Cuando se aproxima la temporada de Juego de Tronos se acumulan las entrevistas con actores y responsables de la serie. Hoy os traemos unas palabras que nos han llamado la atención: las de George R.R. Martin en Rolling Stones en un artículo notable a propósito de la creación de Arya y Sansa Stark.

En él, aparte de contar detalles de la concepción de los dos personajes de manera muy interesante, fue cuestionado por el final de las novelas. Y, en la línea de lo que comentó hace 3 semanas, explica que no solamente habrá cambios, sino también “muchos añadidos”. Vamos con los detalles.

Martin en el Celsius de Avilés en 2012
Martin en el Celsius de Avilés en 2012

George R.R. Martin era entrevistado en Rolling Stones a propósito de un artículo sobre Arya y Sansa Stark. El documento cuenta con charlas con Maisie Williams y Sophie Turner que son sugestivas, pero nos vamos a centrar en las palabras de George que nos han llamado la atención.

Martin cuenta que “quería chicas también” cuando diseñó a la familia Stark, que sería el centro de su saga. Su idea era crear dos hermanas que fueran “muy, muy distintas” entre sí.

La Edad Media era muy patriarcal. Soy consciente de que no debo generalizar, pues eso me hace parecer un idiota – reconozco que la Edad Media duró cientos de años y fue diferente en diversos países – pero en general las mujeres no tenían muchos derechos, y eran usadas para pactos matrimoniales…Hablo de las mujeres nobles, por supuesto: las del pueblo llano tenían aún menos derechos.

No solamente eso, sino que explica que es la época en que “nace el amor cortés: del caballero galán y la princesa”. Cuenta Martin que “estereotipo de la princesa Disney es el legado de los trovadores del romancero de la época en la Francia medieval”.

arya_y_sansa_stark_1598_863x583

Arya debía ser lo opuesto: una chica a la que “no le gustaban los roles impuestos, que no quería coser sino luchar con una espada, cazar y pelear en el barro”. George explica que ha conocido muchas chicas que tienen “cosas de Arya”, especialmente en los sesenta y los setenta, que no compraban la idea de buscar un marido y convertirse en simples amas de casa. Ese “No quiero ser la señora Smith, quiero ser yo misma” y ese carácter mayo del 68 es parte de la personalidad de Arya.

Pero la parte más mollar y novedosa de la entrevista con respecto a los libros venía cuando era preguntado por el final de la serie y de los libros. Y allí Martin es bastante claro, “con dolor palpable” según el entrevistador.

He sido lento con estos libros. Los puntos principales del final serán cosas que les conté hace cinco o seis años (Nota: fue hace seis). Pero habrá cambios, y habrá muchos añadidos.

No es ninguna gran sorpresa que George se exprese así, pero nos parece relevante la mención a los añadidos. En la entrevista de hace tres semanas mencionaba los arcos de los personajes secundarios y hablaba de “importantes discrepancias”. En este caso esa mención a “muchos añadidos” viene confirmar que la historia de la serie es, claramente, una versión muy simplificada de las novelas.