Weiss y Benioff

La noticia ha quedado opacada por el bombazo que ha supuesto la aprobación de una temporada completa de 10 capítulos del spinoff de Juego de Tronos sobre la historia Targaryen (y la cancelación de la serie sobre La larga noche). Pero en los últimos días los showrunners de Juego de Tronos David Benioff y D.B. Weiss se han visto en el ojo en el huracán por dos eventos consecutivos: unas declaraciones sinceras y reveladoras – y sacadas de contexto en ocasiones – sobre su labor y “suerte” en Juego de Tronos en el Austin Film Festival y su renuncia a realizar una trilogía de Star Wars tras haber sido fichados (por cuentan que en torno a 200 millones de dólares) por Netflix. Vamos con los detalles.

David Benioff and Dan Weiss, creators and executive producers, arrive for the season premiere of HBO's "Game of Thrones" in San Francisco

La noticia más reciente era la renuncia de Benioff y Weiss a realizar la siguiente trilogía de Star Wars después de haber sido contratados por LucasFilm para esa tarea en 2018, cuando aún estaban rodando la última temporada de Juego de Tronos.

Amamos Star Wars. Cuando George Lucas lo construyó, nos construyó también a nosotros. Hablar de Star Wars con él y con el equipo actual de Star Wars fue una experiencia irrepetible, y siempre estaremos en deuda con la saga que cambió todo. Pero hay un número limitado de horas al día, y creemos que no podríamos hacer justicia tanto a Star Wars como a nuestros proyectos de Netflix, así que tenemos que dejarlo.

No tenemos una confirmación oficial de lo que ha pagado Netflix a Benioff y Weiss por ficharles para que abandonaran la HBO tras trabajar con esa cadena desde 2006, aunque Hollywood Reporter hablaba de unos 200 millones. Hasta su fichaje por Star Wars, su siguiente proyecto en HBO iba a ser Confederate, una serie sobre un futuro alternativo en que la Guerra civil norteamericana hubiera sido ganada por el Sur y que había generado mucha controversia ante su anuncio.

Hablando de controversias, Benioff y Weiss ya estaban en el centro de la polémica por unas declaraciones de este pasado fin de semana. Acudieron al Austin Film Festival y dieron una charla sobre su experiencia en Juego de Tronos con algunas frases muy sinceras y reveladoras pero que fuera de contexto han sido polémicas

David Benioff y DB Weiss
David Benioff y DB Weiss

Tenemos el audio completo de la charla, pues existe también un resumen de Needle and a Pen que acudió al evento y estuvo informando de sus declaraciones de manera parcial. La charla es muy larga, pero es realmente interesante.

Hablan de la separación con el material original de los libros como “un divorcio amigable” puesto que se quedaron sin ese material. Aman los libros, pero tenían que hacer su propia historia. La primera temporada es bastante fiel a los libros, explican, pero las siguientes cada vez menos, porque la historia de Martin se va haciendo cada vez más grande:

Cuando estábamos planeando la primera temporada junto a Bryan Cogman, colocamos escenas con cartas poniendo diferentes colores para cada trama. Llegamos a 112 colores y pensamos ¿esto tiene algún sentido? ¿La gente puede seguir esto?

Cuando los libros de George empezaron a crecer había lugares y tramas que debíamos condensar para la serie de televisión. Si hubiéramos incluido todos los personajes de las novelas la gente dejaría de estar involucrado en los Tyrions, Danys y Aryas de los que antes de preocupaban.

Cuenta también el momento en que se reunieron con George R.R. Martin para convencerle de que ellos adaptaran Canción de hielo y fuego. Benioff y Weiss le explicaron que no tenían ninguna experiencia en televisión. Ellos mismos dicen “no sabemos por qué nos confió el trabajo de su vida”.

george martin con benioff y weiss

El primer piloto tenía muchísimos problemas, principalmente de guion. No entienden tampoco cómo pudo salir adelante la serie tras él: “Todo lo que pudimos hacer mal, lo hicimos: guion, casting, vestuario”. Para ellos fue casi como hacer una película de instituto, pues no tenían experiencia por ejemplo trabajando con diseñadores de vestuario.

Conocíamos la historia, conocíamos los personajes y el tono, y cómo queríamos que se sintiera, pero el resto lo teníamos que aprender, trasladar lo que sentíamos a palabras como, por ejemplo, liderar un diseño de producción en la dirección que produjera los resultados que queríamos.

A falta de dos meses del estreno de la primera temporada los capítulos duraban solo 39 minutos, así que tuvieron que inventar – guionizar y grabar – 100 minutos de nuevas escenas para llegar al mínimo requerido. Así nacieron algunas de las mejores escenas de la serie, como las de Robert y Cersei o Jaime y Tywin. Esos minutos adicionales ayudaban a entender mejor a los personajes. Y eran escenas que no aparecían en los libros: fueron sus primeras divergencias frente al material original.

Cuentan también que los actores les ayudaron a diseñar los personajes. Revelan que decidieron escribir ellos todos los guiones “porque no sabían hacerlo de otra manera” y cuando la HBO les invitó a que ampliaran el casting de guionistas contrataron a Bryan Cogman.

fd7bb7a7-247b-4452-bf62-9631b26ee1a0

De manera reveladora, mencionan que querían eliminar todos los elementos fantásticos no imprescindibles para no satisfacer “solo a ese tipo de fan”. El objetivo era que se ampliara la base de público a la que llegar. Las declaraciones en contexto tienen más sentido.

Con el género de fantasía en televisión, en tono es fácil pasarse. En cada escena cambias dos líneas y parece los Monty Python y el Santo Grial. Además, en términos de exposición, con los nombre propios parece casi un juego de Jenga en que si hay demasiados se derrumban. En el primer piloto pusimos demasiados y se derrumbó. Cuando avanzamos, intentamos mantener este tema al mínimo porque no queríamos solo satisfacer a ese tipo de fan. Queríamos que a ellos les gustara, y que a nuestros padres les gustara, y a quienes juegan a la NFL. Queríamos alcanzar una gran audiencia y para ello mantener el tono fantástico bajo control era importante.

Explican también que esa fue su manera de presentar el proyecto a una HBO que en esa época no había hecho ninguna serie fantástica:

Les dijimos: “Esto no es una historia sobre un millón de criaturas luchando contra otro millón de criaturas. Esto es sobre gente”. Nosotros sabíamos, habiendo leído los cuatro libros que existían hasta el momento y pudiendo extrapolar el futuro de la historia, que se iba a convertir en exactamente lo que prometimos a la HBO que no era.

bebe craster caminantes

Se arrepienten de haber mostrado excesiva violencia las primeras temporadas de la serie, como en el Torneo de la Mano. También de mostrar al bebé helado con los Caminantes Blancos por cómo gritó (su madre no estaba precisamente contenta).

Cuentan que las batallas fueron cada vez mejores porque mantuvieron el equipo cada año e iban ganando experiencia, especialmente trabajando junto a Miguel Sapochnik. Hablan de cómo el director iba centrando las batallas en punto de vista para que parecieran más reales.

No acostumbran a leer las opiniones de los fans, aunque Weiss leyó las reacciones tras el final y le apenaron. Aunque por ejemplo escogieron a Jason Momoa como Khal Drogo después de visitar webs de fans que imaginaban el casting para Juego de Tronos. Pero valoran que si se hubieran fijado demasiado en ellas se habrían vuelto locos.

Las cosas buenas se hacen en grupos de personas. La serie no fue hecha por dos o cuatro personas, sino por doscientas, esencialmente, trabajando juntos. Pero no sé el valor que tendría un comité de diez millones de personas.

 

Jason Momoa
Jason Momoa

De manera muy significativa, explican que no intentaron adaptar todos los elementos del libro y asimilar sus elementos principales. Eran demasiado grandes, así que se centraron en intentar mostrar escenas: el tema de la serie es el poder. En contexto, de nuevo la frase tiene más sentido.

Hay un famoso poeta ruso que leyó un poema y cuando alguien en la audiencia le dijo “¿me lo puedes explicar?” leyó el poeta de nuevo como respuesta. Canción de hielo y fuego es una historia tan compleja que no creo que jamás intentáramos condensarla. Tienes una especie de respuesta preparada “es una serie sobre poder y familia”, y eso es cierto, es sobre poder y familia. Pero creo que es también cierto que dos series pueden tener los mismos temas y ser muy distintas, una ser buena y otra mala, y honestamente es sobre las complejidades que intentan mostrar, es sobre los personajes. Intentar reducirlo a un solo aforismo no ayuda. Hay otros escritores que conozco y respeto que lo sienten de manera muy distinta y operan diferente, pero no es como trabajamos nosotros.

Hablaron también sobre cómo trabajan los guiones. No hay una sala de guionistas, sino que se dividen los guiones, uno con la primera mitad y otro con la segunda y luego se los intercambian para revisar. Cuestionados por la ausencia de mujeres y de minorías en la sala de guionistas, se defienden explicando que no tienen una sala como tal, que Vanessa Taylor escribió capítulos pero luego no se involucró más (marchó para hacer el guion de La forma del agua) y que ellos querían que los guionistas fueran también parte del equipo de producción.

tyrion-juego-de-tronos-8x05

Explican que la última temporada estaba marcada por la brutalidad y por los pocos personajes vivos que quedaban. Tenían claro cuál iba a ser su final.

Para hacer las revelaciones ellos estaban centrados en subvertir las expectativas. Por ello mataron a Joffrey en un segundo capítulo de temporada o que Sansa y Arya mataran a Meñique. Las necesidades del casting y de los actores también influían en qué personajes debían matar.

Estaban muy nerviosos cuando fueron a presentar el proyecto a la productora de HBO Carolyn Strauss. Lo último que explican es que no había manera de resumir una historia tan grande a ejecutivos que no iban a leerse las 5000 páginas de los libros así que intentaron convencerles de que aprobaran el piloto más que la serie entera. Hicieron una vaga descripción de la misma a los ejecutivos: “no había una manera de resumir la historia, así que no lo hicimos”

Todas estas declaraciones, fruto también del resumen en tuits con frases fuera de contexto, han causado mucha controversia por las oportunidades que han tenido pese a no tener experiencia, sus errores con el piloto y la falta de diversidad y más voces y control en la sala de guionistas. Pero tampoco podemos olvidar que ellos convencieron con su pasión a George R.R. Martin y la HBO para crear una serie que se convertiría en la más popular del mundo y más premiada de la historia.