Fragata de Blas de Lezo remolcando al buque británico "Stanhope". Pintura de 1770.

En esta entrada voy a hablar de otra posible inspiración histórica, en este caso de la rica historia española, en la que George R.R. Martin pudo basarse a la hora de escribir sobre Tyrion Lannister. Y es que he encontrado ciertas similitudes entre el hijo menor de Tywin Lannister y Blas de Lezo, teniente general de la Armada Española.

Fragata de Blas de Lezo remolcando al buque británico "Stanhope". Pintura de 1770.
Fragata de Blas de Lezo remolcando al buque británico “Stanhope”. Pintura de 1770.

Todos conocemos lo inteligente que es Tyrion. Una de sus mejores estrategias fue la que llevó a cabo en la Batalla del Aguasnegras, cuando utilizó un barco lleno de fuego valyrio como trampa para los barcos de Stannis Baratheon. No hace falta que os cuente cómo acabó aquello, pues todos lo tenemos en mente, allí ardió hasta el agua.

Bien, pues Blas de Lezo es considerado como uno de los mejores estrategas de la historia de la Armada Española. Precisamente se ganó esa fama porque sus estrategias eran muy ingeniosas y, en cierto modo, se parecen a las de Tyrion. Un de ellas, interesante de destacar aquí, consistía en dejar paja ardiendo sobre la superficie del mar para así crear una densa cortina de humo que ocultaba a los navíos españoles de los ingleses, pudiendo así escapar de ellos. Otra de sus “innovaciones” fue cargar sus cañones con unos casquetes de armazón delgado con material incendiario dentro, que, al ser disparados, prendían fuego a los buques británicos.

El almirante Don Blas de Lezo. Museo Naval de Madrid.
El almirante Don Blas de Lezo. Museo Naval de Madrid.

Los Mediohombres

Ahora hablemos de apodos. A Tyrion le apodan el Gnono o el Mediohombre debido a que es enano. Ahora viene lo que os dejará con el culo torcido, durante una época de su vida a Blas de Lezo le apodaron como el Almirante Patapalo, porque durante la Guerra de Sucesión Española perdió la pierna izquierda por culpa de las graves heridas que le produjo una bola de cañón. Le amputaron la pierna, sin anestesia, por debajo de la rodilla. También durante esa misma guerra, mientras defendía la fortaleza de Santa Catalina de Tolón, perdió un ojo tras el impacto de un cañonazo en la fortificación, esta vez por una esquirla que se le aloja en el ojo izquierdo y que explota en el acto. Y no os penséis que ha acabado la cosa, porque durante los últimos retazos de la guerra, y mientras participaba en el asedio de Barcelona, recibió un balazo de mosquete en el antebrazo derecho, quedando la extremidad sin apenas movilidad hasta el fin de sus días. Por las muchas heridas que sufrió el pobre hombre a lo largo de su vida militar se le apodó como el Mediohombre.

No se si George R.R. Martin se inspiró en el gran Blas de Lezo. Está claro que Tyrion es un personaje con mucha mayor profundidad de la que hemos expuesto aquí, pero ahí están las similitudes entre un personaje y otro. Lo que sí sabemos es que a George R.R. Martin le encanta España y su historia… no os digo nada y os lo digo todo.

  • Dors

    ¿Es por eso que Tyrion fué durante un tiempo “Maestro de la Moneda” en Desembarco del Rey”? ¿Otro guiño? 😉

  • Rubén

    En esa moneda conmemorativa inglesa que has puesto se puede ver a Blas de Lezo con ambas piernas, arrodillado ante Vernon y entregándole su espada. La leyenda dice: “The pride of Spain humbled by Ad. Vernon”, es decir, “El orgullo de España humillado por el almirante Vernon”.
    Jajaja, menudo: ¡zas en toda la boca! para los ingleses.

  • Dracarys

    Y en el enlace de la wiki dice que los nombres de dos de sus seis buques eran el “dragón” y el “conquistador”, qué bueno! Jejeje

  • Adolfo GL

    Es absurdo, juego de tronos fue escrita antes de 1996, en 1996 Blas de Lezo era un atentico desconocido dentro y fuera del mundo académico, se hizo popular a raiz de una novela histórica ” Don Blas de Lezo. Defensor de Cartagena de Indias” escrita por el colombiano Gonzalo Quintero Saravia en 2002, antes de esa fecha solo los especialistas en historia militar española del siglo XVIII conocian a Blas de Lezo y dudo muchisimo que un escritor de ciencia ficcion como Martin tuviese noticias de Lezo antes de empezar a escribir sus novelas en los 90.