar de ocho temporadas, tendrían que haber hecho veinte temporadas de 13 o 15 capítulos...e incluso entonces tendrían que eliminar cosas.

Martin deja claro que la serie es la serie y los libros son los libros. Y que lo importante es que cuente la esencia de la historia.

He sido muy afortunado con David, Dan y la HBO, porque hay muchos productos que se hacen en Hollywood en que las adaptaciones se alejan demasiado. Si voy a adaptar algo, quiero amarlo. Sí, siempre habrá desafíos y cosas que cambiar…pero si amas el material inicial, lucharás y darás todo para preservarlo.

Martin vuelve a afirmar que va con retraso en Vientos de Invierno porque es lento escribiendo. Pero que prefiere descubrir partes de la historia mientras escribe.

george martin

Eso sí, explica que sabe el final de la saga, aunque de forma vaga:

Conozco el final de mi historia a grandes rasgos, sé dónde quiero acabar, sé algunos puntos importantes en el camino, como un viaje. Pero lo que no sabes son los detalles. No sabes dónde el camino estará cortado y tendrás que desviarte…son cosas que descubres de camino, y eso es lo que lo hace una gran aventura.

Por último, (quizás recordando las críticas al final de la saga, aunque no es específico) George fue muy duro con el fandom online. Atentos a sus palabras porque no os van a dejar indiferentes

Internet es tóxico de una manera en que la antigua cultura de fanzines y los fandoms de antaño – fans de cómics y ciencia ficción – en el pasado no era. Sí, había desencuentros y enfrentamientos, pero nada como esta locura que se ve en internet. No se empoderaba al anonimato, el medio del discurso del cobarde.