Cerramos esta colección especial de ensayos obra de Clara Dies, artista e ilustradora que ha trabajado de asistente en la producción de Juego de Tronos. En ellos hemos explicado la importancia del vestuario en esta producción, hablando de la última temporada que hemos podido ver, la séptima. Aquí podéis repasar toda los ensayos de la colección.

El vestuario y su relevancia en Juego de Tronos (parte V)

Game of Thrones Episode 5HBO

 

Por Clara Dies

En la séptima y penúltima temporada de Juego de Tronos hemos visto grandes cambios en la estética general, cosa que ha afectado mucho al vestuario. Estamos ya en la recta final de la serie y tenemos dos mensajes claros: el invierno está aquí, y la guerra también. Todos los personajes reflejan estas dos ideas en sus ropas en mayor o menor grado, pero como norma general podemos ver cómo se oscurece la paleta de colores y aparecen materiales adecuados para resistir el frío (lana, pieles, tejidos tupidos…) o protegerse ante un enemigo (cuero y metal).

Este cambio no es repentino, hemos visto ya cómo esta estética más oscura se introducía progresivamente en el vestuario de algunos personajes como Sansa, Jon, Cersei o Daenerys. En muchos casos se debe a un tercer elemento: el luto. Poniente lleva tiempo perdiendo personajes importantes, y quienes les sobreviven (Olenna, Ellaria, Cersei, Doran…) quieren mostrar su dolor. El resultado de esta combinación de factores supone una nueva etapa en la evolución de la estética de muchos de los personajes.

Rocadragón

Anteriormente sede de la casa Baratheon, en esta temporada Daenerys ha hecho suya la antigua fortaleza de los Targaryen. Tras haber pasado toda su vida huyendo, escondiéndose y después conquistando, vuelve a casa. Es consciente de lo que este hecho supone como cabeza militar en plena conquista, como reina y como Targaryen, y veremos esto en su ropa, la de sus consejeros y la de sus tropas.

Durante esta temporada, Daenerys combina elementos de vestuarios anteriores (la pieza pectoral con hombreras de Qarth, las faldas plisadas de Meereen, las texturas de escamas en sus vestidos de conquista, las omnipresentes botas y pantalones…), siempre en negro, con una capa roja sujeta con una espectacular cadena con las tres cabezas de dragón y un diseño en sus eslabones similar a una columna vertebral. Su pelo cada vez tiene más trenzas, según la costumbre Dothraki de trenzarse la melena tras las victorias, y a todo esto hay que añadirle mangas largas y forros de piel, ya que la temperatura de Poniente en invierno no tiene nada que ver con el calor de Essos. El resultado es un aspecto marcial, serio y agresivo, que deja claro que los Targaryen han vuelto a Poniente con sangre y fuego.

1-ea40uh6jdxchnwskid73zq

 

Missandei y los Inmaculados llevarán una versión similar a las ropas que hemos visto hasta ahora, pero con mangas largas por motivos térmicos, siempre en tonos negros o grises. Incluso los Dothraki que han seguido a su Khaleesi más allá del mar hacen su propia versión de la adaptación al clima, añadiendo pieles y mantas a sus ropas.

11-grey-worm-dons-helmet-ep-3-trailer-scrncap-s7

Tyrion, por su parte, vuelve a llevar ropa de corte ponienti, pero con la paleta de su nueva reina y en un estilo más militar con numerosas piezas de cuero; sin olvidar, por supuesto, el broche plateado de Mano de la Reina. En cuanto a Varys, tras sus disfraces de incógnito en Essos no le vemos recuperar su anterior aspecto ostentoso y extravagante de la corte de Desembarco, sino que abraza el tono oscuro y marcial de Daenerys. El cierre lateral de su chaqueta es el único elemento que distingue su ropa de la del resto, pero por el resto vemos cómo su ropa deja claro de qué bando está.

En esta temporada, además veremos por primera vez a Jorah con armadura y un vestuario propio de un caballero ponienti, dejando atrás su ropa de desterrado en Essos con su icónica camisa amarilla. Aunque no le durará mucho antes de ir más allá del muro, por fin podemos ver al personaje con un aspecto propio en el que, tomándonos alguna libertad, se refleja una segunda oportunidad al volver a Poniente tras su exilio.

Aunque no formará parte de la corte de Daenerys al principio de la temporada, Jon estará en Rocadragón durante casi todos los episodios. Ya lo vimos con su nueva armadura tras resucitar y abandonar la Guardia, con un diseño prácticamente idéntico al de su padre. Ahora, como Rey en el Norte, Jon le añade una pieza pectoral metálica con dos huargos enfrentados, dejando clara su legitimidad.

El tono de sus ropas, siguiendo la temática de la temporada, abandonará los cálidos marrones norteños para ser toda negra o gris. La capa norteña también es otra pieza que se mantendrá presente salvo en una escena: Jon elige presentarse ante Daenerys sin ella, perdiendo mucha presencia. Sin embargo, esta primera imagen encaja con la que da Davos de él: “Éste es Jon Nieve. Es rey en el Norte”. Jon no está en Rocadragón para impresionar a una reina, sino para hablar de la causa norteña y el peligro invasor.

davos y jon nieve

Con la expedición al norte del Muro para capturar a un caminante blanco, vuelven a aparecer las ropas propias de los salvajes, así como el llamativo abrigo blanco de Daenerys. Esta pieza contrasta vivamente con el resto de su vestuario esta temporada y es su versión de la adaptación al Norte; aunque intente integrarse, sigue destacando respecto al resto de gente con la que se pueda aliar. La estructura del abrigo y su diseño, además, forma una suerte de espina dorsal de escamas en tonos crema en la que podemos ver un homenaje a Viserion, el dragón que perderá en ese episodio.

dany

Desembarco del Rey

Cersei cerró la sexta temporada con un más que espectacular final en el que el vestuario diseñado por Michelle Clapton estaba a la altura de la situación y el personaje. Este estilo general de ropa (vestidos negros con mangas y torso ajustados, cuello alto y decoraciones plateadas alrededor de los hombros) seguirá presente toda la temporada con ligeras variaciones, como decoraciones de pinchos y piezas metálicas en la espeluznante escena con Ellaria Arena, o pieles negras en el último capítulo. Esta última pieza parece querer imitar a las capas norteñas, quizá en un intento de aparentar “empatía” con su causa.

Es significativo también que Cersei haya conservado el pelo corto; ya ha pasado suficiente tiempo desde su paseo de la vergüenza como para que volviese a tener algo de su melena Lannister, pero parece haber elegido conscientemente dejar que forme parte de su nueva identidad. La influencia de esta estética parece haber llegado hasta las doncellas de la fortaleza roja, quienes han cortado su pelo (no sabemos si voluntariamente u obligadas) igual que la reina, además de cambiar su anterior uniforme por una versión simplificada del nuevo vestuario de Cersei. En la corte de Desembarco del Rey, en general, vemos también el negro como color predominante.

cersei-s7-ep2-scrncap

Este tono será el que utilice también Euron. Aunque la paleta que hemos visto usar a los Greyjoy es en general de tonos apagados (grises, negros y marrones debido a la cantidad de cuero y ropas preparadas para resistir la intemperie en alta mar), ya sea por estilo personal o por encajar con Cersei, la ropa del nuevo rey Greyjoy es todo cuero negro, con un aire que Michelle Clapton definió como “estrella del rock ochentera”. La locura e impulsividad del personaje se ven reflejadas en sus ropas, con pequeños cortes y detalles que Clapton quería insinuar que había hecho él mismo. La personalidad de Euron destaca esté donde esté, y su ropa no podía ser menos. De hecho, aunque le vemos llevar las mismas capas largas con mangas cortas de los Greyjoy, su vestuario resalta frente al del resto de sus hombres.

13-euron-throne-room-ep-3-trailer-scrncap-s7

Jaime no tendrá grandes cambios en esta temporada, su armadura Lannister sigue siendo su principal pieza de identidad. Pero un detalle muy relevante es que, en el último episodio, lo vemos cubrir su mano dorada con un guante. No tiene motivos reales para hacerlo; al ser una pieza protésica no hay necesidad de protegerla de la intemperie. La clave está en la simbología: la mano fue encargada y diseñada por Cersei, al cubrirla está insistiendo en el rechazo hacia su hermana con el personaje cierra la temporada.

Un personaje que reaparecerá en Desembarco es Gendry, el último representante (ilegítimo) de la casa Baratheon. Aunque sigue siendo un bastardo a efectos legales, su ropa lleva la paleta Baratheon de ocres y negros (con algún marrón ocasional, como Robert), y podremos ver como nueva pieza de armamento el impresionante martillo de guerra con venados decorativos. Bastardo o no, Gendry quiere dejar claro es que es el auténtico hijo de Robert Baratheon.

179303

 

El Norte

En esta temporada, Sansa queda a efectos prácticos como reina en el Norte. El vestuario de este personaje es uno de los que más cambios ha sufrido a lo largo de la serie: ha sido influenciada por su madre, por Cersei, se ha camuflado, ha recuperado su identidad Stark… Ahora, tras haber alcanzado el poder, aparece una nueva faceta de su personalidad que veremos reflejada en su ropa. Sansa ha aprendido el daño que el mundo le puede hacer, y se ha blindado ante cualquier amenaza.

Este blindaje se vuelve casi literal con el estilo de vestidos que veremos en la séptima temporada, con cinturones anchos de cuero y cierres muy apretados, guantes tanto en interiores como exteriores y piezas pectorales que se alargan sobre los hombros, además de llevar colores grises o negros y su ya permanente adorno con la cadena, el aro y la aguja, cuya simbología ya exploramos. Un detalle doloroso de este vestuario es que es tremendamente difícil de desabrochar; si alguien llegase a ponerle la mano encima a Sansa le costaría mucho quitarle una sola capa de ropa.

helen-sloan-hbo-photo-7-1

Tras su vuelta a Poniente y a Invernalia, Arya por fin parece definir un estilo propio sin estar sujeta a las necesidades del camuflaje entre la multitud. En su vestuario veremos una combinación del sentido práctico norteño, la ropa propia de una guerrera con un estilo de lucha ágil y rápido, y el recuerdo de su padre, con faldillas, chalecos y mangas de cuero con el mismo diseño rectangular que llevó Eddard en su momento.

La capa asimétrica con la que la vemos durante toda la temporada es un excelente ejemplo de este nuevo estilo, ya que es una prenda apta para cabalgar, dormir a la intemperie, y su corte permite desenvainar rápidamente el puñal de acero valyrio que le regalará Bran, además de darle una libertad total de movimientos con la mano de la espada (recordemos que la Arya de la serie es zurda). Curiosamente, en una temporada en la que todo Poniente está tomando un giro hacia una estética oscura, Arya, uno de los personajes más torturados y oscuros de toda la saga abraza unos marrones y grises azulados que no veíamos desde la primera temporada. La vuelta al hogar de Arya queda plasmada y definida también en su aspecto.

 Bran, por su parte, simplemente cambia sus ajadas ropas de viaje tras haber estado al norte del Muro por simples ropas norteñas. Como Stark (es decir, como noble), tendría acceso a cualquier lujo disponible en el Norte, pero un personaje tan distante del mundo físico jamás prestará atención a algo así, con lo que tiene sentido que su ropa responda simplemente a la comodidad. Sin embargo, el hecho de volver a la “civilización” tras varias temporadas al norte del Muro ya es suficiente para que lo veamos con un nuevo aspecto, sin nada que ver con el Bran que dejó Invernalia tantos años atrás.

rhaegar

Gracias a Bran veremos también uno de los momentos clave de la historia reciente de Poniente: la boda secreta de Rhaegar Targaryen y Lyanna Stark. En el vestuario de estos dos personajes podemos ver el vínculo entre Viserys y su hermano, particularmente en cómo el primero intentaba parecerse a Rhaegar todo lo posible, imitando su corte de pelo y sus ropas. Si nos fijamos, veremos la espada ligeramente curvada de un sólo filo de Rhaegar, un estilo de arma poco corriente en Poniente. Junto a sus ropas Targaryen, ayudan a hacerle destacar como el personaje tan particular que es.

En cuanto a Lyanna, aunque ya la hemos visto con ropas norteñas en el primer flashback de Bran (siendo una niña), aquí se adapta al sur de una manera muy particular: sobre un vestido vaporoso y ligero lleva un adorno de hojas metálicas desde la cintura hasta el cuello, con la estructura en V de los cuellos norteños (habitualmente hechos sólo con tela bordada). Esto, junto a la paleta azul (recordemos que es el color asociado con Lyanna por las rosas invernales), refuerza su vínculo que nunca desaparece con el Norte.